SECRET WARS: Guía-Resumen de los Vengadores de Jonathan Hickman

Todo muere.
Vosotros. Yo. Todos en este planeta.
Nuestro sol. Nuestra galaxia. Y, finalmente, el universo mismo.
Simplemente, así son las cosas.
Es inevitable… y lo acepto.

—Reed Richards—

Con este ominoso discurso daba Jonathan Hickman el pistoletazo de salida al relato que determinaría el futuro del universo Marvel desde sus rincones más oscuros, física y moralmente. Siete hombres en una habitación oscura decidiendo el destino de un mundo sensible al paso del tiempo, que se degrada, que agoniza bajo el plan que le tenía guardado la providencia desde el otro lado. Siete gemas para desequilibrar la balanza trucada de la realidad. Y un aciago final vaticinado desde el brillante comienzo.

Y es que al principio no había nada, y a la nada… a la nada le siguió todo.

…Y SE HIZO LA LUZ
El camino del hombre recto

“Empezó con dos hombres. Empezó con una idea.”

En el amanecer de los tiempos sólo vivían los Constructores, adoradores de la Diosa, de Infinito, hermana de Eternidad, las dos partes de la representación física del Universo. A su imagen diseñaron la realidad hasta que consideraron obsoleta la estructura y desarrollaron nuevos sistemas. El primero de esos sistemas fueron los Aleph, los Jardineros que vagaban por el espacio en busca de mundos dignos del progreso, purificando (es decir, arrasando) aquellos que no lo fueran. Los afortunados verían nacer del Aleph dos semillas antagónicas, las dos caras de una misma moneda, el yin y el yang de una divinidad prediseñada: los Ex-Nihilo, creadores de vida, y los Abismos, el caos que equilibra la balanza o, en otras palabras, Historia, Tiempo, el Árbol del Conocimiento. Las semillas de cada Aleph son distintas de la de otro, puesto que la vida es caos y así debe afrontarse el Jardín (del Bien y del Mal) que se establece en la génesis de cada mundo.

Durante cientos de millones de años este Sistema se ha mantenido activo frente a la llamada de lo vivo, eliminando lo insustancial y premiando la trascendencia, hasta diluirse en la enormidad del cosmos y dar lugar a nuevos sistemas que hicieron de los Constructores y su proyecto un eco del pasado… Y entonces, la nada se abrió paso. Unas fauces turbulentas que consumieron los soles dadores de vida, y que envolvieron todo en la noche con el advenimiento de Rabum Alal, el Destructor de Mundos, la muerte acelerada del universo.

“Oh, Diosa. Sálvame de lo que este mundo exige. Sálvame de los hombres rectos.”

Y el cielo se tiñó de sangre bajo el trono de la Ciudad Oculta, y los Sacerdotes Negros descendieron con la Palabra, y la Palabra era destrucción. La niña Yabbat Ummon Tarru, tercera hija del soberano, tomó la Gran Llave de su hermano, el príncipe heredero, y escapó de su mundo consumido accediendo a la Librería de los Mundos, un regalo de los Reyes de Marfil. Allí fue recibida por las grandes damas, que la convirtieron en una de ellas, un Cisne Negro, servidora de Rabum Alal, a cambio de cumplir una cuota: Wardum Uggae, la rueda imparable que lo consume todo, la destrucción de unos pocos mundos para salvar otros.

Mientras tanto, en la Tierra 616, el Capitán América es encontrado bajo el hielo por los Vengadores. Años después, nace la idea: “Tenemos que ser más grandes”. Creados para hacer frente a las amenazas que un solo héroe no puede detener, los Vengadores se plantean ir más allá, dando forma a un sistema de emergencia que reúna a un elenco aún mayor contra aquellas situaciones en las que un único grupo de héroes se quedaría pequeño. Y entonces llegó ella…

EN LA CIUDAD DE LOS MUERTOS
El crepúsculo de los héroes

“Si te dijera que he venido aquí a matar un mundo, ¿tratarías de impedírmelo?”

De entre las cenizas de una Wakanda arrasada por Namor durante su posesión por la entidad Fénix, la última generación de guerreros de la nación africana trata de probarse a sí misma cuando se produce un inexplicable fenómeno: un planeta sorprendentemente familiar se dispone a colisionar con la Tierra. De él desciende una cohorte de ¿salvadores? encabezada por Yabbat, Cisne Negro, que explicará las nuevas reglas del juego a Pantera Negra: están ante una Incursión, el choque de dos realidades paralelas cuyo punto de colisión es el planeta Tierra de ambos universos, y sólo dos resultados son posibles, a saber, la destrucción de ambas realidades, o la salvación de una a cambio del sacrificio de la otra. Wardum Uggae. Y un único responsable, que envía a Cisne Negro como juez, jurado y ejecutor: Rabum Alal.

A pesar de los esfuerzos de T’Challa, la servidora del Destructor de Mundos acabará con la realidad que trata de colisionar con el universo 616, pero esto es sólo el principio del fin. Así, Pantera Negra reunirá en la Necrópolis wakandiana a los Illuminati, guardianes secretos de las Gemas del Infinito: Steve Rogers, Tony Stark, Reed Richards, Stephen Strange, Rayo Negro, y su enemigo jurado Namor; en el lugar del difunto Charles Xavier, Hank McCoy, la Bestia, será el representante mutante. ¿El motivo? Ésta es sólo la primera de las incursiones que sufre la Tierra 616, las cuales están acabando con el multiverso mediante la colisión de realidades. ¿Qué pueden hacer los autoproclamados héroes cuando la única vía de escape conocida es el asesinato o la propia muerte?

“Sí, es masivo. Sí, es la noche. Pero nosotros damos forma al mundo, no él a nosotros.”

Mientras el resto de los Illuminati empiezan a aceptar que llegará el momento de hacer “lo impensable”, el Capitán América se niega en redondo siquiera a contemplarlo y trata de buscar el medio de salvar sus almas: emplear las Gemas del Infinito para repeler la Incursión, reensamblando el Guantelete. Con la segunda incursión, esta vez en Pakistán, el plan funcionará, al tiempo que destruirá toda esperanza: el exceso de poder necesario para impedir la colisión provocará la destrucción de las Gemas, con la única excepción de la Gema del Tiempo, que simplemente desaparecerá.

Si las tensiones dentro del no-equipo ya estaban a flor de piel debido a sus distintas motivaciones y a una flexibilidad moral no compartida por todos, el fracaso de Rogers y, por tanto, la aparente condenación del universo, resultante de la pérdida del comodín definitivo que representaba el Guantelete, será la gota que colme el vaso. Todos están dispuestos a hacer lo que sea necesario por salvar su universo. El fin justifica los medios. Una frase, una sentencia con la que sólo uno de sus integrantes es incapaz de tragar desde que luchó en la Segunda Guerra Mundial. ¿Qué remedio queda?

“Os compadezco. Creyendo que tenéis algo que decir sobre cómo terminará todo esto…”

Con el Capitán América fuera de la ecuación, las ataduras morales se aflojan y comienza la preparación para “lo impensable”: Stark diseña una esfera Dyson alrededor de la Tierra, el Martillo de Sol, que servirá de armadura planetaria; Richards y T’Challa retrodiseñan la bomba de antimateria de Cisne Negro; y el Doctor Extraño comienza a estudiar la invocación de Blu’Dakkor del temible Libro de Sangre. Pero ya es demasiado tarde, y las incursiones se atropellan: en la tercera, Galaktus devorará uno de los mundos en colisión (y los Illuminati capturarán a su heraldo, Terrax); pero en la cuarta, los cielos no se tornarán rojos, sino azules, una abominación a ojos de Cisne Negro: Sidera Maris y la llamada a los Cartógrafos.

