SECRET WARS, Semana #2: All you need is Doom

¡Saludos, Doomzhéroes! ¡Alabado sea Doom!

Continuamos con nuestro seguimiento semanal de Secret Wars, y menuda semana ha sido ésta para el nuevo status quo. A lo largo de los próximos meses lo exploraremos con más detalle, así que contamos con vosotros cada domingo para acompañarnos en nuestro paseo por el nuevo Battleworld. Doom is love! Doom is life!

Por su parte, Marvel arranca esta semana su serie de tie-ins protagonizados por héroes y villanos que hacen frente a los días previos al fin del mundo, apropiadamente etiquetada como Last Days. Para conocer más detalles al respecto, Daniel Gavilán publicó en su blog una pequeña guía, “Los Últimos Días del Universo Marvel”.

Sin más que añadir, pasemos a las reseñas 100% libres de spoilers, zhéroes.
Enter Battleworld!

SECRET WARS:
Juego de Tronos

 

 

Título original:
Secret Wars #2 (de 8):
“Doom Messiah”
Guionista: Jonathan Hickman
Artista: Esad Ribic
Colorista: Ive Svorcina
Publicación USA: Mayo 2015
Public. España: Septiembre 2015 (Panini)
Valoración: 9.5/10

 


¿De qué va?
: El mundo terminó. El mundo nació. Ésta es la voluntad del Dios Doom. Decenas de reinos conforman Battleworld, un planeta que los herejes creen formado por retales de mundos destruidos, cada uno de ellos gobernado con mano de hierro o seda por su respectivo Barón, y todos ellos bajo la autoridad suprema de Doom. Pero ahora un vestigio de un mundo antiguo ha sido encontrado por exploradores, y de él emergerá únicamente la muerte…

Opinión: Si en la reseña del primer número destacaba la valentía de Jonathan Hickman a la hora de afrontar un prólogo al fin del mundo que cumplía con creces sus expectativas y obligaciones, en este segundo no me queda otra que reincidir, porque menudo salto de tiburón se ha marcado. Quien estuviese asombrado por la capacidad de Hickman para manejar cientos de piezas de puzzle al mismo tiempo de forma sorprendentemente sintética durante su etapa vengadora, aquí disfrutará de la sublimación de los métodos del estadounidense, conformando un telar de la talla (y algo más) de Canción de Hielo y Fuego. Estratagemas políticas, alianzas corruptas, estamentos en conflicto y hasta un Muro… perdón, un Escudo (aka. S.H.I.E.L.D.) que separa los reinos civilizados de una tierra agreste, salvaje, post-apocalíptica. A su lado, un Esad Ribic que tiene la tarea de dibujar cientos de personajes en mundos bien distintos, y cumple en cada uno de ellos (pequeños reciclajes aparte) junto a una multi-paleta de colores del muy capaz Ive Svorcina. Beyonder is coming!

Conclusión: Para los legos en las tramas de Hickman (porque quieren), éste es el auténtico #1 de la historia, presentando un nuevo mundo, una nueva idiosincrasia, y un punto en el que nuevos y viejos lectores saben lo mismo sobre lo que está ocurriendo: nada. Y esa capacidad de sorpresa, esa sensación de que todo es posible, insufla un aire nuevo a un evento cuya trama Marvel ha mantenido en secreto más allá de “¡Es el fin del universo!”. Hickman nos lleva de la mano por su versión de Juego de Tronos sin hacer turismo, construyendo una historia que nos lleva de manera orgánica de un lado a otro, descubriendo los pequeños rincones de Battleworld, y abriendo fuego para futuros tie-in. Todo en este número resulta atractivo, alejándose del “¿Dónde está Wally?” de referencias a versiones alternativas de personajes (como sí acusaban eventos recientes como la Batalla del Átomo o La Era de Ultrón) para dar entidad, voz propia y objetivos a los personajes que presenta. Secret Wars no podía haber empezado con mejor pie.

