Regreso al Futuro #3: THE NEW TEEN TITANS, de Marv Wolfman y George Pérez (II)

Volvemos con otra entrega de Regreso al Futuro, sección cuyo propósito es analizar etapas de grandes obras descatalogadas, inéditas, o directamente perdidas, con el propósito de darlas a conocer a los legos al tiempo que animamos a las editoriales españolas a (re)editarlas.

Hoy volvemos a lanzar el guante de la reedición a ECC Ediciones, ya que continuamos con el repaso la mítica etapa de los Nuevos Titanes de Marv Wolfman y George Pérez, análisis que arrancó en el Regreso al Futuro #1. Si ya leísteis aquél, tomad una copa de whisky añejo y al sofá con orejeras ataviados con vuestro batín. ¡Empezamos!

CLÁSICOS DC
NUEVOS TITANES, Vol. 2


Título original
:
The New Teen Titans Omnibus, Vol. 2
Sello: DC Comics
Guionista: Marv Wolfman
Artistas: George Pérez (y Curt Swan)
Contenido: The New Teen Titans #17-26, #A1 (Mar.–Dic. 1982), Tales of the New Teen Titans #1-4 (Jun.Sep. 1982)
Publicación USA: Abril 2012
Publicación España: Marzo 2011 (Planeta)
Valoración: 9.2/10

 

LOS TITANES CRECEN: ESTADO DE LA CUESTIÓN

Los Nuevos Titanes gozaron del favor del publico y de la crítica desde el primer momento y empezaron a despuntar tras de su primer año de publicación, adquiriendo enormes cotas de popularidad. En 1982 el éxito era tal que llegaron a coprotagonizar un crossover entre editoriales con el que por aquel entonces era el cómic más popular del mainstream, ni más ni menos que la Imposible Patrulla-X. Ese mismo año los Titanes fueron testigos de cómo veía a la luz una miniserie paralela a la colección principal en la que se profundizaba en los orígenes de los nuevos miembros del equipo.

Tal éxito podría haber hecho que los autores se acomodaran o que se limitaran a mantener el notable nivel con el que habían llevado la colección hasta entonces pero lejos de conformarse con esto, Marv Wolfman y George Pérez consiguieron llevar a los Nuevos Titanes a lugares donde nunca antes habían llegado, literal y metafóricamente hablando, dándole a la colección un tono mucho más adulto del que se podría suponer al tratarse de una colección de superhéroes.

Tal y como sucedía con el talento de sus autores, los Titanes demostraron que no había limites que no pudieran traspasar…

EXPANDIENDO UN UNIVERSO PROPIO
The New Teen Titans #16-20

Durante cinco meses, todos los números fueron unitarios. Unitarios en el sentido de que se explicaba una única historia, digamos, principal pero, en cuanto a ritmo de presentación de personajes y desarrollo de los protagonistas, estos aspectos se seguían trabajando como siempre. Después de  todo, esta colección es un clásico por algo. En todas estas historias, exceptuando la del Doctor Luz (un mero episodio superheroico), existe un tono oscuro en el que la desgracia se hará presente en cada uno de los relatos. En el aspecto gráfico, Pérez está ya desatado y empieza a experimentar con las composiciones, tanto en las páginas como dentro de las propias viñetas.

Pérez seguía innovando y sorprendiendo a los lectores en cada número.

La primera en sentir la tragedia será Starfire. La hermosa joven conoce a un apuesto hombre, seductor e inteligente (que descubre que Koriand’r y Starfire son la misma persona, ojo al dato), y se enamora perdidamente de él. Lamentablemente, Frank resultó ser un espía de H.I.V.E. que, como tantos otros anteriormente, acaba enamorándose de su objetivo y es eliminado por sus superiores.

Así, nuestra princesa preferida entrará en un estado de rabia permanente, volviéndose aún más agresiva que antes e influyendo esto en la manera en que se relaciona con el resto del grupo.

Starfire y sus “genes mediterráneos”.

La tragedia golpeará de nuevo al grupo cuando un antiguo compañero de los Titanes originales, curiosamente también llamado Starfire, llegue a América con una misión. Esta historia, además de reflexionar sobre la importancia de los ideales políticos, está genialmente planteada en su representación (ver la escena en la imagen de más abajo) y con un final de lo más triste. Es uno de esos cómics que te deja huella como lector.

De entre todos los acontecimientos que se suceden en estos números, creo necesario destacar la presentación de Francis Kane, antigua amiga de Wally que también descubrirá su identidad secreta. Resulta algo extraño leer hoy algunos de estos diálogos, como los que tienen los héroes cuando se descubren sus identidades secretas. Pero claro, han pasado más de treinta años desde que se publicaron estas historias y en algo se les ha de notar. Francis se volverá una habitual de la colección, llegando a formar parte del grupo en un futuro.