Sidera Maris, el infierno azul

Es en este punto en el que descubrimos que en esta guerra contra lo imposible hay aún otro bando más, igualmente afanado en la destrucción universal por otros motivos. El hecho de que Yabbat considere poco menos que blasfemia este otro tipo de incursión viene del hecho de que no es Rabum Alal quien controla este infierno azul, sino otros jugadores con más piezas sobre el tablero: el papel de los Sidera Maris, Constructores de Puentes, es el de servir de marcadores en un mapa a los que siguen los Cartógrafos, catalogando mundos para su consumición; tras acabar con todo rastro de vida de cada planeta, los Cartógrafos lo abandonan y esperan a que los Sidera Maris lleguen a un punto de incursión; en ese momento, éstos abren brecha, detonan el viejo mundo y envían un fragmento del mismo al nuevo planeta para que ejerza de marcador para la nueva llegada de los Cartógrafos. La labor sagrada de Rabum Alal y sus Cisnes Negros es, aparentemente, evitar la consumición de dichos mundos… mediante su destrucción.

Pero no es éste el único detalle importante de la cuarta incursión: su epicentro es Latveria, y quienes repelen a los Sidera Maris son Kristoff Vernard y Victor von Doom, que se incorporará al telón de fondo de la Tierra 616 en la lucha por entender y detener su destrucción. Así, aunque aparentemente el planeta muerto había sido detonado antes de ser liberado su marcador, son los soldados del dictador latveriano quienes lo hallarán, dando el pistoletazo de salida a la odisea del Doctor Muerte.

UN MUNDO DE VENGADORES
Medianoche en el jardín del bien y del mal

“Y empezó con dos hombres. Uno era vida. Y uno era muerte.”

Tras la destrucción de las Gemas del Infinito y la confrontación entre los Illuminati y el Capitán América que concluyó con el borrado de memoria de Steve Rogers, la maquinaria vengadora no podía quedar desengrasada ante las grandes amenazas que se cernían sobre el planeta Tierra. “Tenemos que crecer”, le dice un hipócrita y manipulador Tony Stark a un Rogers recién levantado, con sus recuerdos entremezclados con sueños. Así, Stark desarrolla un sistema vengador por el cual se suma al núcleo duro del equipo, toda una serie de reservistas antiguos y modernos escogidos a dedo por sus habilidades específicas para trabajar en circunstancias muy concretas y adecuadas a sus talentos. Pero las más importantes adiciones al grupo serán tres (o dos más una).

El primero de ellos, Hiperión, trasunto marvelita de Superman (alienígena llegado a una Tierra tras la destrucción de su planeta original y alimentado con valores morales y éticos de preservación de los más débiles por una nueva figura paterna) que, tras una incursión de Rabum Alal que acabó con su universo, vagaba por el Espacio Salvaje (la Nada entre universos) hasta que fue arrancado del mismo por los científicos de IMA y traído a nuestra Tierra. La segunda es Pegadora, o mejor dicho, Isabel “Izzy” Kane, nieta del Capitán Terror, que encontró las gafas del Pegador Shi’ar original, absorbiendo sus poderes y siendo reclutada para la Guardia Imperial; se unirá a los Vengadores debido a los avances de la raza de los Constructores originales en su ola de “purificación” de mundos.

Y finalmente, la pieza más importante de la nueva máquina vengadora: la Capitana Universo, representación del mismo hecha carne, en el cuerpo de Tamara Devoux, una mujer que sufrió un accidente de tráfico hace diez años y se ha mantenido en coma hasta convertirse en el inestable avatar de la Madre cósmica. ¿El motivo? La Tierra 616 será, como ya sabemos, el vértice en el que se decidirá el destino del universo.

“Aquí se decidirá la vida y la muerte de todo… así que aquí debía encarnarme.”

Con el equipo construido, la formación oficial viaja a Marte ante la aparente amenaza de un Aleph y sus semillas, Ex-Nihilo y Abismo, que han decidido terraformar el planeta rojo para crear un Jardín del Edén mientras la Tierra queda marcada para la purificación. Sin embargo, el Ex-Nihilo opta por salvar a la humanidad forzando su evolución, para lo cual, por un lado, crea a su Adán a imagen de cómo debería ser el ser humano óptimo de la nueva Tierra, y por otro, lanza varias Bombas de Origen al planeta azul con diferentes virus cuya función es adaptar el planeta a los estándares de los Constructores. Derrotados la primera vez, sólo el Capitán América podrá regresar al planeta y enviará de vuelta un equipo mayor, en el cual está la Capitana Universo, inmediatamente identificada por Ex-Nihilo y Abismo como la Madre celestial.

Sometida caóticamente a la entidad cósmica, Tamara deja paso a Universo y anuncia a los hermanos que los Constructores y sus acciones son un sistema obsoleto, y deben abandonar su misión y centrarse en crear algo hermoso, su Jardín, en Marte, algo que suponga aceptar el cambio en el sistema (y que el Aleph no podrá entender, siendo eliminado de la ecuación). Como legado, los Vengadores volverán a la Tierra con su Adán, que presagiará otro acontecimiento cósmico conocido como el Evento Blanco, el último de esta realidad, un sistema universal de defensa planetaria que dará lugar a los poderes de Adán como Máscara Nocturna, y a una nueva encarnación de Marca Estelar, un ser con el poder de proteger o destruir el mundo.

“La Marca Estelar es un arma para proteger a un pueblo mientras avanza hacia un cambio.”

Este sistema, debido al desgarro del tejido espacio-temporal provocado por las incursiones, se ha roto y, defectuoso, deja a la Tierra con Máscara Nocturna y Marca Estelar como única línea de defensa. Además, la inexperiencia del primero, para manejar el terrible poder que le ha sido otorgado a su encarnación, Kevin Connor, le llevará a empeorar la situación del planeta hasta que lo controle. Por esta razón, los Vengadores lo confinan a la plataforma ultraplanetaria del Martillo de Sol bajo la tutela de Adán. Mientras tanto, la última de las bombas de origen de Ex-Nihilo resultó en una crisálida que, siendo tomada por IMA, se convirtió en el único foco sin controlar por los Vengadores o S.H.I.E.L.D. y al abrirse lanzó un mensaje a las estrellas: el llamado a los Constructores.

FRENTES INFINITOS
Primer paso hacia la autodestrucción

“Así es como comienza el final. Lo que somos… y lo que seremos.”

La calma que precede a la tormenta. Las palabras de Cisne Negro permanecen crípticas mientras comparte prisión en la Necrópolis con Terrax. Richards y Extraño son interrogados por un Doom iracundo sobre la incursión latveriana. Y Stark recibe el augurio apocalíptico definitivo en su periplo galáctico: el Tribunal Viviente, juez cósmico y personificación del equilibrio universal, ha muerto. La estructura primordial del universo está muriendo: el planeta, las estrellas, la galaxia, y hasta las propias leyes fundamentales de la física. ¡Oh, vosotros los que leáis, abandonad toda esperanza!

Pero todo a su tiempo, ya que los Vengadores de Rogers, unidos a S.W.O.R.D. en el Pico, deberán hacer frente antes a la amenaza de los Constructores, que en pos de arreglar su sistema condenado, buscarán destruir el planeta Tierra para detener las incursiones en este universo. Así, Ex-Nihilo, Abismo, Marca Estelar y Máscara Nocturna deberán unirse a las filas de la maquinaria vengadora. Sin embargo, por si no hubiera suficientes frentes abiertos, Wakanda declarará la guerra definitivamente a Atlantis, con T’Challa distrayendo a Namor en la Necrópolis mientras el ataque tiene lugar, y aún más importante: conociendo la destrucción de las Gemas y habiendo sido informado de la mudanza cósmica de los Vengadores para hacer frente a los Constructores, Thanos decidirá invadir la Tierra, enviando a su Cull Obsidian, la Orden Negra, para allanar el camino.

“La Tierra, veréis… no tiene Vengadores.”

