SECCIÓN CERO, de Karl Kesel y Tom Grummett

 

Título original:
Section Zero #1-5 USA

Sello: Image Comics
Guionista: Karl Kesel
Artista: Tom Grummett
Coloristas: Ben Dimagmaliw, Jeremy Colwell y Grace Allison
Publicación USA: Abril – Agosto 2019

Publicación España: Junio 2019 (Dolmen)
Valoración: Don’t call it a comeback, I’ve been here for years

 


Publicar siempre es una odisea.
Solo hace falta escuchar el testimonio de artistas humildes en cualquiera de las ya numerosas jornadas que hay por todo nuestro país. Incluso en países más propicios para dedicarse a esto de los cómics no hay ninguna garantía de que de un día para otro la publicación en la que trabajas eche el cierre pese a estar involucrada en el proyecto gente brillante como le sucedió a…

SECCIÓN CERO
de Karl Kessel y Tom Grummet

La Sección Cero no existe. O al menos no debería existir, al igual que no deberían haber pululando por las calles hombres rata antropófagos, cambiantes extorsionadores, gente que porta terribles maldiciones y demás extravagancias que, si se dieran a conocer al público, convertirían al planeta en un lugar mucho más peligroso del que ya es. Aquí es donde entra el diverso grupo de héroes anónimos que se hace llamar la Sección Cero, una organización secreta bajo las ordenes directas de la ONU cuya principal misión es identificar y contener cualquier evento fuera de lo normal que pueda dañar a la humanidad. A lo largo de las décadas, numerosos agentes han ido y venido de esta organización afrontando en el proceso numerosos horrores de todas las formas pero en esta ocasión se enfrentan a una amenaza dirigida directamente a ellos.

Al inicio del nuevo milenio, en el seno de Image se fraguó el sello Gorilla Comics encabezado por nada menos que estrellas del calibre de Kurt Busiek, Mark Waid y George Pérez. Llenos de ideas e ilusiones, Karl Kesel y Tom Grummet, que ya se habían hecho un nombre trabajando para las dos grandes editoriales estadounidenses, aterrizaron en este sello preparados para comerse el mundo con un trabajo que sería un digno homenaje a las historias de aventuras fantásticas al más puro estilo Jack Kirby. Nada podía salir mal.

Contra entes paranormales lo mejor es un bazocazo limpio

Gorilla Comics cerró en 2001. En ese momento Sección Cero únicamente contaba con 3 números publicados y un cuarto en preparación de lo que pretendía ser una serie de largo recorrido, con un numeroso elenco de personajes que envejecieran junto con los lectores. Y lamentablemente se quedó en nada. Es imposible saber si, de haber seguido con las intenciones de los autores, hubiese cumplido las expectativas depositadas sobre ella pero es innegable que era un concepto tan atrayente que siguió en la cabeza de Kesel tras más de una década. Buscando algún lugar donde poder al menos finalizar el primer arco argumental de su historia, el guionista acabó embarcándose en la aventura que supone un crowdfunding con el éxito suficiente como para dar lugar a este «volumen 0» que nos ocupa, con los 3 capítulos originales más otros 3 para poner punto y final.

Lo cierto es que la serie original apuntaba maneras. Con un ritmo vertiginoso, los capítulos entran como un tiro sin perder el tiempo en explicaciones innecesarias que puedan lastrar la lectura al mismo tiempo que, al omitir información de eventos y personajes, da una sensación de profundidad al mundo creado por Kesel. En la segunda parte de la historia, tras un brillante interludio y una elipsis tanto real como ficticia de casi 20 años, la dinámica se mantiene. Se trata de una exploración inacabada, de una búsqueda en lo desconocido que siempre parece que tiene algo más que ofrecer añadiendo en esta ocasión numerosas y agradecidas referencias al mundo del cómic que ata aun más a esta obra a las aventuras clásicas de las que bebe. Sin embargo, este ritmo endiablado daña ligeramente el resultado final, con un último capítulo que, obsesionado en dar el final satisfactorio que originalmente se le fue privado, ata con poco mimo cabos sueltos que podrían haber sido más disfrutables.

Puedo explicar perfectamente como hemos llegado a este punto

Y qué decir de Grummett. Si ya hizo un trabajo excelente antes, ahora sigue al mismo nivel. Gran parte del dinamismo de la obra viene de su dibujo que, si bien no hace ninguna filigrana, el resultado es más que correcto. El reencuentro con este tipo de aventuras más ligeras le sienta como un guante y lo aprovecha al máximo. El trabajo de Ben Dimagmaliw, Jeremy Colwell y Grace Allison a los colores no se queda atrás con una polivalencia que de cuenta de su calidad como artistas.

Puede que la vida de la Sección Cero original acabase de forma prematura pero la falta de recursos no puede acabar con una buena idea y esta sin duda lo era. Esta mirada nostálgica a un tipo de aventuras más clásicas, donde cualquier ser nacido de las entrañas de la tierra o de lo más lejano del espacio exterior está invitado para ser vapuleado por los héroes de turno es muy fácil que haga las delicias de cualquier lector, independientemente de su experiencia en este campo.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Ferran

Hago como que estudio Química pero en verdad me inflo a cómics y videojuegos desde pequeño. Soy de esa gente rara a la que le gusta más el manga que el anime.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.