Entre personalidades tan variadas es lógico que las ideas políticas también lo sean.

Wally West sería el protagonista de otra historia más, explicada como una carta dirigida a sus padres, y que resulta ser, más allá de un excelente ejercicio formal por cómo se narra la historia, un bonito homenaje a las relaciones paterno-filiales de los héroes. Si lo pensamos un momento, la mayoría de héroes del mundo del cómic, bien no tienen padres o bien tienen una relación muy difícil con ellos: Batman, Superman, Spider-Man, Daredevil… todos huérfanos.

En el caso de los Titanes esto se agrava, pues son todos huérfanos salvo Wally, Raven, cuyo padre es un demonio, y Donna, que desconoce la identidad de los suyos. Además, Wally resulta tener una muy buena relación con sus padres, pero necesita ver que hay otros que no la tienen, y no la podrán tener nunca, para valorar lo importantes que han sido (y son) sus padres en su vida. Toda una lección vital por parte de Wolfman y Pérez.

10/10

UNAS VACACIONES BIEN MERECIDAS
Tales of the New Teen Titans #1-4

Esta miniserie se publicó entre los meses de junio y septiembre de 1982, coincidiendo en el tiempo con los números #20-24 de la colección principal. Aquí, nuestro grupo de héroes se iría unos días de vacaciones, acampando en el Gran Cañón, para tomarse un merecido descanso de su estresante vida de superhéroes. El tiempo que pasarán allí lo aprovecharán para conocerse mejor.

Portadas de los 4 números de la miniserie.

Cada número estaba dedicado, pues, a explorar los detalles del pasado de cada uno de los cuatro protagonistas que no habían formado parte del equipo de los Titanes originales. Por este orden, Cyborg, Raven, Changeling y Starfire. Todas son historias sobre un duro pasado, lleno de complicaciones y tragedias personales. De entre todas, la historia más decisiva en el futuro del grupo será la de Starfire, que además nos revelará la existencia de su hermana.

8/10

ENTRA EL HERMANO SANGRE
The New Teen Titans #21-22

La figura del Hermano Sangre aglutinaba todos los elementos que hicieron de esta colección un clásico de los cómics. Era un personaje de nuevo cuño y, amén de ser un enemigo formidable, era la cabeza visible de una Iglesia/Secta que giraba en torno a su figura. Una secta  en la que se captaban jóvenes a diario y que contaba con poderosas conexiones con altos cargos y miembros de la prensa. Sin embargo, la Iglesia del Hermano Sangre era un lugar de donde no era nada fácil salir, como muy pronto comprendió una antigua amiga de Vic Stone.

Para el Hermano Sangre los pecados se pagan… con sangre.

De una tacada, los autores seguían expandiendo el universo propio de los Titanes mientras trataban un tema de tanta actualidad en su momento como fue el auge de las sectas y otros grupos radicales, en busca de jóvenes que se sentían perdidos en una sociedad que no los entendía.

9/10

1982: UNA ODISEA DEL ESPACIO
The New Teen Titans #23-25, Annual #1

Los Titanes visitan al fiscal del distrito, Adrian Chase (otra presentación de un personaje que cobrará importancia en números venideros, y van ya…), para aclarar el motivo de su ataque contra la Iglesia del Hermano Sangre. La reunión se verá interrumpida por la llegada de los Gordianos (los mismos que perseguían a Kory en el primer numero de la colección), que se llevan a Starfire bajo la custodia de su hermana Komand’r, aka. Blackfire.

Ésta resulta un ser un personaje con gusto por la tortura y poca paciencia para con sus lacayos. Una vez Starfire caiga en sus manos, Komand’r la llevará al otro extremo de la galaxia como parte de un plan de conquista.

Komand’r se encargará de que el viaje espacial de Kory sea de lo más movidito.

Los Titanes partirán en su búsqueda, aliados en esta ocasión con los Omega Men, un peculiar grupo de héroes galácticos que también tienen sus intereses para detener a Blackfire, empezando así un viaje a los confines del universo conocido.

Una vez más, Wolfman hace uso de sus conocimientos enciclopédicos sobre el Universo DC para presentar cada personaje, cada raza, cada planeta, de una manera clara y amena para el lector. Asimismo, el numero #23 fue el primero en el que el nombre de George Perez apareció como co-escritor. Aunque eso no lo distrajo para nada de su tarea al frente de los lápices, que seguía subiendo el nivel a cada número que pasaba.

Narración brillante y acción espacial con trazas de información enciclopédica.

