50 años de… ASTÉRIX Y CLEOPATRA, de René Goscinny y Albert Uderzo (Satélite Europa #1)

Una de las cosas buenas de los cumpleaños son los regalos. A todos nos encanta abrirlos y estrenarlos. Para este #ZZYearTwo estrenamos nueva colaboradora, Esperanza Vela, que nos regala esta reseña y una nueva sección de cómic francés y belga que contuinuará a lo largo de este, nuestro tercer año.

La BD franco-belga (Bandes dessinées), es uno de los movimientos del noveno arte que nos ha dado a conocer, a niños y grandes, muchos de los tebeos de nuestra infancia y nuestra adolescencia. Estas historias cómicas, orientadas, en un primer momento, a un público infantil, verán la luz en revistas como Le journal de Tintin o Pilote y, prontamente, sus series más populares pasarán a ser editadas en tomo, como lo son Les aventures de Tintin o Astérix le Galuois, respectivamente.

Siendo esta segunda, probablemente, la más célebre y editada de las dos, y cumpliendo años redondos de su publicación en álbum, inauguramos, pues, Satélite Europa, sección dedicada al BD, con los 50 años del encuentro entre…

ASTÉRIX Y CLEOPATRA
de René Goscinny y Albert Uderzo

 


Título original
:

Astérix et Cléopâtre (Astérix #6)
Sello: Dargaud / Hachette
Guionista: René Goscinny
Artista: Albert Uderzo
Publicación original: Diciembre 1963 (Pilote)
Public. España: 2014 (Salvat)
Valoración: 10/10

 

Reseñar un clásico como es éste no siempre es fácil, más bien todo lo contrario. Seguramente me dejaré cosas en el tintero y muchos pensarán que no le hago justicia a una serie como ésta, pero no puedo dejar pasar la celebración de las bodas de Oro de este sexto número de las aventuras de nuestros amigos galos. Por esto mismo he querido ser fiel a los nombres de la versión original, y me referiré a ellos a la francesa.

Pues bien, no hace falta decir que Astérix y Cleopatra es, quizá, el número más famoso de la serie, no por nada tiene dos películas, una animada (del mismo nombre de la obra) y una con personajes reales (Astérix y Obélix: Misión Cleopatra). Así pues, nuestra pequeña historia comienza con una disputa entre el César y la reina todopoderosa de Alejandría, Cleopatra, que acaba en una apuesta entre los dos. Nuestra bella y adorada Cleopatra, tras la insinuación del César de que su pueblo está en decadencia, apuesta el honor de su pueblo a que éste es capaz de construirle un palacio al emperador romano en el plazo de tres meses; y para esta empresa elige, nada más y nada menos, que a Numerobis.

El liderazgo de un imperio es un asunto de narices.

Nuestro querido Numerobis, peor arquitecto de Egipto, pues sus casas se caen y, al parecer, es un experto en el uso del pladur, viajará hasta tierras galas para pedir ayuda a Panoramix, ya que es conocido que el druida es capaz de hacer una poción multiplicadora de la fuerza. Así que, una vez decidido y equipaje hecho, Panoramix y nuestros amigos Astérix y Obélix (junto con Idefix), parten rumbo a Alejandría a la ayuda de Numerobis.

Una vez allí y con las obras ya empezadas, seremos testigos de las aventuras y desventuras de nuestros amigos, y de todas las piruetas que tendrán que hacer para asegurar la construcción del palacio. Porque no creeríais que los romanos y Paletabis, rival acérrimo de Numerobis se iban a quedar quietos, ¿verdad? Efectivamente, nuestros galos serán objeto de todo tipo de fechorías por parte de Paletabis y su lacayo Tornavis, quienes los dejarán encerrados en las pirámides y hasta intentarán que la reina Cleopatra los encarcele; desventuras de las que saldrán al más puro estilo galo.

El misterio de (la nariz de) la Esfinge.

Pero donde vemos a los galos en su máximo esplendor es en las trastadas perpetradas por el más antiguo de sus enemigos, donde veremos esas magníficas tortas que esperamos de este dueto, y el explosivo carácter de nuestra querida y bella reina. Es de este modo que acaba esta grandiosa historia, con el palacio construido y el pueblo egipcio con su honor restaurado. Eso sí, debemos tener en cuenta que, en todo momento, la obra ha sido traducida del egipcio a nuestra lengua, pues así nos lo hacen saber los autores y se nos demuestra en algunos momentos, en los que podemos admirar el bello lenguaje jeroglífico.

