SANTA BÁRBARA, de Marek Pokorný, Marek Šindelka y Vojtěch Mašek

 

Título original:
Svatá Barbora
 HC

Sello: Lipnik
Guionistas: Vojtěch Mašek y Marek Šindelka
Artista: Marek Pokorný
Publicación Rep. Checa: Septiembre 2016
Publicación España: Noviembre 2020 (Reino de Cordelia)
Valoración: El ser humano nunca deja de sorprender aunque sea para lo malo…

 

Laura es una periodista que se haya ante el suceso que puede disparar su carrera, pero cada pista que descubre la lleva a otra pista más importante. Mientras que su editor la presiona para que acabe de una vez y su pareja empiece a distanciarse por culpa de su dedicación, Laura sigue obsesionada con su caso sin saber que no está preparada para la verdad. En favor de ella hay que decir que nadie, absolutamente nadie, puede estar preparado para lo que sucede en…

SANTA BÁRBARA
de Marek Pokorný, Marek Šindelka y Vojtěch Mašek

Hay  comics que trascienden más allá de su lectura y, sin duda, Santa Bárbara es uno de ellos. Bastantes días después de haberlo leído sigo dándole vueltas a la historia que narran unos autores que se superan en cada página gracias a una historia sorprendente como pocas y con un arte totalmente embriagador. Si a esto le sumamos que está inspirado en un hecho real la intensidad de la obra se multiplica ya que tan aterrador es lo que cuenta como el saber que tiene una base real, haciéndolo todavía más temible. Y es el momento de aclarar que la publicidad en la sobrecubierta del cómic no le hace ningún favor ya que cita un suceso muy desagradable que podría alejar a más de un lector y que sin embargo carece de importancia en el global de la obra.

Esto no supone que Santa Bárbara sea un cuento de hadas ni que evite el impacto emocional para con el lector, pues estamos ante una obra difícil de digerir por todo lo que acontece y que obviamente no vamos a desvelar aquí. Los giros de la historia se suceden a un ritmo vertiginoso consiguiendo que no podamos soltar el cómic hasta llegar al final. Por el camino, casi siempre de la mano de Laura, iremos descubriendo como es la vida en una secta, como los miembros poderosos de una sociedad son los más peligrosos y como de retorcido y siniestro puede llegar a ser el ser humano. Toda una serie de revelaciones que irán sorprendiendo al lector mientras lo va golpeando con terribles sucesos que provocan un nudo constante en el estomago.

La Sala de Redactores de la Zhona un día cualquiera…

Personalmente siento una fascinación magnética hacia cierto tipo de comportamientos humanos difícil de explicar, pero que al verlos tan alejados de mi realidad me despiertan una curiosidad insana. Sin ir más lejos en 2020 disfruté como un enano con Tiger King, Wild Wild Country y Antidisturbios, tres series que tienen en común una variedad pintoresca de personajes y ciertos puntos en común con el cómic que hoy nos atañe. De la primera coge ese aire semidocumental para presentar a toda una fauna de personajes, de la segunda todo lo referente a la vida en una secta y como funciona ésta y de la última el personaje de Laura tiene mucho en común con el personaje de Laia. Como veis en Santa Bárbara vamos a encontrar una variedad peculiar de géneros y personajes pero todo sumido en un ambiente turbio, siniestro, perturbador.

Este tono atemorizador y asfixiante que desprende cada página de la obra es sólo un elemento más de todo un compendio de virtudes que engrandecen la lectura de la misma. Tan importante es lo que se cuenta como el modo en que se cuenta y aquí encontraremos un guion muy sólido que funciona con una precisión casi quirúrgica y que avanza con cada descubrimiento como si de unas muñecas matrioshkas se tratara. Con cada descubrimiento subirá la tensión de la historia así como nuestra malsana curiosidad por saber que va a ser lo siguiente y, aunque parezca imposible, el cómic se supera en cada página. Solo al final cuando todo haya acabado podremos respirar e intenta digerir todo lo que se nos ha narrado por unos autores tan desconocidos como tocados por una varita.

Referencias, referencias everywhere…

El trío de autores congregados alrededor de Santa Bárbara son de origen checo (y servidor es el primer cómic checo que conoce) y estuvieron durante seis años trabajando en la obra, algo tan agotador como satisfactorio una vez asistimos al resultado final. Marek Šindelka y Vojtěch Mašek escriben a cuatro manos el guion a partir de un hecho real que adaptan para explicar una historia dura y compleja, con muchos matices detrás de cada personaje y siempre sin perder de vista la objetividad casi documental para que sea el lector el que descubra y juzge los hechos que se le presentan.

Pero Santa Bárbara no sería la joya que es sin el arte de Marek Pokorný que presenta un registro tan variado como preciosista pasando de la formalidad narrativa más pura a las composiciones de página más impactantes y detalladas que se pueda ver hoy día en un cómic. Pero el estilo de Pokorný no solo fluye en lo narrativo sino en su trazo, presentando un aspecto más realista para las escenas de Laura, un lápiz mucho más recargado con un aire casi barroco en muchas escenas y finalmente un tono más cartoon, con una línea plana y sin fondos. Y luego está el uso del color que enfatiza más si cabe tanto el cambio de registro de su lápiz como el tono de la historia, consiguiendo ser más aterrador cuando usa menos colores y más planos son.

Cantad conmigo: «lo que tú sientes se llama obsesión.»

Decía al principio que llevo varios días con Santa Bárbara en la cabeza y parece que va para largo pues cada consulta que hago mientras escribo esta reseña, la primera del 2021, quien me iba a decir que iba a estar aquí a estas alturas, hace que me entren más ganas de volver a leer este cómic que lo tiene todo, absolutamente todo, para erigirse como una de las lecturas del año. Una historia absorbente y embriagadora, unos personajes inolvidables y un arte que merece todos los elogios que se le puedan dar, pero que se basta por si solo para convencer a quien sea que abra el cómic por cualquier página.

Pese a que muchos lo estamos descubriendo ahora Santa Bárbara es el mejor cómic checo del 2018 o lo que es lo mismo, da igual el año o la nacionalidad, en todas partes cuecen habas. Y algunas están muy buenas y nos acompañarán por mucho tiempo, pero eso amigos, es otra historia…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.