Enlaces de interés
A) Secret Wars: Todo lo que necesitas saber sobre los Vengadores de Jonathan Hickman
B) Quién es Quién: los Thor de la portada de Secret Wars #2 (Zona Negativa)
C) Mapa completo de Battleworld

CAPITÁN AMÉRICA Y LOS PODEROSOS VENGADORES:
No lo suficientemente poderosos

 

 

Título original:
Captain America and the Mighty Avengers #8:
“Bad News and Worse News”
Guionista: Al Ewing
Artista: Luke Ross
Colorista: Rachelle Rosenberg
Publicación USA: Mayo 2015
Public. España: Agosto 2015 (Panini)
Valoración: 7/10

 


¿De qué va?
: Hace 6 meses, tras los acontecimientos de Axis y su lucha contra la Corporación Beyond, los Poderosos Vengadores se habían reconciliado y recompuesto. Hace 6 meses, recibieron la visita del viejo Steve Rogers para explicarles que el mundo se acababa, que los Illuminati habían trabajado a sus espaldas para impedirlo y que habían fracasado miserablemente. Hoy apenas quedan 2 semanas antes del fin del universo.

Opinión: El británico Al Ewing no ha tenido suerte con su serie, a todas luces un encargo editorial, en la doble andadura que han tenido sus Poderosos Vengadores: arrancó como complemento a Infinity, a lo que siguió su incorporación a Inhumanity. Tras un breve arco “libre”, llegó Original Sin y poco después fue relanzada con el nuevo Capitán América para incorporarse a Axis. Y ahora, tras otro breve arco sin intervención editorial, la serie termina porque el universo Marvel (tal y como lo conocemos) también lo hace, en medio de las Secret Wars. Esta serie ha sido el paradigma del tie-in, la encarnación de uno de los grandes males de la Marvel actual… y sin embargo, Ewing no sólo ha salido airoso sino que ha reforzado su posición, ha demostrado buen hacer, sentido del humor, frescura, guiños a la más remota continuidad de la editorial y ha sabido crear una red de personajes cuya caracterización es el alma del producto. Más suerte ha tenido en esta segunda encarnación de la serie con los dibujantes, ya que a los terribles Greg Land y Salvador Larroca del primer volumen les sustituyeron un profesional Luke Ross y un más que cumplidor Iban Coello, dotando de serenidad al conjunto.

“Pierde la importancia cuando tu hijo está enfermo, el coche averiado y no llegas a fin de mes.”

Conclusión: Este principio del fin resume a la perfección lo que ha sido la colección y sienta las bases para una despedida a la altura. La estructura, proclive a la elipsis, de este número resume tramas complejas y guía al espectador hacia el corazón de los Poderosos Vengadores. Su postura frente al conflicto no podría ser más representativa de lo que el grupo ha significado, al tiempo que, mediante el uso de los medios de comunicación (muy frankmillerianos), pone un espejo delante de la sociedad y, de manera jocosa, nos muestra representados ante un hipotético escenario de apocalipsis. La tragicomedia ha acompañado a estos impotentes Vengadores se acerca a su fin.

MAGNETO:
Negación

 

 


Título original
:

Magneto #18
Guionista: Cullen Bunn
Artista: Paul Davidson
Colorista: Paul Mounts
Publicación USA: Mayo 2015
Public. España: – (Panini)
Valoración: 5/10

 


¿De qué va?
: Tras traicionar sus principios por sus ideales, perder a dos de los que creía hijos suyos y ante la apocalíptica invasión de otro universo, Magneto se reúne con el último vestigio de humanidad que le queda en este mundo: su hija Polaris.

