Regreso al Futuro #7: THE NEW TEEN TITANS: “Who is Wonder Girl?”, de Marv Wolfman y George Pérez

Realmente el tiempo es tan relativo que cuando te lo estás pasando bien, eres feliz y estás a gusto contigo mismo y con tu entorno, pasa tan rápido que parece mentira… Si bien éste no es el caso, me gustaría celebrar que llevo un año colaborando en Zona Zhero.

Cuando todo empezó, hace exactamente un año, mi idea era escribir sobre uno de los mejores cómics que he tenido el placer de leer y uno de los más olvidados por los lectores españoles. Al final he acabado escribiendo un poco de todo, pero para celebrar este aniversario era obligatorio volver a donde empezó todo.

Con todos ustedes, Marv Wolfman, George Pérez y los Nuevos Titanes en…

LOS NUEVOS TITANES: ¿Quién es Wonder Girl?
de Marv Wolfman y George Pérez

 

Título original:
The New Teen Titans: Who is Donna Troy? TPB
Guionista: Marv Wolfman (y George Pérez)
Artista: George Pérez
Entintadores: Bob McLeod y Romeo Tanghal
Colorista: Adrienne Roy
Contenido: The New Titans, v. 1 #50-55
(Dic. 1988 – Jun.1989), et al.

Publicación USA: Jul. 2005 (Reedición)
Public. España: Sep. 2008 (Planeta)
y Ene. 2009 (Planeta)

Valoración: 8.5/10

Corría el año 1988 y la colección de The New Teen Titans se acercaba al número #50, un número redondo que bien se merecía una celebración por todo lo alto. Nada mejor que el regreso de George Pérez para volver a trabajar junto a Marv Wolfman en la serie que los catapultó al Olimpo de los cómics. La referencia al Olimpo no es gratuita pero ya volveremos a eso más adelante.

La vuelta de Pérez trajo consigo un cambio en la cabecera de la serie que pasó a llamarse The New Titans (saltándose lo de Teen). Y para culminar la fiesta empezó una saga que redefiniría a uno de los personajes más queridos por los autores y los aficionados, sirviendo de homenaje a una de las mejores historias de la anterior etapa, “¿Quién es Donna Troy?”.

La portada del #50 es sólo el primero de muchos homenajes al pasado.     (imagen correspondiente al anuncio de la serie The New Teen Titans de 1980)

Durante cinco números, a pesar de que en la portada del número #50 señalaban ‘Part 1 of 4’, Marv Wolfman y George Pérez relataban magistralmente (como no podía ser de otra manera) un nuevo origen para Donna Troy, aka. Wonder Girl. Esta saga iba a servir también para homenajear el pasado en común que mantenían estos personajes con los autores, haciendo valer la máxima de que hay que saber mirar atrás para seguir adelante. Pero no quiero asustar a los lectores que no conozcan esta serie o estos personajes, pues uno de los grandes aciertos de esta saga es que es totalmente accesible para todo el mundo.

La historia arranca con la llegada de un misterioso personaje que busca a Donna Troy para explicarle un secreto que cambiará todo lo que ella pensaba acerca de su pasado. Un pasado ligado a los Titanes del Olimpo, a quienes ya habíamos visto en la primera serie aunque con un enfoque distinto, que lleva consigo un peligro que pondrá en jaque a nuestros héroes. Para poder abrazar su nuevo destino y aceptar su legado, Donna y el resto del equipo deberán viajar más allá de las estrellas para reunir todas las piezas del nuevo rompecabezas que se les ha presentado.

“Tu pasado ha sido una mentira…” Es el momento de saber quién es realmente Wonder Girl.

Los Titanes se dividirán en dos equipos para encontrar a los otros dos hijos perdidos del Olimpo, Athyns y Xanthi. Uno es un guerrero nato que vive por y para el combate, el otro es un soñador y un poeta pero los dos fueron entrenados para llevar un destino mejor a sus mundos. Estos personajes son el mejor ejemplo del buen hacer de los autores, pues en apenas tres números uno empatiza tanto con ellos como con el resto de personajes que conocemos de toda la vida. El destino de Athyns y Xanthi vivirá en el recuerdo una vez haya concluido esta saga.

The New Titans #52 (Ene. 1989)

En el otro lado de la balanza estará Sparta, también “hija” del Olimpo pero con un deseo de venganza sobre sus “padres”. Sparta representa otro de los argumentos importantes de la trama, la relación entre dioses y humanos, entre padres e hijos, algo habitual en esta serie desde su inicio. Finalmente, los Dioses aprenderán que no siempre se consigue hacer el bien por muy buenas que sean tus intenciones.

Pero esta es la colección de los Nuevos Titanes y ellos también van a tener su cuota de importancia. Unos héroes  que son más una familia que un equipo, lo que les lleva a no rendirse nunca y luchar hasta el final, confiando su vida a sus compañeros en todo momento. En estas páginas va a haber acción, mucha acción, y nuestros héroes no lo van a pasar nada bien, pues van a estar casi siempre remando con todo en contra.

Starfire desatada, George Pérez desatado.