Cabe decir que el dibujo clásico es el de nuestros cómics de infancia, pues son este tipo de obras las que marcan la norma gráfica y que son características de la corriente franco-belga. En lo referente al diseño gráfico de los personajes, cabe destacar el de Cleopatra, o más bien el de su nariz, a la que se hace mención en varias ocasiones, pues ésta es tan importante como la que le falta a la esfinge, aunque adorable y más pequeña que su mal carácter.

Eficiencia y competitividad: lo de contratar mano de obra barata viene de antiguo…

Por otro lado, podemos ver la innumerables y graciosas peleas entre Astérix y Obélix, quienes en algunos momentos parecen ajenos al mundo, pues poco les importan los romanos, o las situaciones difíciles: los primeros son una especie de sacos de entrenamiento y diversión pegando tortas, y las segundas solo son meros escollos que pueden ser salvados, bien dando tortas, bien con la lógica de Astérix o la ayuda del druida Panoramix.

Como conclusión, he de destacar que el humor, presente en toda la obra, es de los más refinados, pues los juego de doblaje, las alusiones a los diferentes dioses en juramentos concatenados, las peleas entre los dos protagonistas y la resolución absurda de los conflictos; todo ello hace que el lector tenga una sonrisa constante y que en más de una ocasión explote en carcajadas. No por nada éste es uno de los números más conocidos de esta colección, y el más aconsejable para los nuevos lectores.

Lanzamiento de romano, nivel olímpico.

Así pues, os recomiendo que, si ya forma parte de vuestra biblioteca, lo volváis a leer; y si no lo tenéis, vayáis corriendo a la primera librería que tengáis cerca, pues es uno de esos tomos que nos hacen recordar la infancia. Y si tenéis la oportunidad de regalarlo, hacedlo, ya sea a niños pequeños o grandes, pues lo agradecerán, porque es uno de esos cómics que recordamos durante toda la vida.

Y hasta aquí el debut de la nueva sección dedicada al cómic europeo. ¿Qué os parece el título? Satélite Europa. ¿Y el logo? Pero lo más importante: ¿qué opináis de la reseña y la obra reseñada? ¿También forma parte de vuestra infancia? Podéis usar los comentarios para enviarnos propuestas de obras, que seguro que nos descubrís alguna.

SATÉLITE EUROPA
#1 – ASTÉRIX Y CLEOPATRA
#2 – FRATERNITÉS, Vols. 1-2
#3 – PINOCCHIO
#4 – UNDERTAKER, Vols. 1-2

¡Nos vemos en la Zona!

You may also like...

7 Responses

  1. ¡Y le dan poción a Obélix!

  2. Dynamo Joe dice:

    Buen título, buen logo, buena reseña. Por supuesto que forma parte de mi infancia, y está empezando a formar parte de la de mi hijo. Y me doy cuenta ahora de que este no lo tiene. Ya sé cuál será el próximo regalo para el peque.

  3. No me parece para nada el mejor título de la colección. Astérix y la Cizanha, Astérix y el Caldero o cualquiera de los tomos de viajes demuestran un arte para caracterizar cada una de las naciones visitadas basándose en los clichés de la época que resultan muy divertidos sin ofender, por no hablar del magistral Astérix Legionario. Pero bueno, supongo que para gustos ya hay colores.

    • Anónimo dice:

      Puede que no sea quizas el mejor numero de la coleccion, como tu mismo dices “para gustos, colores”; es una coleccion enorme, que a dias de hoy aun sigue activa (de hecho hace un par de semanas sacaron el nuevo numero “Astérix y el papiro del César”), pero si que me parecio oportuno reseñarla ya que son sus 50 años y es un icono muy conocido y bastante actual, no solo por el tomo en si, sino que, gracias a las posteriores peliculas, tanto niños como adultos recuerdan esta historia con cariño; en muchas casas (por ejemplo en la mia) es una pelicula que se ve todos los años en familia; y puede que gracias a las filmaciones los padres se animen a hacerles descubrir estas magnificas historias a sus hijos.
      Muchas gracias por tu comentario y por tu opinion, la guardo con cariño y respeto y espero poder reseñar mas adelante alguna de tus historias favoritas de estos autores.

Deja un comentario, zhéroe