Opinión: Otra de las series que nació con vocación de complementar a un evento, el Magneto de Cullen Bunn brilló mucho antes de llegar a Axis y su conexión con el dibujante Gabriel Hernández Walta y la extraordinaria colorista Jordie Bellaire dio lugar a una de las nuevas colecciones más interesantes del pasado año (algo que, sin embargo, no fue suficiente para Panini, que empezará a traernos esta serie por la puerta de atrás a partir de agosto). Tanto fue así, que los números que acompañaron al evento no estuvieron particularmente inspirados (o al menos no con respecto a lo visto anteriormente), pero enseguida recuperó la forma tras su conclusión. Para esta recta final, el equipo artístico es completamente nuevo y, en cierto modo, se nota que parte del alma se ha perdido. Desde el color de Paul Mounts, que resulta demasiado chillón (cuando la marca de Bellaire para la colección han sido siempre los tonos apagados), hasta el trazo de Paul Davidson, tendiente a la exageración de rasgos y a una sobrecarga de las páginas cuando hay presencia de rayos, poderes y explosiones en las viñetas. El conjunto resulta, ciertamente, doloroso a la vista en alguna que otra ocasión, por saturación de formas y colores.

“Para convertirme en el salvador de un mundo… debo convertirme en el destructor de otro.”

Conclusión: En última instancia, el guión de Bunn es meramente cumplidor, dando un cierre a una etapa que bien podría haber terminado en el número anterior. Sin su elenco habitual de secundarios, con adiciones de última hora y una sensación global de sinsentido, el objetivo aparente de este arco es el último impulso de Magneto hacia la noción de que “El fin justifica los medios”. ¿Lo mejor? La portada de David Yardin a modo de Atlas sosteniendo el mundo. Ojalá esa simbología y sutileza la hubiéramos encontrado en el interior.

A partir de este punto, spoilers a diestro y siniestro. Palabra de Doom.

DIARIO DE GUERRA:
Diseccionando los detalles de la trama

Este apartado de análisis diseccionará mediante preguntas los diferentes argumentos y cuestiones planteadas por este número inicial, casi página a página, para ayudar a comprender la importancia de los hechos narrados.

  • ¿Qué es Doomgard? El reino sobre el que flota el castillo de los Thor, el brazo fuerte de la ley de Doom, delimitando con Doomstadt (capital de Battleworld), el Ojo de Agamotto (atalaya del Sheriff Strange), los restos de Manhattan (616 y Ultimate), el Alto Avalon (reino de los Capitanes Britania) y Utopolis (territorio del Escuadrón Supremo. Aquí se realiza el ritual mediante el cual son escogidos los Dignos de portar el martillo del Cuerpo de Thors, los agentes de la Ley y los únicos con libertad de cruzar entre reinos para ejercer la paz de Doom.

“Dios nos contempla, y de aquí al fin de los días, todos trabajaremos para mantener su paz.”

  • ¿Qué es Utópolis? Actualmente bajo control de Hiperión, miembro del Escuadrón Supremo, se rumorea que el Barón de Utópolis está aliado con el Barón Siniestro para derrocar a James Braddock, señor de Alto Avalon, en una conspiración aún sin rebelar.
  • ¿Qué es Alto Avalon? Hogar del Cuerpo de Capitanes Britania, su Barón Braddock, debido a las malas artes de Mister Siniestro, será condenado al Escudo y relevado por su hermano menor, Brian Braddock, quien espera un hijo de Lady Meggan y es acusado de estar en connivencia con una fuerza de resistencia a Doom en los Aposentos Silenciosos. Se rumorea que éstos se encuentran en la Ciudadela Oculta, rincón escondido del vecino reino de Manhattan, en la cual conspiran contra la corona “herejes y ladrones” (más que probablemente, en referencia a los héroes que escaparon al fin del mundo en el número anterior). La condena del anterior Barón Braddock se produce cuando, para proteger a su hermano, él asume la culpa de esa traición, con ánimo de favorecer la resistencia.

“A menos que haya… intervención divina, mi juicio es definitivo. Yo soy la Ley.”