Es entonces cuando conviene fijar la vista en el último de los Illuminati, Rayo Negro, que en Attilan ha conformado dos proyectos junto a su hermano, Maximus el Loco: por un lado, una dimensión de bolsillo en la que penetrar para poder comunicarse con sus aliados sin temor a que su poder, la voz que puede derrumbar una montaña, sea un impedimento; y por otro, una nueva bomba de Terrigénesis, el catalizador de la transformación inhumana de aquellos con los genes de esta especie evolucionada. Al respecto, una de las demandas del invasor Thanos, el Tributo, es el sacrificio de todo inhumano de entre 16 y 22 años de edad, debido a que un hijo de Thanos está entre ellos…

Así, mientras Rayo Negro prepara Attilan para lanzar la Terrigénesis, el Titán Loco enviará a su general, Corvus Glaive, a realizar el papel de segador en una carrera con Stephen Extraño, poseído por otro Cull Obsidian, Fauces de Ébano, en busca del vástago de Thanos. Mientras tanto, la llegada de los Constructores formará extraños compañeros de cama con los ejércitos Kree, Shi’Ar, Spartax, Skrull, Nido y Annihilus aliados y unidos a la alineación espacial de los Vengadores en una serie de maniobras de distracción, engaño, traición, pequeñas derrotas y grandes victorias que culminará, como es lógico, con la victoria del bando de los héroes… que supone también la condenación del universo.

“T… tú… tú no lo entiendes… Esto… Esto significa… que todo morirá…”

En el frente terráqueo, la invasión de Thanos llegó también a Wakanda, llevándoles a descubrir las bombas de antimateria y los peculiares prisioneros de los Illuminati, aunque el ataque será repelido. Pero Attilan no sufrirá la misma suerte: previamente evacuada por orden del monarca, Rayo Negro detonará la bomba de Terrigénesis partiendo su reino en dos sobre el planeta y liberando las nieblas terrígenas como mecanismo de defensa. Esto provocará que todo aquel con genes inhumanos, lo supiera o no, comience su metamorfosis, quedando envueltos en una crisálida de la que emergerán, si sobreviven, transformados en seres con poderes muy diversos. Será en Groenlandia donde tenga lugar la batalla final: allí, en una reserva oculta de inhumanos sin evolucionar, se ocultaba Thane, hijo de Thanos, que en su metamorfosis acabará involuntariamente con todos los habitantes de la ciudad.

El enfrentamiento entre los Cull Obsidian restantes y los Vengadores retornados del espacio se resolverá con la caída de los primeros, aunque Thanos sigue obsesionado con acabar con su hijo (el adorador de la Muerte no concibe la idea de traer vida a este mundo). Su destino será bien otro: tras ser convencido por Fauces de Ébano para renegar de su destino, Thane congelará en ámbar a su padre, la muerte en vida, sumando otro ejemplar a la galería de prisioneros de la Necrópolis.

“Lo que acabáis de vivir, tan sólo tenía apariencia de finalidad… le faltó su efecto.”

La victoria es absoluta y en todos los mundos se conocerá el nombre de los Vengadores como protectores del universo. Sin embargo, el sabor de la derrota no puede borrarse de la mente de los Illuminati. Tras haber destruido su patria y ocultado a su mujer Medusa, nueva regente de Attilan, sus planes de terrigénesis, Rayo Negro desaparecerá junto a su hermano; el Doctor Extraño se confinará en su Sanctum Sanctorum para entregarse al estudio de la Biblia de Sangre; T’Challa será desterrado a la Necrópolis tras conocer su hermana Shuri, reina de Wakanda, sus tratos con Namor; y los demás miembros del grupo continuarán con sus labores de preparación para el juicio final.

REORDENANDO EL TABLERO
La parábola del sembrador

“El planeta errante está embebido en la Tierra. Ahora ambos ocupan el mismo espacio.”

Desde el año 3030, el Iron Man de ese tiempo viaja al presente para advertir a los Vengadores de la llegada de un planeta errante en curso de colisión con la Tierra: fue lanzado desde 5000 años en el futuro para prevenir en nuestro tiempo la destrucción de la realidad. Con la ayuda del Stark del cuarto milenio, la amenaza entrará en fase y atravesará la Tierra sin consecuencias, pero a cambio los Vengadores obtendrán una nueva arma en su guerra imposible: ambos mundos comparten espacio y Tony Stark recibe el mando que permitiría de nuevo emplear el planeta como proyectil si fuera necesario.

Mientras tanto, en la isla IMA siguen haciendo prospecciones en el Espacio Salvaje del multiverso, enviando Adaptoides como exploradores que, en última instancia, tomarán conciencia, evolucionarán y adoptarán un aspecto sospechosamente similar al de los Cartógrafos, a los que se unirán definitivamente cuando encuentren su lugar de origen. Pero antes, a través del portal de IMA cruzarán contra su voluntad los Vengadores Tiranos: el General América, el Quincallero (Iron Monger), Thorr el Indigno, la Avispa y un Hulk controlado por ellos. Una vez derrotados, el Banner 616 se hará pasar por su contrapartida oscura e, infiltrado en IMA, descubrirá los mundos en colisión y la proximidad del fin del mundo. Tony Stark le debe una explicación.

“¿Cuánto tiempo creéis que podéis seguir haciendo esto antes de que os descubran?”

Y si bien Stark acaba sucumbiendo al interrogatorio y Banner se une a los Illuminati para preparar un Destructor de Mundos recuperado de la guerra contra los Constructores, otro Vengador no reaccionará del mismo modo al conocer lo que han estado llevando a cabo: bien por los secretos liberados tras la explosión del ojo de Uatu durante Pecado Original, bien por el progresivo descontrol de Stephen Extraño sobre sus poderes, el Capitán América ha recordado todo lo ocurrido, juntando todas las piezas de sus pesadillas relacionadas con los Illuminati. Reuniendo a un espartano grupo de fieles vengadores, Rogers confrontará a Stark en su taller cuando la Gema del Tiempo perdida se materializará y fragmentará en la mano del Primer Vengador…

Los presentes, lanzados 50 años en el futuro, serán interceptados por la Unión de Vengadores, cuyo Ojo de Halcón, ya anciano, advertirá de los saltos temporales que van a experimentar y de cómo al final del trayecto a Steve se le presentarán dos opciones, unirse a Stark o mantenerse al margen, pero Rogers tendrá la opción no planteada de mantenerse en su lucha contra él y sus acciones. Siendo Tony devuelto al presente, la Gema del Tiempo repetirá el proceso y los demás viajarán 500 años en el futuro. Es en este tiempo, con la Tierra convertida en el planeta Ultrón, el robot genocida en el trono de Odín y Thorr el Indigno a su lado, cuando una bomba para el futuro será implantada en el cuerpo del Capitán América y la Gema reaparecerá, perdiendo en el salto a Thor e Hiperión. 5000 años adelante, les espera Franklin Richards con respuestas sobre el planeta errante que atacó la Tierra y acerca de la odisea de Rogers, que en el último salto de la Gema se quedará solo, 50000 años después del presente. Lo que queda es un mundo conceptual con la Viuda Negra convertida en una Inteligencia Artificial global que tratará de purgar a Steve como último remanente del pasado, momento en el que el injerto del planeta Ultrón entrará en contacto con el sistema haciéndolo saltar por los aires y dejando al Capitán América fuera del tiempo.

“No sólo eres un hombre fuera de su tiempo, Capitán. Eres una ideología extinta.”

Entonces se le presentarán a Rogers las dos vaticinadas opciones en boca de la Santísima Trinidad de los viajes en el tiempo: Iron Lad, Kang el Conquistador e Immortus. Negando por última vez la ayuda a cambio de la preservación del universo, Steve regresará a la Tierra para hacer públicas las actividades de los Illuminati, que en este punto tomarán un nuevo giro dramático. En la Necrópolis, Richards y Bestia han desarrollado un método para observar otros universos y, lo que es más importante, el pasado de los mismos, permitiéndoles estudiar a sus habitantes y cómo hicieron frente a las incursiones. Varios de esos mundos paralelos están siendo atacados por un culto conocido como los Sacerdotes Negros, mientras el Doctor Extraño vende literalmente su alma a cambio de una oscura omnipotencia.

