Satélite Europa #6: EKHÖ. MUNDO ESPEJO, Vols. 1-5, de Christophe Arleston y Alessandro Barbucci

¿Estáis listos para iros de viaje? Espero que tengáis las maletas preparadas y no os dé miedo volar porque en este vuelo hay turbulencias. Nos dirigimos hacia…

EKHÖ. MUNDO ESPEJO, Vols. 1-5
de Christophe Arleston y Alessandro Barbucci

Título original : Ekhö –Monde Miroir-
Vol. 1: ‘New York’
Vol. 2: ‘Paris Empire’
Vol. 3: ‘Hollywood Boulevard’
Vol. 4: ‘Barcelona’
Vol. 5: ‘Le secret des Preshauns’
Sello: Soleil
Guionista: Christophe Arleston
Dibujante: Alessandro Barbucci
Colorista: Nolwenn Lebreton
Public. Original: Mar. 2013 – Jun. 2016 (Francia)
Public. España: May. 2014 – Abr. 2016  (Norma)
Valoración: 6/10

 

“Hay siempre una sensación de irrealidad en un vuelo transatlántico…” Y más cuando acabas en un mundo alternativo que parece el tuyo, pero que al mismo tiempo no lo es. A este otro lado del espejo es donde Christophe Arleston y Alessandro Barbucci transportan al lector, en el que, si bien se ven y reconocen  las ciudades por las que se mueven los personajes de esta increíble historia, hay añadidos que recuerdan que uno no está en el mundo que conoce.

Así pues, a lo largo de cinco tomos, las ciudades de Nueva York, París, Barcelona, Roma y hasta Hollywood, se distorsionan llenándose de dragones y Preshauns, una especie de conejitos medio emparentados con los gatos encargados del gobierno de este extraño mundo llamado Ekhö. Estos pequeños animales que rodean y acompañan a los personajes a lo largo de toda su aventura, son nada más y nada menos que los privilegiados que ostentan el poder en Ekhö y tienen el deber de preocuparse por mantener el equilibrio del mismo. No obstante, a lo largo de la historia, se irán desvelando los cruentos secretos de estos, aparentemente inofensivos, compañeros de viaje, incapaces de saltarse la hora del . ¿Qué será lo que les fascina tanto del ? ¿Por qué son tan misteriosos estos pequeños amiguitos?

Es la hora del té, pequeño preshaun…

En este lugar al que han sido transportados, Furmille Gratule y Yuri Podorov tendrán que enfrentarse a todo tipo de adversidades, como pagar las deudas heredadas de la agencia artística Gratule o el misterioso poder recién adquirido de Furmille: ser poseída por espíritus, que les llevarán, junto con Grace, secretaria y stripper de la agencia, a tener que resolver algún que otro caso detectivesco sin destruir el equilibrio de Ekhö. Nada más llegar a Ekhö vemos este cambio, tan importante, en la protagonista de la historia y que es fundamental en la trama que se nos plantea. Fourmille es habitada en ocasiones por los espíritus de aquellos difuntos que tienen alguna cuenta pendiente. Así es como se descubren hechos importantes en la trama o en la vida de algunos de los personajes secundarios, y que, en algunos casos, tendrán un gran impacto en la relación entre los protagonistas de la historia (que se lo pregunten a Yuri…)

Además, la llegada de  Yuri y Fourmille al mundo de Ekhö, causa una distorsión en la fuerza, perdón, en la energía taumática. Esta energía es la que mantiene el orden de este mundo y la vigilancia de sus perturbaciones está a cargo de los Preshauns. A modo de “castigo” decretarán que, ya que Fourmille fue quien, por accidente, atrajo a Yuri a Ekhö deberá permanecer siempre cerca de él, lo que causa tremendos malentendidos y situaciones de lo más cómicas (unas más que otras).

El equilibrio de Ekhö y la fuerza taumática.

Por lo que respecta al dibujo, debo decir que Alessandro Barbucci es un verdadero artista. Durante las cincuenta páginas de cada tomo su trazo no falla ni una sola vez, es limpio y expresivo, correcto hasta límites insospechados, ya sea en los personajes o en los fondos. No hay nada que desentone, los personajes están realzados por el fondo y viceversa, todo se complementa y ofrece una viñeta tras otra de arte. El color de Lebreton se aúna con las líneas de carácter italiano, pues no es un dibujo típico de las obras francesas, pero tampoco de influencia americana. Barbucci deja claro que viene de Italia y Lebreton se adapta a su trazo con colores vivos e intensos. Un punto muy importante de este colorista es que las sombras no se hacen en tonos oscuros, sino dando una mayor intensidad al color, por ejemplo en la cara de los personajes, donde esta intensidad de color da incluso una mayor expresividad al dibujo, y utilizando los tonos pastel para el vestuario o los fondos más discretos, dando más carácter a la obra.