  • ¿Qué es Doomstadt? La capital de Battleworld, centro del mundo y localización del trono de Yggdrasil, el Árbol del Mundo, sobre el que se sienta el Dios Doom, creador, luz del universo, señor de todo. A su derecha, Stephen Strange, Sheriff de Agamotto, es la voz de Doom y el juez encargado de que se cumpla su ley. A su izquierda, Susan Storm, su ancla moral, y los niños, algo más crecidos, de la Fundación Futuro, ministros del reino. Valeria Richards es el contrapunto pragmático, la ciencia y el descubrimiento, que estabiliza la balanza frente a la fe, el orden religioso y la magia del Doctor Extraño.
  • ¿Qué es el Escudo? La barrera de separación entre los Reinos de Doom y las agrestes tierras de caos y muerte formadas por tres territorios: las Tierras Muertas, hogar de los muertos vivientes del universo Marvel; Perfección, los dominios de Ultrón; y Nueva Xandar, páramo en el que habita Annihilus y su Ola de Aniquilación. A estos horribles lugares son enviados como penitencia los condenados que se salvan de la pena de muerte; se les proporciona equipo, armadura y la oportunidad (casi inalcanzable) de sobrevivir aniquilando hordas de muertos hasta el fin de sus días. El Escudo está protegido por un cuerpo de centinelas que evitan que nada cruce al lado “bueno” de Battleworld.

“¡Ve! ¡Márchate ahora! ¡Dile al Sheriff que encontramos a la muerte aquí!”

  • ¿Cómo se creó Battleworld? Es pronto para formular esta pregunta, aunque nosotros sepamos que el multiverso fue aniquilado por los Beyonders y lo que encontramos aquí es un collage de universos paralelos, aparentemente refundidos por Doom. O eso se nos hace creer a nosotros y a sus habitantes, dado que el mito creacional y la religión los condiciona mediante una mezcla de miedo y respeto (¿he dicho ya religión?) para someterse a la voluntad del Dios Doom, manteniendo así el orden que tanto obsesionado al mandatario. Sin embargo, en un subespacio de Utópolis ha aparecido un elemento discordante, así como los restos aparentes de un mundo anterior que desmontaría el mito creacional (razón por la cual Strange corre a intentar cubrirlo, tachándolo de “herejía” y peligro para la preservación del status quo): la copia Ultimate de la nave salvavidas de Reed Richards, con su yo de Tierra-1610 y la Cábala al completo en su interior.
  • ¿Cuánto tiempo ha transcurrido desde el fin del universo? Que nadie se lleve a engaño: no han sido un día, ni una semana, ni un mes; la nave está cubierta de polvo, el mundo es un páramo y los niños de la Fundación Futuro ya no parecen tan niños. La confirmación nos la proporciona el Richards Ultimate, hablando de que la tripulación de la nave ha permanecido en estasis durante un tiempo indefinido. Pronto se desvelará el misterio…

ZHÉROE DE LA SEMANA
NarraThor (D.E.P.)

El paragüero de Battleworld

Y con esto nos despedimos hasta la semana que viene. ¿Qué os ha parecido el salto narrativo de esta segunda entrega? ¿Cuánto os ha sorprendido? ¿Tenéis interés en conocer los diferentes reinos que componen Battleworld mediante los tie-in o preferiríais que hubiese menos y los viésemos todos integrados en la historia?

Hacednos saber vuestra opinión en los comentarios. ¡Abrazos apocalípticos para todos, y…!

Semana de elecciones… ¿Con cuál os vais a quedar? ¿Con todos?

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

22 Respuestas

  1. Mímico dice:

    Articulazo que muy adecuadamente, he leído sentado en el Trono de mi casa, en el cuarto de baño. A ver cuando empiezan en USA con las series del evento dedicadas a los mutis (Inferno, Years of Future Past, X-Men ’92, E is for Extinction, X-Tinction Agenda, Age of Apocalypse…) y me hacen sus respectivas reseñas…

    • Roca, el Trono del Mundo. Las series mutantes empiezan el día 27, con INFERNO, y se desatan la primera semana de junio, con E IS FOR EXTINCTION, X-MEN ’92, X-TINCTION AGENDA y YEARS OF FUTURE PAST. Es la misma semana en que sale el #3 de Secret Wars así que intuyo que serán introducidos en el evento ese mismo día.

      Ya caerán las reseñas ya. Esa primera semana de junio habrá 13 cómics relacionados con Secret Wars.