Y es que la siguiente incursión, tal y como podrán observar con antelación, es la de un mundo de héroes, de hombres buenos, un mundo de iconos… un trasunto de la Tierra de DC Comics, con una versión libre de la Liga de la Justicia, la Gran Sociedad, que les supondrá el gran dilema de la función: nunca habían acabado voluntariamente con un mundo poblado, y mucho menos un mundo que merece vivir tanto o más que el que pretenden salvar… En la batalla por la incursión, mientras las bombas de antimateria son colocadas en su lugar, los héroes deberán transformarse en villanos para hacer frente a los héroes auténticos, resultando en terrible metáfora la liberación de todo el nuevo potencial de Extraño invocando a una entidad lovecraftiana que acabará con la vida de la Sociedad. ¿Pero quién será capaz de detonar las bombas? Todos los Illuminati se niegan ante el horror, aceptando la muerte antes que perder su último pedazo de alma. Todos… salvo Namor.

“¿Cómo osáis poneros vosotros y vuestra moral por encima de las vidas de todo ser vivo?”

Como es lógico, ésta será la gota que colme el vaso, con T’Challa prometiendo acabar con Namor después de que, esta vez sí, le haya arrebatado todo. Pero otra incursión está ya en camino, no hay tiempo de reaccionar, y tampoco ánimo: los Illuminati deciden asumir su final definitivo, pasando sus últimas 8 horas de vida en diferentes estadios del duelo. No más bombas de antimateria, no más maniobras rocambolescas para salvar su realidad, no más preocupaciones… sólo aceptar la muerte sabiendo que hicieron todo cuanto estaba en su mano, incluso a cambio de su propia humanidad. La cuenta atrás termina y… nada ocurre. Los Illuminati se reúnen. Namor ausente. A espaldas del grupo, Namor pactó con Cisne Negro, Máximus, Terrax, Thanos y dos de sus generales una maniobra alternativa: convertirse en asesinos de mundos. ¡Álcese la Cábala!

TODO MUERE
Bienvenidos al fin del mundo

“El horror de todo ello se ha tornado sobrecogedor… empiezan a percibir mi recelo.”

Establecido un nuevo status quo, con la Cábala destruyendo mundos en incursión, los Illuminati declarados enemigos públicos, y el resto de Vengadores divididos, se produce un salto de 8 meses en el que éstos se repartirán entre las filas de una S.H.I.E.L.D. que trata de detener a Stark y compañía, y un equipo de Vengadores liderados por Roberto DaCosta, Mancha Solar, que ha comprado IMA para redirigir sus recursos hacia impedir las incursiones. Con los Illuminati a la fuga, Namor sopesa el error de liberar a las fuerzas de destrucción que conforman la Cábala, más sanguinarios con cada ataque, habiendo conquistado Wakanda y la Necrópolis donde tienen a Stark preso, y el atlante decide reunirse con Victor Von Doom en busca de ayuda y consejo. El dictador latveriano lo rechazará, aparentemente herido en su orgullo, pero Doom tiene su propia agenda, trabajando con el Pensador Loco para catalogar los mapas de los Cartógrafos y, con ayuda del Hombre Molécula, poder explorarlos en busca del origen de las incursiones.

Paralelamente, IMA también ha desarrollado la tecnología para viajar a través del multiverso en busca de la raíz del problema. Así, un equipo de Vengadores desvelará finalmente la naturaleza de los Sacerdotes Negros que parecían estar detrás… hasta que descubran que su líder es Stephen Extraño, la sublimación del poder de los Sacerdotes, quien les explicará que ellos no son más que otra línea de defensa que trata de encontrar a Rabum Alal, el Destructor de Mundos, y a los enigmáticos Reyes de Marfil para salvaguardar la realidad. Cada grupo irá en busca de uno de los culpables de las incursiones, y ambos encontrarán respuestas no deseadas

“Cara, matas a los Reyes de Marfil. Cruz, matas a Rabum Alal. Que el caos sea tu guía.”

El resto de Vengadores de DaCosta ejercerán de mediadores entre el bando del Capitán América/S.H.I.E.L.D. y los acorralados Illuminati, aunque quien salvará el día será Sue Storm, infiltrada en el primer grupo y fiel a su marido, revelando también las cartas de Medusa, Rayo Negro y Namor unidos a sus antiguos compañeros en los últimos días del universo. Asumiendo su culpa, el atlante accedería a preparar una trampa para frenar la ola de destrucción de la Cábala, recluyéndolos en un planeta que será desintegrado. A la hora de la verdad, la trampa se volverá contra él cuando T’Challa, el hombre que juró que acabaría con Namor, lo apuñala y liga su destino al del grupo de Thanos, detonando el mundo deshabitado. Pero en el último momento, la Cábala descubrirá un segundo punto de incursión de esa misma Tierra y saltaría al segundo planeta: la Tierra Ultimate.

En la Necrópolis, Stark es liberado por los Illuminati antes de la llegada de Rogers para evitar el conflicto, y a continuación reciben dos noticias terribles: por un lado, la doble incursión fue debida a una aceleración del proceso de destrucción del multiverso por la cual, de los cientos de miles de universos existentes, únicamente 24 han sobrevivido; y por otro, Chaqueta Amarilla ha regresado de su periplo cósmico en busca del origen de las incursiones y ha conocido la identidad de los Reyes de Marfil: son los Beyonders, seres todopoderosos de más allá del espacio que han acabado con los Celestiales de todos los universos, así como con todas las entidades cósmicas superiores, incluyendo el Tribunal Viviente de todas las realidades, de lo cual ya habíamos percibido el eco con anterioridad. ¿Las consecuencias? El universo, la existencia, el concepto de la vida misma, está irreversiblemente roto. Ya no hay esperanza. El mundo se acaba.

“Dioses construyeron el multiverso en billones de años. Ellos lo destruyeron en un suspiro.”

Será Valeria Richards, la superdotada hija de Reed y Sue, quien proporcionará la única clave para afrontar esta crisis final: es imposible ganar; busquemos el modo de no perder. Y tras fracasar en encontrar un plan para trasladar a la humanidad a otro planeta, ese modo es la creación de una nave en la que un número limitado de mentes seleccionadas por sus cualidades para llevar a la humanidad a un renacimiento viajarán, a modo de bote salvavidas, al mundo que pueda quedar después. Mientras tanto, los Vengadores que fueron en busca de los Reyes de Marfil, llegados a una encrucijada en la que sólo el sacrificio de Máscara Nocturna podría llevarlos ante los Beyonders, lanzarán su último ataque, con Thor e Hiperión corriendo a una muerte por el honor y la gloria en un enfrentamiento fútil contra los seres de Más Allá.

En la otra cara de la moneda, los Sacerdotes Negros de Extraño morirán siguiendo la pista definitiva hacia Rabum Alal, con Stephen como único superviviente al que le será revelada la identidad del Destructor de Mundos: Victor von Doom. Así, el Doctor Muerte explicará que, encontrada la puerta hacia las respuestas, el Hombre Molécula lo arrastró hacia el punto original de las incursiones, donde le revelaría que él, Owen Reece, no era más que una singularidad colocada ahí desde el principio por los Beyonders, una constante universal que serviría de bomba para acabar con todas las realidades al mismo tiempo. De este modo, trasladará a Doom que su misión debe ser la de viajar a todos y cada uno de esos mundos desde el pasado, asesinando a los Hombres Molécula de cada realidad, si bien esto acabaría provocando una incursión. Para acelerar el proceso, Victor debía desarrollar un culto, lo que serían en última instancia los Cisnes Negros, repartiéndose el trabajo de destruir mundos para salvar la propia realidad, algo que no había gustado a los Beyonders y provocaría el envío masivo de los Cartógrafos y sus Sidera Maris para catalogar los mundos por los que, presumiblemente, Doom ya había pasado y así encontrar pistas de cómo acabar con Rabum Alal. Medios similares, mismos resultados, distintas intenciones, y la pervivencia de una nueva constante: Victor von Doom, el Destructor de Mundos que salvaría la existencia.

“¿Merecería la pena si pudiéramos evitar nuestra aciago destino, si pudiéramos salvar… algo?”