Y en cuanto a la trama, pienso que quizás Arleston deja a medias ciertos conceptos, como son las posesiones de Fourmille, pues no se explica en ningún momento a qué pueden ser debidas. La importante fuerza taumática del mundo de Ekhö y su equilibrio tampoco acaba de aclararse ¿Por qué es tan importante el equilibrio? ¿Por qué la llegada imprevista de Yuri causa tantos problemas? Pues no sabemos. La naturaleza de los Preshauns y los problemas derivados, en cambio, sí que están explicados, algo que deja más interrogantes alrededor de Fourmille y el mundo espejo en el que se encuentra, pues, a mi parecer, debería esclarecer más cosas. No obstante, es una trama muy bien encaminada, con giros cómicos que ayudan a descender la tensión de los sucesos más importantes de la historia, haciéndola amena y fácil de seguir.

Como veis, viñetas para rebajar la tensión… argumental.

El concepto de “mundo espejo” y la visión de un mundo que se parece al real pero que no lo es, y que se identifica con aviones-dragón, o con un transporte público de lo más singular, así como los animales que hablan, está muy bien plasmado y reinventado, pues se trata con la mayor naturalidad, es decir, los personajes admiten las diferencias con su mundo y las aceptan de una forma admirablemente rápida. No obstante, esa realidad espejo evoca irremediablemente a la del título de Lewis Carrol, Alicia a través del espejo, y, dando un paso más allá, a la reinvención de mundos literarios me transporta al mundo de Wicked, de Gregory Maguire, quien transforma el país de Oz y da una visón de “espejismo” a este mundo ficticio. Así pues, el mundo de Ekhö no deja de ser, como sus antecesoras, la mirada a través de un espejo de lo que identificamos con nuestro mundo, el real, recurso muy bien utilizado para crear un mundo fantástico en el que los acontecimientos generales de la trama cobran más importancia y particularidad de la que tienen.

¿Fourmille…eres tú?

A pesar de todo esto, mi valoración es baja porque teniendo un magnífico dibujante y un maravilloso colorista, la trama se me queda pequeña. Los conceptos que no se acaban de explicar me parecen de vital importancia, pues algunos forman parte de los pilares del propio argumento, como son las ya mencionadas posesiones de Fourmille. El uso del recurso fantástico se queda cojo, incluso en algunos casos, vacío, por esta falta de información, el lector no entiende el porqué de algunas cosas esenciales y se evidencia un hueco en la trama. Otra de las cosas que no me gustan de la construcción del mundo fantástico es que, si bien la referencia al “otro lado del espejo” es una muy buena idea, se parece más a un “al otro lado del armario”, como en Narnia. Me falta más originalidad en la fantasía, no quiere decir que no me parezca una buena obra, ni mucho menos, o que no me guste el concepto del mundo, sino que considero que le falta madurar un poco, dar un paso más allá en la construcción del mundo fantástico.

Y con esto y un bizcocho…

Espero que no os desaniméis y que la leáis, es una buena obra, dirigida a aquellos que les gusten los mundos fantásticos, y, sobre todo, los buenos dibujantes. Sólo por el placer de ver páginas convertidas en arte y una trama adictiva, merece la pena leerlo.

SATÉLITE EUROPA
#1 – ASTÉRIX Y CLEOPATRA   #2 – FRATERNITÉS, Vols. 1-2
#3 – PINOCCHIO   #4 – UNDERTAKER, Vols. 1-2   #5 – BARRACUDA, Vols. 1-5
#6 – EKHÖ. MONDE MIROIR, Vols. 1-5

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Dillinger dice:

    Para mi, solo vale la pena el esplendido dibujo. La historia es una serialización de tontunas y poses fan service para pajilleros.

    Buena reseña.

    • No estoy de acuerdo en que la historia sea una serie de tontunas y poses para menearsela, tiene cosas en la trama que hacen que el lector se enganche (no precisamente las chicas desnudas) y hay cierto suspense e intriga, pero cada cual sus gustos. El dibujo si que es espléndido, de hecho el dibujante ha participado en otras obras y son igual de geniales, merece que se tengan sus obras en la estanteria, porque cada pagina es un regalo para la vista.

      Muchas gracias por leerte la reseña y por comentar.

      Un abrazo comiquero!

Deja un comentario, zhéroe