  2. Hola Reve. Articulazo!! Por cierto estas Secret Wars son semanales en los USA? Y los de panini aquí supongo que sacarán 2 por mes no?

    La semana que viene más.

    • No son semanales (ejemplo, la semana que viene no hay), sino que su periodicidad será medida para que los tie-ins encajen sin spoilear nada. Es decir, que la semana que salga será que algo va a cambiar en Battleworld y antes de enterarte por tie-ins, te enteras por la miniserie central. Todo parece encajar bastante bien y estar muy bien pensado si esto es cierto.

      Pero claro, es lo que ha dicho Axel Alonso. Luego habrá que ver si Ribic llega tarde.

    • no me había fijado que ponías las fechas publicación!!

      • Reverendo Móvil dice:

        En el caso de la miniserie central es más una intuición que Panini vaya a incluir dos números en la primera grapa. Podrían ser 3, pero hasta que no anuncien el plan editorial de SW dejaré a partir de la semana que viene en blanco la fecha de publicación. Después suelo ir actualizando posts anyiguos cuando se confirman las fechas ;)

  3. xavisase dice:

    La descripción que haces del argumento no podría molar más,y si hay alguien capaz de manejar un concepto tan intrincado como Battleworld es Hickman.
    Como dices,parece un milagro que Ewing saque algo tan aparente entretenido(no la he llegado a leer)de una serie que ha sido un constante escaparate de eventos.
    Muchísima curiosidad por la llegada de la thormenta de tie-ins la semana que viene…

    • Es que para hypear a los infieles tanto como estoy yo de hypeado tengo que mostrar todo lo molón que es el evento. Y sí, in Hickman we trust, que ha demostrado saber manejar cientos de piezas al mismo tiempo.

      Lo de Ewing vas a verlo sublimado la semana que viene, con su LOKI: AGENTE DE ASGARD sumándose al evento. Si la previa no miente, va a ser un número é-pi-co.

  4. Anónimo dice:

    Me tiene bien enganchado este evento, solo rezo porque Ribic dibuje cuantas mas paginas mejor, en Thor estaba magnifico pero aqui no se queda atras!
    Deseando que lleguen los tie-ins para ver si mantienen el tono.

  5. Eso que en esta saga no hay “dónde esta Wally” cuando solo en la viñeta de los Braddock -el Brian de Cornell, el Jamie de Ultimate, la Elizabeth de David…- no se yo.

    Pero en lo que si que no podría tener opiniones más contrarias es en la valoración de los primeros tie-ins, primero hinchando a un Ewing que realmente no aporta nada que no hayamos visto en los Vengadores de Hickman, y después penalizando inmerecidamente a un Magneto que no solo se mantiene coherente con la dirección que ha venido teniendo desde su debut, sino resolviendo cabos sueltos tan importantes como el rol paterno de Magneto después de ser arrojado el descubrimiento en torno a la Bruja Escarlata y Mercurio sin consecuencia alguna ni para su colección ni la propia Polaris, así como la alianza forjada con Namor en tiempos de Fraction con el papel de alguien con la habilidad para sincronizarse con el campo magnético de la Tierra en -eso- una crisis principalmente causada por la atracción gravitacional entre dos tiempos terráqueos.

    La verdad es que no entiendo ese castigo a Bunn cuando no solamente se mantiene fiel a la estructura que ha tenido la serie desde el principio, sino que además lo hace continuando increscendo su trama hacia la única dirección que la podía llevar (seguido por sus nuevos “fieles”, forzados y no forzados, tras desterrar sus fantasmas y refundar su comunidad, ahora no le queda otra que enfrentarse al hecho de que quizás todo lo que ha hecho no sirva para nada). Pero es que encima sabe valerse ingeniosamente de la trayectoria histórica del personaje, como es el hecho de que Magneto y Polaris vuelvan a encontrarse en plena destrucción del mundo (cuando la última vez que padre e hija estuvieron juntos fue precisamente en ese instante, la destrucción de Genosha que Davidson versiona en la caida de Manhattan).