Teniendo como objetivo final acumular toda la energía explosiva implantada en los Reece multiversales y lanzarla a la grieta de los Beyonders, éstos responderán en el último momento provocando una explosión prematura que había provocado la mencionada destrucción repentina de cientos de miles de realidades al mismo tiempo hasta las 24 restantes. Todo por salvaguardar un planeta Tierra que, de haber sido destruido, habría erradicado el problema, algo que han terminado por entender los diferentes imperios galácticos que una vez ayudaron a los Vengadores durante la guerra contra los Constructores, pero que ahora se ven abocados también a traicionar sus ideales para salvar sus mundos.

Así, los imperios Shi’Ar, Skrull y Annihilus lanzarán una ofensiva aparentemente imparable contra la Tierra, que se defenderá empleando la vieja nave Destructora de Mundos, el planeta errante embebido y, finalmente, el Martillo de Sol comandado por Stark para repeler un ataque que resultaría en el supuesto exterminio de las armadas enemigas. Salvado el día, sólo falta conformar la lista de tripulantes del arca de Noé que la Fundación Futuro había construido para el fin del mundo. Mientras tanto, la Cábala y el Hacedor contactarán con el General Furia en el universo Ultimate para informarle de lo que está por venir: la incursión final entre su propio planeta, Tierra 1610, y la Tierra 616.

“Empezó con dos hombres. Uno era vida. Y uno era muerte. Y uno… siempre gana.”

En los últimos minutos, previos a la incursión, Rogers se negará a que Stark salga impune y forme parte de la tripulación salvada, a pesar de sus incuestionables cualidades. Portando una armadura de hierro no controlada por Tony, el viejo Capitán América confrontará al futurista Hombre de Hierro bajo los cielos rojos del fin del mundo, golpe tras inútil golpe mientras las trompetas del apocalipsis resuenan en forma de la invasión de un mundo que desea y merece vivir tanto como el propio.

Todo. Muere. Y lo acepto.

Hoy, día 6 de mayo de 2015, da comienzo en USA el que está llamado a ser el evento más importante de la editorial Marvel en lo que va de siglo, la culminación de la extensa etapa que iniciara Jonathan Hickman en la franquicia vengadora a finales del año 2012.

Es por esto que, dado el hermetismo y meticulosidad del guionista a la hora de manejar las piezas del puzzle que conforma su trabajo en Vengadores y Nuevos Vengadores, desde Zona Zhero hemos decidido crear esta guía de todo lo que un lector novato debe saber en preparación a las Secret Wars.

Pero antes de despedirme, quisiera agradecer enorme y públicamente la inestimable ayuda de Daniel Gavilán, redactor de Zona Negativa y autor del blog Líneas Cinéticas, en la preparación de este artículo. Podéis creerme que sin su ayuda, esta publicación no habría salido a tiempo y, muy probablemente, no habría sido tan exhaustiva.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

90 Respuestas

  1. Hacía fata algo así, sí señor. Gran recopilatorio de una grandísima y complejísima etapa. Habrá que repasárselo de cuando en cuando para no perderse.

    • Muchísimas gracias. De todas formas, confío en que siendo un evento tan importante, será bastante new-reader-friendly. O no… que con Hickman nunca se sabe. Vamos a hacer seguimiento del evento así que espero verte por allí también ;)

  2. nobtetsujin dice:

    Articulazo, antes me lo leí. Vale más la pena leer esto que el tostón que se ha marcado Hickman.

    • No seré yo quien diga que la etapa de Hickman es un tostón porque la he disfrutado como cerdo en el barro, razón por la cual me he animado a este resumen y al posterior seguimiento. Pero vamos, que todo aquel que no haya podido/querido catarlo, aquí lo tiene todo.

      ¡Muchísimas gracias, Hombre de Hierro!

  3. Ocioso dice:

    TL;DR :-P

    (Pero lo haré esta noche)

  4. Antoine dice:

    Bravo.

    Eso sí, me lo guardo para cuando tenga tiempo de acabarme la última saga previa a SW.

    • Si quieres, puedes leer hasta la parte titulada “TODO MUERE: Bienvenidos al fin del mundo”, que resume Time Runs Out, esa última saga previa. Todo lo anterior no va a spoilearte lo que viene después y puede ayudarte a entender algunas cosas.

      Pero sí, otra opción es esperar a leerlo todo y luego zambullirte de cabeza y sin miedo en el artículo. ¡Muchísimas gracias! :D

  5. Pues precisamente ayer me compré los cómics de Vengatas y nuevos Vengatas del Hickman después de Infinito que me gusta leer del tirón varios meses así que gran análisis por si me dejo conceptos multiversales chungos…

    Porque voy a salir con un Máster en multiversos leyendo al Hickman y al Morrison de golpe. No debe ser eso bueno para el alma

    • La multiversalidad y la metaficción son siempre buenas para el alma. Te hacen estrujarte las meninges. Eso sí, conviene desconectar de vez en cuando. En ese sentido, Marvel lo ha hecho bien: mientras la miniserie central será el sesudo acto final de la era Hickman, los tie-ins son elseworlds integrados en continuidad en los que predomina la diversión por encima de todo.

      Espero verte en nuestro seguimiento semanal de todas estas locuras ;)

  6. Phantomas dice:

    Articulazo! Ya si eso luego me lo leo…

    Va, venga, lo leeré solo para poder trollear un poco

    • Que no se te derrita el cerebro ;)

      • Phantomas dice:

        Multiverso es un concepto ligado al UDC, por mucho que te pongas. Y hombre, si te vas a poner a defenderlo en Marvel antes de a la línea Ultimate, háblame del Capitán Britania de Moore :P

        • Reverendo Móvil dice:

          Hombre, permíteme que multiverso, en minúscula, sea un término común y no ligado a nada ficcional a priori. Un wikipediazo te habla de William James estableciéndolo ya en 1895. Vamos, que si ya de por sí es un concepto estudiado en diferentes ámbitos, como para que encima me digas que DC tiene el monopolio xD

  7. Juanan Brundle dice:

    Mira que fui TONTO ignorando New Avengers hasta Time Runs Out. Pero TONTO eh. Una gozada de repaso que hace que al que haya disfrutado esta etapa le entren más ganas de releerla.

  8. jeronimoth dice:

    ¡Tremendo! (y eso que sólo he leído hasta la parte en que te metes en Time Runs Out para no auto-spoilerarme) ¡Menuda currada! :o

    Mis felicitaciones a ese Ander que no sólo leyó, sino que además entendió y supo explicar de manera accesible para que los menos avispados/detallistas/memoriosos tengamos todo este conocimiento al alcance de la mano ;)

    • Reverendo Móvil dice:

      Es todo culpa de mis conversaciones con Gavilán y sus resúmenes. Pero mil gracias, Jero ;) Me alegro de que sirva de algo todo el currazo.

  9. Xades dice:

    Menudo currazo señor, felicidades tanto a ti como a Gavilán por tan agraciado resumen, pues en esta, la hora mas oscura es bueno rememorar como hemos llegado hasta aquí.

    Orsol Wells también da su aprobación
    http://media2.giphy.com/media/b9aScKLxdv0Y0/giphy.gif

    • Reverendo Móvil dice:

      Orson is love. Orson is life.

      Muchas gracias, y me consta que quien no haya leído a Hickman y pretenda leer las Secret Wars… va a necesitar esta guía. Pero de eso ya hablaremos el domingo ;)

  10. Anónimo dice:

    Impresionante artículo …sin palabras.

  11. Retranqueiro dice:

    Me da muchísima pereza todo esto. Además, en el fondo, me cabrea.
    Leí la etapa de Hickman hasta Infinito y me bajé porque me aburría.
    Ahora he leído tu artículo y casi me estalla la cabeza.
    Creo que, definitivamente, esto no es para mí.
    Eso sí; pedazo curro te has pegado, Reverendo.
    Enhorabuena. Y a Gavilán también, claro.

    • Evidentemente, la historia de Hickman no parece ser para ti. Eso sí, te conmino a que te pases por nuestro seguimiento porque seguro que habrá un buen puñao de tie-ins que, por ser elseworlds y buscar meramente entretener y guiñar el ojo a los fans, te van a encantar ;)

      ¡Y muchísimas gracias, evidentemente! :D

    • the manas dice:

      Totalmente de acuerdo, yo me bajé por las razones que comentas y me volveré a subir con los waidgadores por el enfoque que parecen tener.