Lo que hizo de esta serie una de las más grandes fue la caracterización de personajes y donde más destacará este aspecto es en el epílogo de la historia. Para este epílogo se dedicará todo el último número, una vez los Titanes han vuelto de su odisea espacial y tengan que hacer frente a las consecuencias de la misma y a lo sucedido en la Tierra durante su ausencia. Tan solo hablamos de una Invasión (el evento en el Universo DC de 1989) y la muerte de Jason Todd… El cambio más significativo será el de Wonder Girl que estrenará uniforme, peinado y hasta nombre clave, todo más acorde con su nuevo origen.

En última instancia, no puedo dejar de hablar del trabajo a los lápices de George Pérez, que también colaboró en los guiones y se nota. Pérez sigue dominando como nadie la composición de página, el ritmo de la narración (casi no hace falta leer para seguir la historia), las escenas de acción y todo un sinfín de recursos que le dan un plus de intensidad a la historia. Claro que, para ser del todo justos, tengo que decir que, al igual que al final de la anterior etapa con El Contrato de Judas, los acabados de Bob McLeod y Romeo Tanghal no le acaban de hacer justicia.

Caracterización de personajes, acción y épica se dan de la mano. (“de la mano”, ojo ahí)

Es una pena que esta obra, como pasa con la primera serie, no tenga una edición digna en nuestro país pues Who is Wonder Girl? supuso el reencuentro de Wolfman y Pérez y su última gran obra con estos personajes. Pérez se quedaría como coargumentista para colaborar en la siguiente saga “Un lugar solitario donde morir” y dibujaría un par de números más antes de abandonar la serie para siempre. Los destinos de autores y personajes se volverían a cruzar en Juegos, una novela gráfica que tardó casi 25 años en realizarse.

Pero eso, queridos lectores desde hace 365 días, es otra historia…

I – The New Teen Titans (v. 1), de Wolfman y Pérez: #1-15
II – The New Teen Titans (v. 1), de Wolfman y Pérez: #16-27
III – The New Teen Titans (v. 1), de Wolfman y Pérez: #28-44
IV – The New Teen Titans (v. 2), de Wolfman y Pérez: #1-5

¡Nos vemos en la Zona!

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

8 Respuestas

  1. jorgenexo dice:

    Buen repaso a unos números reconocidamente menos míticos de lo que realmente son; en comparación con los que le precedieron salen perdiendo, pero esto al lado de cualquiera de las actuales propuestas DC… Vamos, es que parece hasta raro plantearlo.

    • CarlosPlaybook dice:

      Es que George Pérez es muy grande. Se nota mucho su participación en los guiones porque Wolfman llevaba ya mucha tralla y los números anteriores de la serie son muy flojos. La conjunción de los dos es lo que le da el salto de calidad. Lastima de no contar con un mejor acabado en los lápices. Con todo, la historia por si sola es tan buena como pata disfrutarla todos, aun más si eres seguidor de la serie.
      Y si, cualquier comparación con lo que hace DC desde hace unos años es un insulto a la memoria de estos cómics

  2. Dynamo Joe dice:

    Grande la reseña, grandes los Titanes, grande Eolfman y grande Pérez.
    Es curios que aparezca esta reseña cuando tengo entendido que se esta contando el nuevo origen de Donna en el NUDc.
    Y ya por ser malo…” (casi no hace falta leer para seguir la historia)”; un dibujante así sería ideal para los guiones de Bendis.

    • CarlosPlaybook dice:

      Me alegro que te haya gustado y gracias por comentar, lo mismo para Jorgenexo que no lo he dicho y ante todo hay que ser agradecido para con los fans xD
      El origen de Donna es un tema recurrente pues se volvió a explicar después de Crisis Infinitas (o antes, ahora no estoy seguro) pero desconocía que se estuviera haciendo de nuevo. Mi interés por DC acabó hace mucho, mucho tiempo…
      Si la he reseñado ahora es por cerrar el circulo iniciado hace un año, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…
      Pérez es ideal para Bendis y cualquier guionista, es de esos (pocos) autores que vende solo un cómic. En un debate de esos que tanto nos gustan a los fans sino está en el número uno del ranking de mejores dibujantes debe estar en el podium seguro. Y es en esta serie donde su narrativa y composición de página brilla más y mejor que nunca

  3. Mariano dice:

    En los 80 y primeros 90 Pérez fue muy tremendo, y como señalas lástima que se entintase a sí mismo en tan pocas ocasiones porque su calidad se disparaba al nivel de los más grandes. Sólo hay que ver en su primera etapa de los titantes la diferencia que había entre las portadas entintadas por Pérez y los interiores entintados por el más blandito Thangal. Luego desde mediados de los 90 ha perdido algo, las caras le salen un tanto artificiales ahora, pero el que tuvo retuvo y cómo.

    • El problema con Pérez es que era tan bueno que cuando perdía algo por el entintado, o por la sobrecarga de trabajo, se le notaba demasiado. Con los años pulió su estilo para hacer unas figuras más pequeñas y así no desgastarse tanto. Lo que más me gusta de Pérez es su narrativa, especialmente en la composición de las páginas donde deja cada joya para el recuerdo como no se ha visto nunca. Gracias por comentar Mariano!

Deja un comentario, zhéroe