    Quitando el apartado artístico -que aun así me ha parecido muy competente- a mi personalmente no solo me parece que Bunn mantiene el tipo sino que viendo los tiros por donde apunta se antoja como primer capítulo del acto final que pedía su etapa

    • Mis argumentos para pensar que esto es un pastiche están ahí: ausencia total de los secundarios habituales (sin apenas mención a las tramas de la serie); ni siquiera se menciona lo de Wanda y Pietro, eliminando por tanto la conexión emocional del personaje para el lector que no ha leído Axis (que te recuerdo, la revelación ni se produjo, ni tuvo mención en la serie de Bunn); y será un juego muy bonito reencontrarse con Polaris para aquellos que llevan siguiendo a ambos personajes desde hace tiempo, pero permíteme que si yo hubiera conocido a Magneto con esta serie, no tendría por qué captar ni guiños ni relaciones especiales con la “desconocida” Polaris.

      En estas reseñas valoro los cómics en sí mismos y con respeto a su propia serie pensando en los lectores que siguen esa serie (y/o el evento en cuestión), y no todo el universo Marvel. Como tal, sólo puedo juzgar que este cómic apenas llega al aprobado raspado porque faltan datos, falta empatía con el lector, falta motivaciones, y sobra una brocha muy gorda con respecto a las motivaciones de Magneto de la que no había hecho gala Bunn en el resto de la etapa. Al contrario que a ti, a mí este número me abre el camino a una conclusión atropellada en la que el capitán Bunn es el último en hundirse con el barco, habiendo huido Walta, Fernández y Bellaire a pastos más verdes.

      Agree to disagree.

      • Si, por eso hablaba “sin consecuencia alguna ni para su colección”. Cosa que a mi al menos me parecía flagrante. Es decir, la serie básicamente ha ido de revisar la historia de Magneto a través de su presente, ¿y la terminas dejando algo tan importante como lo sucedido con los otros dos y -sobre todo-a Polaris? Me habría parecido imperdonable por parte de Bunn.

        Pero vamos, es que encima tienes elementos presentes desde el comienzo de su andadura como los Merodeadores -con la ironía de usar a unos tipos creados para matar con fines humanitarios- y los vouyeurs que siguen a Magneto, por lo que no se que puedes echar en falta más allá de que a Walta y Bellaire (porque el resto de los elementos tampoco es que hayan aparecido en todos los números de la serie).

        E igualmente, dices que hay que valorar los cómics por si mismos, pero ya estás considerando un handicap para este cómic el que Polaris no haya aparecido antes. ¿No es un poco contradictorio? Porque Briar Raleigh tampoco había aparecido hasta la primera vez que apareció

      • Porque -ojo- a los hermanos al menos los trató en los números de Axis aunque no se metiera en el berenjenal de la paternidad (y sin necesidad de que tuvieran que haber aparecido antes….). El único cabo suelto gordo del pasado de Magneto que Bunn no había podido abordar era Polaris, y con el tema de esta amenaza, desde luego era el momento

        • Que yo recuerde, los hermanos sólo salían en un número de Axis y apenas en una visión, no como una trama a continuar. Incluso cuando la serie recuperó aquel episodio de Uncanny X-Force lo re-contó precisamente para involucrar al lego en aquella trama, dándole un giro emocional al final. Aquí Polaris aparece por arte de birli birloque y, al contrario que en el caso de Raleigh, el lector DEBE conocer el pasado, las connotaciones, la relación y las consecuencias de su presencia ahí, que son introducidos mediante diálogos rápidos y resumidos para justificarse.

          Sigo sin ver una justificación para su presencia, sigo sin ver a Raleigh, la nueva Genosha o siquiera las consecuencias de los hechos del número anterior. Sólo un salto narrativo para llegar a Last Days, varios guiños a la continuidad previa a la serie, y un reciclaje de ideas reiteradas culminando con la enésima aparición de los Centinelas, ahora en su versión Ultimate.

          Insisto: poco o nada hay interesante para el lego en este primer acercamiento al fin de los días. Bunn tiene tiempo de enmendarlo yo de tragarme mis palabras. Pero hoy no.