  12. Pin dice:

    Menudo trabajo de orfebrería. Enhorabuena Revs (y Gavs, por la parte que le toca). Yo me quedé en Infinity porque zZzzZZZzzz (si me duermo viendo Daredevil…) pero no me cuesta nada reconocer que Hickman tiene una cabecita privilegiada. O enferma. O las dos cosas así como en varios niveles.

    • Reverendo Móvil dice:

      Está claro que Hickman es un pinypon de cabezas intercambiables y aquí se puso la de la épica desmedida que caracteriza a East of West pero estudiándose la conrinuidad marvelita para llevarla a una nueva era. A mí me encanta, aunque también disfruto cuando no se lo toma tan en serio, como en sus geniales Proyectos Manhattan. Anyway, mil gracias!

  13. Dynamo Joe dice:

    Llevo varios intentos para dejar un comentario y no entra, no se si por ser muy extenso, así que resumo.
    Estoy algo cansado de estas movidas de tierras paralelas. Vaya mareo de historia. Pero me encanta el artículo , enhorabuena a los señores Dust y Gavilán.

  14. Dynamo Joe dice:

    Estoy aburrido de tierras paralelas, versiones alternativas, etc, también de descompresive storytelling. Si le sumas que no soporto a los Iluminattis, que han conseguido que no soporte a personajes clásicos, como Iron Man, Reed, Pantera Negra, Namor, y alguno más, se podría pensar que este artículo no es para mí.
    Pues me lo he leído del tirón y lo he disfrutado. Los señores Dust y Gavilán han conseguido que entienda la historia.

    • No hay tanto decompressive como reiteración en una determinada iconografía y mantras. El discurso de Richards, la narración inicial de Vengadores, etc. Como ya he dicho en Facebook, a mí me parece una reiteración propia de la epopeya, como los epítetos en la Ilíada. Refuerzan el tono épico de la historia y otorgan apariencia de trascendencia (aunque a juzgar por el Secret Wars #1, había algo más que apariencias…).

      Respecto a no soportar o ver a los Illuminati como irredimibles… esto también se va a tratar, por narices y la recta final de las series así lo demostró, así como este primer número del evento. El que la hace, la paga. ¡Mil gracias!

  15. Dynamo Joe dice:

    En todo caso no creo que pudiera aguantarla leyéndola del señor Hickman. El borrado de memoria de Rogers suma a la lista anterior al dr extraño. Las Secret Wars las veo como una oportunidad para, cuando acaben, retomar un universo Marvel que me interese de nuevo como hace tiempo que no lo consigue.
    No se si me he explicado, por si acaso
    Mil gracias por el artículo, trabajazo, señores, me quito el sombrero .

    • Te has explicado muy bien, tranquilo. Y sí, para quien no esté interesado en la era Hickman, al menos parece que plantea un gran final para su etapa y un prometedor escenario futuro, que pueden saber o no cómo aprovechar bien.

      Al menos Hickman ya ha dicho que se retira de Marvel temporalmente tras las Secret Wars, así que habrá que ver quién recoge los frutos o si el cesto está podrido.

      ¡Gracias a ti por comentar (hasta tres veces :P)!

      • Fran Castle dice:

        Enorme post. Por fín me entero de algo de esta etapa que abandoné hace tiempo por algo que me parecía imposible hace unos años: que un autor le quitara a la colección de los Vengadores hasta el último resquicio de diversión. Menos mal que termina.

        Muchas gracias!! (A tí por el post y a Panini por reeditar Los Vengadores que sí merece la pena leer)

        • Reverendo Móvil dice:

          Gracias a ti por leernos, aunque tengamos opiniones opuestas respecto a la etapa. De Secret Wars o más bien de sus tie-in es más fácil que disfrutes ;)

      • Dynamo Joe dice:

        Bueno, es que ha sido un descompressive comentarytelling

      • Dynamo Joe dice:

        Bueno, es que ha sido un descompressive comentarytelling
        Perdón, lo colgué en comentario equivocado

  16. Phantomas dice:

    Reve, tienes razón, en los cómics siempre se ha vinculado más el concepto Multiverso con Marvel que con ninguna otra editorial. Además ya se sabe que uno de sus mayores hitos, que ahora mismo celebran son las Crisis en mundos infinitos. Ale, tu ganas…

    • Sabes que no he dicho eso y que a lo que me refiero es que la noción de multiverso no está ligada únicamente a DC Comics sino en general a todo. Sí, DC Comics lo popularizó y sus Crisis marcaron una forma determinada de entender el cómic de superhéroes. Pero de ahí a decir que “ahora Marvel se saca un multiverso de la manga”, pues qué quieres que te diga. No.

      • jeronimoth dice:

        Sólo dire una cosa: Roma y el Cuerpo de Capitanes Britania. No es sólo que Marvel disponga de un número infinito de universos paralelos desde hace décadas, sino que además los tiene mucho mejor defendidos que DC (un Cuerpo, por otra parte, bastante ninguneado en esta etapa de Hickman; al final los incluye, sí, pero sólo para quitarlos de en medio de una forma demasiado facilona/poco creíble).

        La diferencia entre el de Marvel y el de DC siempre ha sido de nomenclatura: mientras que en DC se denominaba Multiverso, en Marvel tradicionalmente se ha hablado de Omniverso.

        • Phantomas dice:

          Me remito a un comentario anterior donde comentaba que puestos a defender los múltiples universos paralelos de Marvel, antes que mencionar Ultimate habría que hablar del Capitán Britania de Moore :)

        • Ups, se me pasó ese comentario, Phantomas. Es cierto, tú ya habías mencionado previamente al Cuerpo de Capitanes Britania, y estoy de acuerdo contigo en que deberían haber tenido más protagonismo en esta historia. Se nota que Hickman incluye a Braddock en la recta final porque no tiene más remedio, pero no es un concepto que le haya interesado a la hora de planificar su etapa y los “expulsa” de ella de mala manera.

        • A todo esto, no sé si lo conocéis, pero existe un blog dedicado por entero al Capitán Britania, bastante activo y actualizado. Curioso para un personaje que no es precisamente de primera fila ni cuenta con serie actualmente (¿se permite que incluya el enlace?): https://thecaptainbritainblog.wordpress.com/

        • Precisamente es algo que comentan los “flipaíllos” del blog del Capitán Britania como última esperanza de ver brillar a Braddock, porque están bastante decepcionados con el hecho de que Britania asumiera el papel de mero figurante en los últimos números de Time Runs Out cuando ellos esperaban una implicación mayor del personaje.

          Habrá que echarle un vistazo a ese tie-in, que además retoma a uno de los personajes creados por Paul Cornell para Captain Britain & the MI13: la Dr. Faiza Hussain.

        • No solo ahí, ojo, sino también en la maxiserie central, donde ya se ha visto a al menos dos versiones de Braddock (sin contar al Spider UK del Spider Verso). Respecto a lo de usar a los Corps Britania o no, me da que es todo producto del enfoque elegido por Hickman para su historia, con unos pies en el suelo poco compatibles con la Ciudadela de Cristal. No es de extrañar que haya usado más a Braddock que al Corps

          ps.: Añadir también el que la cabra siempre tire al monte, claro. Por lo que Hickman da más protagonismo a sus personajes fetiche

        • No, si yo en el fondo lo entiendo. El Cuerpo de Capitanes Britania no encajaba en la historia que quería contar Hickman (entre otras cosas porque incluirlos con todas sus consecuencias hubiera supuesto que se comieran buena parte del protagonismo), y entre ignorarlos completamente haciendo como no existen y meterlos en la historia para rápidamente deshacerse de ellos sin que afecten a la misma, optó por la segunda opción.

          Me fastidia un poco, porque a mí sí me gusta todo lo que implica a estos personajes y verlos metidos en el fregado me hubiera encantado, pero en fin, si al autor no le vienen bien, no le vienen bien, con eso no se puede hacer nada.

