#RoadToBatmanDay: BATMAN 3D, de John Byrne

Como ya sabréis, el próximo 23 de Septiembre se celebra el Batman Day. Para conmemorar tan magno evento, ECC saca a la venta una edición limitada de Batman/Flash: La Chapa y, aprovechando los 25 años de Harley Quinn, el primer número de la serie limitada Una cita con Harley.  

Por nuestra parte, queremos sumarnos a la bat-celebración y hemos preparado algunas reseñas nuevas del Caballero de la Noche (y rescatado unas cuantas antiguas) para ir calentando motores de cara al evento del fin de semana.

¡Road to Batman Day!

 

 

Título original:
Batman 3D HC
Sello: DC Comics
Guionista: John Byrne
Artista: John Byrne
Publicación USA: Diciembre 1990
Publicación España: Junio 1991 (Ediciones Zinco)
Valoración: Batman + Byrne + Zinco x 3D /10

 

Cuando en 1989 se estrenaba Batman, la película de Tim Burton que puso al Hombre Murciélago más de moda que nunca, se desató una auténtica locura alrededor del personaje que provocó una invasión de productos de todo tipo relacionados con su figura. Estamos hablando de camisetas, chapas, cientos de portadas de revistas de todo tipo, libros de la película, álbumes de cromos, el disco de Prince sonando en todas las emisoras y, cómo no, cómics, muchos cómics…

Más allá de los cómics convencionales, con la adaptación de la peli realizada por Dennis O’Neil y Jerry Ordway o el inicio de la nueva cabecera del Hombre Murciélago, Legends of the Dark Knight, hubo más de un proyecto especial, único e irrepetible. Es el caso que nos ocupa hoy, esta novela gráfica de John Byrne titulada…

BATMAN 3D
de John Byrne

No le pasa nada a tu ordenador, es que es un dibujo en 3D.

Hardiman Twine, millonario y reputado coleccionista de arte de Gotham se suicida en un arrebato de locura. Pero tras este extraño suceso se oculta un misterio que implica a los cuatro grandes villanos de la extensa galería de rivales de Batman. Dos Caras, el Pingüino, el Acertijo y el Joker son sospechosos de haber participado en la muerte de Twine y Batman está dispuesto a llegar hasta la verdad.

Empieza así una historia con un evidente regusto clásico tanto en la forma como en el fondo, con un misterio por resolver mediante una serie de pistas y una lista de sospechosos a los que Batman se irá enfrentando mientras intenta encajar las piezas de un juego que se revela más complejo de lo que pudiera parecer. En un claro homenaje hacia los clásicos (algo marca de la casa de ese genio insuperable que es fue John Byrne) el Hombre Murciélago se encontrará en un par de ocasiones a merced de sus enemigos, teniendo que usar todos sus recursos para escapar de trampas mortíferas, situaciones que retrotraen al lector a unos cómics mucho más inocentes de los que corrían a finales de los ’80. Pero si hay un elemento que aglutina todo el sabor clásico es la figura del Joker. John Byrne dedica el cómic a Dick Sprang al que se refiere como su dibujante favorito de Batman y el genio canadiense (de adopción) le dedica un enorme homenaje dibujando al Payaso del Crimen con el estilo inconfundible de Sprang. Además la escena donde ambos personajes pelean en un parque de atracciones abandonado está plagada de elementos cartoon sacados de otra época, con el Joker atacando a Batman con todo tipo de objetos gigantes.

El Joker escapando en un monopatín gigante en 3D, que tomen en Warner.

Pese a tratarse de una historia bastante sencilla, resulta entretenida pero, tratándose de un cómic llamado Batman 3D, está claro que el interés del cómic reside en los efectos 3D y para eso es fundamental hablar en profundidad del apartado gráfico. Apoyado en un excelente blanco y negro del que sabe sacarle todo el partido Byrne realiza un trabajo excelente en todos los aspectos. Después de todo en esa época el viejo John estaba casi en el punto álgido de su carrera y eso se nota en todos los aspectos de su lápiz. Figuras anatómicas perfectas, rostros definidos y con personalidad propia (atención al retrato de Dos Caras), detalles en todos los fondos y, cómo no, una narrativa fluida y orgánica pese al uso en exceso de diálogos y monólogos interiores.