  6. Aparecieron en recuerdos, y también a tiempo real. Más o menos como Polaris aquí ahora vamos. Yo ya te digo, igual que los Merodeadores, el Depredador X, Genosha, la HGM, Raleigh, los Centinelas, etc aparecieron “de repente” en su serie, no veo problema en que se introduzca otro elemento como es Polaris de la misma forma, cuando la serie va precisamente de eso, de volverse a enfrentar a episodios y aspectos de su pasado

    • No es tanto la aparición del personaje en sí misma, como la brocha gorda con la que es presentada ella y su trama. Si a esto le sumas los colores chillones de Mount y un Davidson que no está en su mejor momento… no, no he disfrutado de este cómic y difícilmente podrás hacerme cambiar de opinión. Lo dicho: agree to disagree y a la cama todo el mundo xD

  7. Willy Wonka dice:

    Me está gustando el evento (bien escrito y bien dibujado) pero como némesis jurada del hype, tampoco le veo nada que no hayamos visto antes, donde está la diferencia respecto a las “recientes” House of M o Age of Ultron? ¿Que estas dos últimas eran líneas temporales alternativas y aquí estamos ante lo que queda del universo? Como si les fuera a costar mucho recrear todo lo que han destruido. Yo por mi parte tengo claro que pienso disfrutarlo pero sin esperar milagros.

    • Que Age of Ultron desaprovechó por completo las posibilidades que habría el “mundo alternativo”, que House of M las aprovechó pero no supo contar una historia con la suficiente chicha, y que creo que Secret Wars puede ser la sublimación de los mundos alternativos en Marvel. Piensa que Age of Ultron, muy apropiadamente, es un simple territorio de los 41 que va a manejar Hickman, así que en escala y aparente importancia real para el universo Marvel que vendrá después, creo que Secret Wars gana.

      Y no es “como si les fuera a costar mucho recrearlo”, es que Hickman ha hecho que los Beyonders asesinen a la propia existencia, acabando con las entidades cósmicas/físicas que la encarnaban, desde Eternidad e Infinito, hasta Caos y Cosmos, terminando por el Tribunal Viviente. Éstos no son personajes que puedas revivir y santas pascuas…

      “El sistema está roto”, anunciaban los Constructores. El universo Marvel que surja de las ruinas de Battleworld, por fuerza, debe ser “otra cosa”, un nuevo universo con nuevas normas y nuevos cimientos, literales y figurados. Veremos si son consecuentes. De momento, menudo viaje, ¿no? :D

  8. Dynamo Joe dice:

    El artículo extraordinario, así como la “discusión” reverendo – Gavilán, pero aparte el trabajo de Ribic el experimento me sigue resultando demasiado estrambótico y sigo esperando como queda todo después de la saga, espero mas del destino que del viaje en este caso.

    • Pues creo, sinceramente, que es el acercamiento equivocado al evento, tal y como vamos ahora. La cosa va del viaje; el destino es la creación del nuevo universo Marvel, sin borrar la continuidad anterior.

      • Dynamo Joe dice:

        Seguro que tiene razón, Reverend, pero es cuestión de feeling, no puedo evitarlo. La cosa parece prometer una buena historia, pero como se llega hasta ahí no termina de convencerme, supongo que seré yo quien se lo pierda .

        • Willy Wonka dice:

          De momento yo me apunto a disfrutar del viaje, temo mas que el destino no sea todo lo “soleado” que Reverend promete ;-), de todos modos y haciendo un poco off topic,

          ¿Hasta que punto queremos realmente que las cosas cambien? Es decir, a mi me parece genial que los personajes y su status quo evolucionen, ya que eso permite que se cuenten nuevas historias sobre ellos (o historias parecidas pero desde otra perspectiva) pero el cambio por el cambio, no me dice nada.

          Por ejemplo los cambios políticamente correctos de sexo y raza, ¿Eso que aporta? ¿Se han convertido Capi-Halcón y Thor(a) en personajes memorables?

Deja un comentario, zhéroe