          Ya digo, peor veo la opción “Secret Invasion”, donde ningún personaje parecía recordar que un ataque skrull muy parecido había ocurrido no mucho antes, durante la etapa de Alan Davis en las series de X-Men. Al menos Hickman no ha barrido a Roma y su Cuerpo debajo de la alfombra, donde nadie pudiera verlos…

          • Yo sólo digo, Jero, que Braddock no es el protagonista de esa mini Captain Britain, sino que es precisama Faiza Hussain la nueva Capitana Britania, con Excalibur y toda la pesca. Yo espero que tenga continuidad más allá de esos dos números…

  17. Phantomas dice:

    Coño, he puesto mal el mail y no ha salido mi avatar…

  18. Albert Ram dice:

    Genial, lo llevaba al dia pero es un resumen estupendo que seguro q a mas d uno le hace enterarse del cacao de la secret wars

  19. Pedazo de entrada, Daniel y Ander. Yo seguía fielmente a Los Vengadores hasta el final de Infinito, pero me voy a tener que poner otra vez, viendo como está la cosa. Incluso a lo mejor me animo con Los Nuevos Vengadores.

  20. mariano dice:

    Madre mía qué pollo está montando el Hickman. Ni Grant Morrison en el DC one million. Es más, Morrison es el único que me viene a la cabeza a la hora de comparar con otras cosas, aunque creo que él no hubiera necesitado casi 80 números para contar esto ;). No he leído nada y por lo que aquí se lee me da la impresión que puede ser tanto algo brutal como una brasaza, pero la verdad que pica la curiosidad. Hubiera estado bien en el artículo señalar en qué número sucede cada acontecimiento, pero bueno, que ya va bien.

    • Hubiera estado bien… si el tiempo fuera lineal y pudieras saltarte trozos para entender toda la historia, pero la única manera “correcta” de leer esta hermética etapa de Hickman es empezar por el principio y terminar por el final.

      Si aun así crees que serías capaz de rellenar tú los huecos (yo no lo soy), te explico:
      1) …Y SE HIZO LA LUZ: Aquí no hay un arco concreto sino que es información recopilada a lo largo de la serie, aunque el principio de Vengadores sienta alguans bases.
      2) EN LA CIUDAD DE LOS MUERTOS: Nuevos Vengadores #1-6
      3) UN MUNDO DE VENGADORES: Vengadores #1-11
      4) FRENTES INFINITOS: Vengadores #12-23, Infinito #1-8, Nuevos Vengadores #7-12
      5) REORDENANDO EL TABLERO: Vengadores #24-34, Nuevos Vengadores #13-23
      6) TODO MUERE: Vengadores #35-44, Nuevos Vengadores #24-33

      Por lo demás, es probable que Morrison lo hubiera hecho en menos números, pero también es probable que no hubiera explicado y encajado todas las piezas del puzzle. Son dos formas de narrar distintas que estás comparando únicamente por su temática multiversal. Perfectamente compatibles, vaya, y yo me inclino del lado de “brutal” más que hacia “brasaza”. ¡Un saludo y mil gracias por pasarte!

  21. mariano dice:

    Gracias de nuevo! Tomo nota.

  22. Les envíio un saludo cordial; algún experto en marvel me podría colaborar y explicarme por qué el Steve Rogers (Capitan américa) está viejo en el preludio a Secret Wars, la verdad he estado leyendo todo este proceso previo a las guerras secretas con los illuminati y Thanos pero he quedado perdido en el por qué el capitan se ve como un hombre ya mayor entendiendo su origen y todo ¡Quedaré muy agradecido!

    • Reverendo Móvil dice:

      Experto no soy pero conozco la respuesta: en el arco “El clavo de hierro” de la etapa de Rick Remender al frente del Capitán América, el villano drenó a Rogers de todo rastro del suero del Supersoldado, dejándolo con la edad que debería tener. Eso produjo la sucesión y el paso del manto a Sam Wilson, el Halcón, como nuevo Capitán América, también con guiones de Rick Remender y que a partir de julio se unirá a las Secret Wars en la miniserie “Hail Hydra”.

  23. Doctor Empanadas dice:

    Hola , tengo una duda respecto a la etapa hickman , si como bien descubren otras razas espaciales destruyendo el planeta tierra se evitarían las incursiones, y además se salvaría el resto de nuestro universo , ¿que pasa con los universos cuyos planetas incursión fueron destruidos por las bombas del cónclave y por la versión malvada de red Richards del universo ultimate ? Según este razonamiento no deberían quedar solo 24 realidades , sino tantas como planetas destruyeron , ya que según la lógica de los constructores eso salva la realidad donde esta ese planeta .Otra cosa es que esos universos ya no están en trayectoria de colisión , pero existir existen . Además otra cosa que no me cuadra, si las incursiones son debidas a los hombres molecula que mató muerte por todas las realidades , ya que la idea de los todopoderosos era usarlos como bombas para destruir realidades, ¿ que harán los todopoderosos para destruir los universos que ya no están el colisión ? . Si alguien me lo puede explicar lo agradecería mucho , porque la persistencia del universo tras volar el planeta incursion lo veo un agujero de guión , por más que sea la razón por la cual se produce infinito ; los constructores quieren volar la tierra para salvar el universo .

    • Cuando un universo se salva de la incursión, sólo se salva UNA vez. ¿Cuántas incursiones ha sufrido la Tierra en toda la etapa? Multiplica eso por todas las realidades y sabrás que los únicos mundos que han salvado la Cábala o los Illuminati son los que chocaban con el universo 616, pero el resto de universos siguen en colisión. Así hasta que sólo quedaron 24 tras el enfrentamiento entre Doom y los Beyonders, que siguieron colisionando entre sí hasta que sólo quedaron 2, el 616 y el Ultimate.

      De unos pocos de ellos, alguien (probablemente Doom) ha ido salvando fragmentos y estos fragmentos son los que, unidos, conforman el nuevo Battleworld.

  24. Doctor Empanadas dice:

    Ya hombre , pero se supone que al destruir el mundo que incursiona con la tierra ya no hay más puntos de incursion en ese universo , si fuese como tu dices cada incursion en nuestro universo seria en un planeta distinto y además el plan de los constructores en Infinito de destruir la tierra seria absurdo , pues sólo la salvaría hasta la siguiente incursion en otro planeta que tendrían que destruir nuevamente , y así sin final hasta terminar con todos los planetas de nuestro universo .
    A parte que la cábala o el cónclave para panini , al destruir los mundos incursion han salvado esos universos a los que pertenecen esos mundos incursion ,y por tanto esos universos con montones de planetas deberían existir , a no ser que tiren un petardazo los todopoderosos y los destruyan , cosa que no tiene mucho sentido tampoco porque si pudiesen hacer eso para que necesitaban al hombre molecula como singularidad . A esta etapa le veo agujeros por todas partes .

    • Efectivamente, el plan de los Constructores no era infalible, dado que ellos mismos eran un sistema ya obsoleto y en decadencia: los universos que se “salvaron”, murieron en la explosión provocada por el enfrentamiento entre Doom y los Beyonders que destruyó un buen pedazo de la realidad.

      Por supuesto que los Beyonders podrían “tirar un petardazo” y destruir cualquier universo a su voluntad, y los Cartógrafos con sus Sidera Maris son la prueba de ello. El plan con los Hombres Molécula era, como bien dicen en un momento dado (además del Hombre Molécula renegado, ¿puede ser que lo mencione el mini-Beyonder de Cap y los Poderosos Vengadores de Al Ewing quien lo comentó?), hacer explotar toda la realidad AL MISMO TIEMPO “sólo para ver qué pasa”. Los multiversos como juguetes para las divinidades “exteriores”.

