SECOND COMING, de Mark Russell y Richard Pace

 

Título original:
Second Coming, Vol.1

Sello: AHOY! Comics
Guionista: Mark Russell, Stuart Moore
Artista: Richard Pace, Leonard Kirk
Colorista: Andy Troy
Contenido:
Second Coming #1-6  (Jul. 2019 – Ene. 2020)

Publicación USA: Febrero 2020
Publicación España: –
Valoración:
El cómic sobre Superman y Jesucristo que DC no dejó hacer a Mark Russell

 

Empecemos por el principio, Dios, ese Dios vengativo y un poco cabrón del Antiguo Testamento, ha decidido que, tras 2000 años castigado en su cuarto por la que lió la última vez, es hora de volver a mandar a su hijo a la Tierra, es hora de la presagiada Segunda Venida de Jesucristo.

SECOND COMING
de Mark Russell y Richard Pace

Y claro, estamos hablando de ese dios ególatra y megalómano de la tradición judeocristiana, un Dios que no quiere para nada que suceda lo mismo que la última vez, así que decide poner a su hijo bajo la tutela de Ken Clark, alias Sunstar, el mayor superhéroe de la Tierra. Y lo hace con un doble propósito, por un lado asegurarse de que su hijo está a salvo y por otro hacerle comprender cómo ha de portarse un verdadero hijo de Dios.

Aunque, para decepción de Dios, será Superman, perdón, quería decir Sunstar, no sé en que estaría pensando. Será Sunstar quien aprenda que la violencia no es la mejor solución a los problemas del mundo. Ya que, realmente, este Second Coming no es tanto un cómic sobre religión y fe, que por supuesto que también lo es, sino más bien una deconstrucción del superhéroe y del relato pulp, haciendo especial hincapié en el hecho de que recurrir a la violencia no es forma de solucionar los problemas.

Nada de violencia.

Es curioso como, por la temática tratada, una editorial como DC no se atrevió a darle luz verde a este proyecto cuando, en mi opinión, otros de los trabajos de Mark Russell que sí han sido publicados por la editorial de Burbank (Los Picapiedra o Las Crónicas del León Melquiades) son mucho más transgresores y políticos. Y es curioso que en un país como Estados Unidos (aunque sinceramente creo que aquí también pasaría) se considere esta obra mucho más tabú por el mero hecho de utilizar figuras como las de Dios, Jesucristo o Satán. Figuras a las que, desde mi perspectiva se trata de manera muy respetuosa, sin alejarse demasiado de la imagen que tradicionalmente se nos ha mostrado de ellas. Y de hecho, Russell pasa buena parte de la obra reforzando la idea de que el mensaje religioso que quiere transmitir Jesucristo es correcto, o que al menos no es inherentemente incorrecto. Pero que, por culpa de cómo se ha estructurado la sociedad occidental, en torno a ciertas jerarquías o dinámicas de poder corruptas, se impide que este mensaje llegue a la gente sin ser contaminado por los intereses ocultos de esa estructura social, ya sean los de la Iglesia o cualquier religión organizada, o los de otros estamentos políticos y sociales.


En definitiva, Second Coming no denuncia ni critica la religión, ni siquiera la fe cristiana en sí, pues, si algo ha transpirado de la obra de Mark Russell, es su firme creencia en la necesidad de la espiritualidad en el ser humano. Y como tal, reconoce que cada uno vive su espiritualidad de una manera diferente pero igualmente válida. No, lo que quiere señalar aquí el autor es cómo se ha tergiversado el mensaje original de amor, aceptación y conciliación de la fe cristiana, por intereses sociales y económicos, hasta el punto en el que ni el propio Jesucristo reconocería lo que hoy en día se entiende por cristiandad.

Este 2020 corre de mi cuenta.

Siguiendo la estela de lo que estamos viendo últimamente en el panorama del cómic mainstream norteamericano, de la mano de autores como Jeff Lemire o Tom King, Mark Russell realiza un juego muy interesante con la elección del apartado artístico de esta obra. Que no es otra cosa que fragmentar el cómic en dos estilos de dibujo diferenciados, tratando así de realzar el mensaje o el tono de la obra en cada uno de esos fragmentos. En este caso, tenemos ese acabado sucio y desdibujado, más feísta, de Richard Pace para los pasajes celestiales o que implican a personajes bíblicos como pueden ser Dios, Jesucristo o Satanás. Mientras que Leonard Kirk a las tintas y Andy Troy al color son los encargados de darle un acabado mucho más pulido y más limpio a esos lápices sucios de Pace en las escenas protagonizadas por Sunstar. Mención aparte la que merecen las portadas de Amanda Conner y Paul Mounts, que han sabido capturar perfectamente la esencia de la serie.

Second Coming es el cómic sobre Superman y Jesucristo compartiendo piso que DC no dejó hacer a Mark Russell. Pero que se llevó a una editorial independiente para remarcar el mensaje que supuestamente representaba Jesús: que la empatía, el perdón y la misericordia son la única forma de afrontar la vida, aunque ello sólo repercuta puñaladas en la espalda.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.