Lo que más destacaría es el uso del blanco y negro en la figura de Batman, con Byrne utilizando el negro en la capa, botas y guantes para resaltar lo primero la presencia del personaje y en ocasiones pintando de negro toda la figura excepto el emblema del pecho, dotando al Señor de la Noche de una imagen imponente. Todo este tratamiento del blanco y negro sirve además para resaltar el uso del 3D y diferenciar mejor las figuras del fondo, ya que a menudo Batman destaca sobre fondos y otros personajes gracias a su atuendo negro.

Un origen de Dos Caras en 3D y un pasito p’alante Maria…

Hablando del 3D estamos hablando de un cómic con casi 30 años a sus espaldas por lo que no podemos esperar unos efectos de realidad aumentada pero es indudable que tiene su encanto y que algunas escenas tienen bastante mérito. Gracias al formato de mayor tamaño y a unas composiciones de páginas de pocas viñetas el efecto resulta convincente en todo momento. Además de la escena con el Joker que decía antes, destacan el primer enfrentamiento con Acertijo y el clímax como los mejores momentos para el lucimiento del 3D.

Pero en este cómic hay dos Bonus Extra que hacen que acabe siendo una joya para cualquier coleccionista del Hombre Murciélago. Primero una galería de ilustraciones (con su correspondiente efecto 3D) que cuenta con una nómina de autores de primer nivel. Por citar a algunos tenemos a clásicos como Alex Toth y autores más modernos (por aquel entonces) como Mike Mignola. Esta galería sirve para hacer un repaso a la trayectoria del personaje durante sus para entonces recién cumplidos 50 años. Finalmente hallamos una historia clásica de Batman y Robin aparecida por primera vez en el número #42 de la colección de Batman allá por 1947. Una historia con ese toque de locura que solo podíamos encontrar en esa época, con el Dúo Dinámico luchando contra robots gigantes en el que veremos a Batman usar un bazooka y con un clímax delicioso en lo alto del… Gotham Estate Building. Esta historia fue retocada para una versión en 3D en 1953 y posteriormente remasterizada para completar este álbum especial.

Las secuaces gemelas de Dos Caras en 3D se convierten en las cuatrillizas gemelas.

A lo largo de su historia Batman ha vivido mil y una aventuras, ha protagonizado decenas de series y sus aventuras se han podido leer en todo tipo de formatos, desde las grapas que compraban los chavales en los kioskos hasta ediciones de lujo de todo tipo sólo aptas para coleccionistas con la mano rota. Pero sólo tuvo un cómic en formato 3D, realizado nada más y nada menos que por el mejor autor completo de la historia del cómic y como fan acérrimo del personaje y del autor no podía dejar la oportunidad de dedicarle este pequeño homenaje para el Batman Day. Como curiosidad personal deciros que en algún momento perdí las gafas 3D que acompañaban al cómic pero en su defecto las sustituí por las que me dieron cuando fui al cine a ver Pesadilla en Elm Street 6, cuya mejor escena era la que Freddy jugaba al Mario Bros con una de sus víctimas. Pero eso, amigos, es otra historia.

¡Nos vemos en la Zona!

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Garrak dice:

    ” nada más y nada menos que por el mejor autor completo de la historia”
    Hombre, no sé yo…

  2. Juan miguel dice:

    Byrne era mucho byrne en los 80 lastima que degeneró bastante desde spiderman chapter one, excelente reseña.

  3. Gracias a todos por comentar y disculpad la tardanza

    Que soy una fan/adorador de John Byrne no es ningún secreto pero siendo objetivo no hay un autor cuya trayectoria pueda compararse. Hay mejores guionistas, dibujantes, autores completos o gente que estuvo más tiempo en una serie, pero que hiciera todo eso y a gran nivel solo existió uno.
    Y su nombre es Byrne, John Byrne…

Deja un comentario, zhéroe