      P.S. Si le ves agujeros, coméntalos, que estaré encantado de rellenártelos ;)

  25. Doctor Empanadas dice:

    Ojo con rellenarme los agujeros chato primero inviteme a cenar :P , no en serio creo que te contradices respecto a tu anterior comentario, ahora me das la razón y dices que seguramente los universos se los cargaron los todopoderosos en su pelea con Doom, vale aceptamos barco , porque desde luego lo que me decías antes de que los universos solo se salvan una vez y luego siguen chocando entre SÍ una vez eliminado el punto de contacto , que a la fuerza sebe ser el mismo con nuestra tierra que con las otras ya que en el caso de la tierra siempre es el mismo para diferentes tierras , no cuadra para nada con el motivo de ser de Infinito y con el posterior ataque de las razas alienigenas a nuestro planeta . Además antes de eso Reed dice que solo quedan 24 universos , y que ninguno chocará con la tierra hasta un último colapso donde la tierra será parte de la última incursión, ¿ esos 24 son los que se han salvado por la acción del cónclave o Hickman lo mantiene ambiguo porque ni el mismo se aclara con el follon que esta montando ?. No me malinterpretes estoy disfrutando de la etapa , pero lo de los universos no me cuadra muy bien , para mi esta claro que si vuelas el planeta se salvan ambos universos de la incursión , por lo que los que salvaron el cónclave , el Richards del universo ultimate , los cisnes negros y los iluminatti tienen que estar en algún lado , que sean 24 , pues eso ya no lo se .

    • Se lo achaco a que las 4 de la mañana no eran horas de resolver dudas multiversales, pero a lo que me quería referir en mi primera respuesta era a los mundos que se salvaban sin destruir ningún planeta. Para los que eran destruyendo el punto de incursión, sí, debían permanecer “flotando” en el multiverso, tan tranquilamente como lo hacían antes, pero con un hueco donde había una Tierra.

      ¿Qué pasa? Insisto: el número final de New Avengers. http://i.imgur.com/3Oznw78.jpg Con ese evento no sólo se aceleran las incursiones (eso lo hace el mero hecho de que quedan cada vez menos, lo cual precipita los agujeros espacio temporales por los que se cuelan unos en otros, como cuando quitas el tapón del desagüe), sino que más del 80% de la realidad de nuestro universo fue borrada de un plumazo. Esto es debido a que, por lo que entiendo yo, la fuerza explosiva de los Hombres Molécula-singularidad ha ido almacenándose en esa plataforma que lanza Doom a los Beyonders (misma plataforma que podemos ver tras los Cisnes Negros cuando se explica su labor). La reacción de estos es demasiado rápida y no llega a colarse por la grieta, desatando la explosión, que debía acabar con todo el multiverso según el plan de los Beyonders, dentro de esta realidad, creando un boquete de proporciones cósmicas en el que se han perdido toda clase de universos.

      Entendemos que los 24 restantes sí tenían aún sus Tierras y, por tanto, seguían en curso de colisión rápida, pero aquí el Cónclave/Cábala está ya exiliado en Tierra-1610 y los Illuminati de Tierra-616 están centrándose únicamente en la inminente incursión de ambas Tierras. Las otras 22 Tierras chocaron y, como así lo querían los Sacerdotes Negros, la naturaleza siguió su curso y fueron destruidas entre sí.

      • Doctor Empanadas dice:

        Esto que dices ahora ya me cuadra bastante mas , es lo que creo yo , que tras destruir la tierra incursion los universos quedan flotando sin contacto con otros y sin riesgo de destrucción . Yo estoy comprando y leyendo la saga a la velocidad de la edición en Español por lo que todavia no se ha visto el enfrentamiento de Doom con los todopoderosos que entiendo que debe ocurrir antes de que Reed diga que solo quedan 24 universos , ni se explica como Doom se convirtió en Rabum Alal cosa que me ha dejao con el culo torcido cuando le he visto aparecer ante Extraño. No me considero tonto del todo pero a veces pienso que seguir esta saga al detalle puede ocasionar un derrame cerebral .Y a ver si dormimos mas horas Rush :)

  26. Alejo dice:

    Magnífico artículo, si señor. Y que me ha venido muy bien porque acabo de terminar de leerme la parte final de esta etapa (aún no he entrado en Secret Wars). Y estoy intentando aclarar conceptos. Tengo una duda que a lo mejor es por datos que no recuerdo ya, o no lo se. En New Avengers #33 indica que la primera incursión comenzó a los 7 años de que Doom empezará a matar al Hombre Molécula. ¿Cuál es el origen de la primera incursión? ¿Que mundo fue destruido para originar la contracción del Multiverso?

    • Muchísimas gracias por pasarte :D Pues, salvo que yo lo entendiera mal, el origen de la primera incursión está precisamente en ese New Avengers #33 con la muerte del primer Hombre Molécula a manos del Hombre Molécula renegado de Tierra-616 que le muestra a Doom el camino. ¿Te encaja?

      • Alejo dice:

        En el New Avengers #02 se dice que ocurre un evento que provoca la muerte prematura de un universo. Y si ocurre siete años despues de lo del hombre molécula…no me encaja mucho. Yo pensaba que las incursiones fueron provocadas por los cartógrafos para intentar corregir las desapariciones de hombres moléculas y encontrar a Doom…pero en el #33 indica que los cartográfos aparecen 10 años después…asi que la primera incursión fue antes.

        • Alejo dice:

          Creo que ya lo entiendo…si muere el Hombre Molécula desaparece el universo al que pertenece. Así de simple ¿no?

        • Si muere un Hombre Molécula sin explotar, los Beyonders lo saben y mandan unos Cartógrafos con sus Sidera Maris para tratar de encontrar a los culpables. Pero si alguien lo hiciera explotar, sí, acabaría con su universo.

          El incidente que comenzara la primera incursión no lo tengo claro, pero probablemente tenga que ver con los trastocamientos del espacio-tiempo que llevan produciéndose desde la Era de Ultrón y, bueno, con el hecho de que el Sistema de los Constructores se ha roto, ha reventado, y ahora el multiverso es una bañera llena a la que le ha desaparecido el tapón.

          No sé si Hickman lo hace explícito en algún momento y me he dejado algo, o si aún tendrá que explicarlo. Otra hipótesis es que los Beyonders hicieran pruebas con sus Bombas-Molécula y eso provocase la caída de las fichas de dominó. En cualquier caso, el efecto final es el mismo: por culpa de Beyonders y Doom, el multiverso se ha ido al peo.

  27. Maxi Jano dice:

    Lo que no termino de entender es, los Beyonders querían ver qué pasaba si matan a Molecule Man multiversal al mismo tiempo?Pero qué onda con los otros universos ya muertos?La idea no es matar al multiverso al mismo tiempo?

    • La idea es matar al Multiverso al mismo tiempo… hasta que descubren que alguien (Doom) está matando a sus Hombres Molécula y, por tanto, frustrando sus planes, por lo que priorizan la destrucción del gran enemigo Rabum Alal por encima de su objetivo inicial, porque consideran una afrenta que un ser tan insignificante se esté burlando de ellos.

  28. Alejo dice:

    Nueva teoría sobre el origen de la primera incursión. Los Beyonders crean una cantidad infinita de Hombres Molécula que son bombas que se suponen que tardarán unos 25 años en “cargarse” para explotar todas al mismo tiempo y destruir todos los universos. Al ir matándolos prematuramente…los universos no desaparecen…pero la “carga” se reparte entre los restantes Hombres Moléculas que quedan con vida. Esto explicaría el aumento de locura del Hombre Molécula con cada muerte y la frase que dice “¿Cuándo matarás los suficientes para que comiencen los eventos?” A los 7 años de matar Hombres Moléculas, la “carga” que ya han ido acumulando es suficiente y al matarlo destruye el universo al que pertece, creando la contracción del Multiverso y las incursiones. Cuadra bastante con los diálogos de el Hombre Molécula en New Avengers #33 y la obsesión por llegar a ciertas cantidades para que empiece todo. He leído hasta Secret Wars #05 y por ahora cuadra también.

  29. Animal Man dice:

    No me he enterado de mucho, la verdad. Pero al menos ya tengo una idea de cómo se ha llegado hasta Secret Wars. Gracias.

  1. 17 Mayo, 2015

    […] Para los legos en las tramas de Hickman (porque quieren), éste es el auténtico #1 de la historia, presentando un nuevo mundo, una nueva idiosincrasia, y […]

Deja un comentario, zhéroe