Fue la historia más grande de la colección hasta el momento, y para ello los autores se valieron de un ritmo trepidante donde se sucedían los combates en múltiples frentes y donde los héroes se verían llevados al limite de sus posibilidades para alzarse victoriosos.

Tan espectacular fue esta saga que se decidió que concluyera en el primer Annual de la colección. Las dos hermanas se verían las caras en lo que supondría la batalla final, en su propio planeta natal y con el destino de medio universo en juego. En este número se aprovechó también para hacer un par de revelaciones en torno a la figura de Kory.

El combate final entre hermanas que ambas llevaban años esperando.

En el apartado más personal de estos protagonistas, la saga supuso una profundización en, cómo no, la figura de Starfire, relatándonos más detalles de su historia, su planeta, su familia… y su corazón, pues aquí se hizo patente que entre ella y Grayson había, o podía haber, algo más que una amistad.

Raven fue otro personaje que tuvo su momento, dado que en el fragor de una batalla con tantos frentes abiertos, ella pierde el control de la influencia que su padre tiene sobre ella, dejando la puerta abierta al regreso de Trigon.

9/10

EL PEOR ENEMIGO
The New Teen Titans #26-27

El tema de las drogas y sus consecuencias se había tratado anteriormente, y de manera magistral, en el mundo del cómic. Los dos ejemplos más significativos fueron la llamada “Trilogía de las Drogas” de Spider-Man (The Amazing Spider-Man #96-98), sin la polémica Comics Code Authority, y los números #85 y #86 de la  excelente etapa de O’Neil y Adams en Green Lantern/Green Arrow. En aquellos cómics eran personajes secundarios de la colección los que tenían una relación con las drogas y, si bien el mensaje llegaba claro al lector, la tragedia no iba mucho más allá.

En estos dos números de los Titanes, la crudeza de la historia viene dada por los que serán los protagonistas del relato, que no son otros que chavales anónimos. No son conocidos, no tienen ninguna relación con ninguno de los protagonistas, no los volveremos a ver nunca más… pero una vez terminamos de leer su historia, permanecerán en nuestra memoria por mucho tiempo. La terrible narración pone la piel de gallina en más de una ocasión –basta ver a la jovencísima chica que se prostituye por unas dosis–. Aunque lo peor viene en la última página, con un final donde entendemos que los héroes podrán detener a un narco, a dos, a mil… pero el problema persistiría, muy lejos de solucionarse.

La excelente composición gráfica de Pérez contrasta…

Una vez más, toca hablar de George Pérez y la composición de sus páginas, que en el número #27 resultan impresionantes, dotando de entidad a las tres páginas de prólogo, interludio y epílogo que conforman una micro-historia que es, a su vez, la historia más importante de todas.

Si al principio de esta reseña os hablaba de cómo en casi todos estos números la tragedia golpeaba a nuestros héroes, en estos dos cómics lo hace de una manera sobrecogedora, dejando el más amargo de los regustos en el paladar.

…con la tragedia que emana de ella.

Por si todo esto no bastase, en estos números conocemos a Terra, la que será la protagonista absoluta de la siguiente etapa de la colección, que alcanzará su punto más álgido con “El Contrato de Judas”.

Pero como suele decirse, ésa es otra historia…

10/10

CONTINUARÁ…

Y aquí dejamos la segunda parte (de tres) del análisis de esta clásica etapa. La maduración, emocional y narrativa, ha quedado patente en estas historias, y aún nos queda el cierre de la era Wolfman/Pérez.

¿Cerraron la colección a la altura de las expectativas? ¿O pincharon a medida que se acercaba la recta final? Los que la hayáis leído ya conocéis la respuesta, y los que no… no tendréis que esperar mucho para obtenerla.

¡Nos vemos en la Zona!

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. 7 Agosto, 2014

    […] #RegresoAlFuturo:  Dinosaurio Diabólico de Jack Kirby, por Ander Luque. ― #RegresoAlFuturo:  Nuevos Titanes de Wolfman & Pérez (II), por Carlos Giménez. ― Deadly Class, Vol. 1: “Reagan Youth”  (Remender & […]

  2. 26 Agosto, 2014

    […] Las anteriores son Regreso al Futuro #1 (DC Comics Presents #26, The New Teen Titans #1-15) y Regreso al Futuro #3 (The New Teen Titans #16-27-A1, Tales of the New Teen Titans #1-4). Y sin más presentaciones […]

  3. 10 Junio, 2015

    […] – The New Teen Titans (v. 1), de Wolfman y Pérez: #1-15 II – The New Teen Titans (v. 1), de Wolfman y Pérez: #16-27 III – The New Teen Titans (v. 1), de Wolfman y Pérez: #28-44 IV – The New Teen Titans (v. 2), de […]

Deja un comentario, zhéroe