QUANTUM & WOODY, Vol. 1, de James Asmus y Tom Fowler

 


Título original
:

Quantum & Woody, Vol. 1: “The World’s Worst Superhero Team” TPB

Sello: Valiant Entertainment
Guionista: James Asmus
Artista: Tom Fowler
Colorista: Jordie Bellaire
ContenidoQuantum & Woody #1-4 (Jul. – Oct. 2013)

Publicación USA: Noviembre 2013
Public. España: Febrero 2015 (Aleta Ediciones)
Valoración: La cabra/10

 

Después de la locura de las fiestas falleriles de esta pasada semana, que mejor manera de volver a la Zona que con unos maestros del no-estar bien de la cabeza como son…

QUANTUM & WOODY
de James Asmus y Tom Fowler

Pero antes de entrar en el meollo de la cuestión debo dejar claro que hasta el relanzamiento del 2011 jamás me había acercado a un cómic de la editorial independiente americana, así que mi punto de vista no va a ser el de un consagrado seguidor de Valiant, sino el de uno novel que no sabía a lo que se iba a enfrentar. Así que, una vez dejado esto claro… ¡Empezemos!

Desde que Valiant decidiera volver a publicar cómics de su universo allá por 2011, nos ha estado dejando claro que no van a buscar la originalidad máxima en sus cómics, lo que no quita que sí sean un grandísimo entretenimiento y en Quantum and Woody encontramos un claro ejemplo de ello. Aunque también es cierto que la cosa ha ido cambiando con la llegada de nuevas oleadas de títulos, teniendo como máximo exponente a la grandísima Divinity, pero eso ya es otra historia.

El día a día del bueno de Woody.

James Asmus nos presenta un guión ágil y cargado de humor en el que nos muestra a los hermanos Henderson como máximos protagonistas de la serie. Por un lado tenemos a Eric, a.k.a. Quantum, un hombre inteligente y fuerte con una moral firme que trabaja como agente de seguridad después de salir del ejército, siendo la representación del hijo perfecto mientras que, por otro lado, tenemos a Woodrow, alias Woody, hijo adoptivo y que es el vivo contraste de su hermano. Mientras que Eric es un hombre resuelto y hecho a sí mismo, Woody es una persona malhablada, timadora y sin oficio ni beneficio. Pese a ello deberán trabajar juntos para resolver el asesinato de su padre por parte de una organización malvada proveniente de las sombras del mismísimo Thomas Edison.

Pese a que el argumento planteado por Asmus pueda parecer, a priori, el de un cómic con aires detectivescos, la realidad es bien distinta, pues el tebeo, usando términos cinematográficos, es una buddy movie más centrada en la relación e interacción de ambos hermanos que en el argumento en sí mismo. Todo esto le sienta de lujo a la obra, debido a que el argumento es simple y mil veces visto anteriormente, aunque es cierto que el guión queda relegado a un segundo plano en pos de la dinámica entre ambos hermanos.

La cabra entra en escena…

Los más avispados del lugar os preguntareis “pero entonces, ¿en que se diferencia de Archer & Armstrong?” Pues principalmente en el tono. Mientras que A&A tiene un tono más aventurero con toquecillos indianajonescos, en Q&W tenemos algo más superheroico con un humor todavía más absurdo, soez y, sobretodo, políticamente incorrecto. Esto último llega a tal nivel que podría decirse que Quantum and Woody es el Masacre de Valiant, pero sin llegar a los niveles de pesadez o hastío que produce la serie a los que, como un servidor, no somos fans acérrimos del mercenario bocazas.

El mayor problema del tomo es que no es más que una simple introducción. Nos presentan perfectamente a los héroes, pero se pierde demasiado en hacer gags o chistes y descuida bastante el planteamiento de una amenaza real para los protagonistas, más allá del repetitivo concepto del team-up. Y al final todo esto termina siendo de poca importancia, pues el lector acaba disfrutando de los chistes y de la gran cantidad de referencias populares que impregnan las paginas del cómic y pasa por alto los defectos.

El buen choque de prepus entre hermanos.

En cuanto al apartado artístico, nos encontramos con la otra realidad de la editorial americana. Normalmente suele ser el talón de Aquiles de sus títulos y eso que el dibujo de Tom Fowler no es malo. En mi opinión, me parece un dibujante bastante competente de la editorial, pero sí es cierto que, al encontrarnos con alguna que otra viñeta mala, su dibujo se asemeja más a un boceto coloreado que a unos lápices con su respectivo entintado y acabado final. Pero en general cumple con creces, sobre todo si tenemos en cuenta que él mismo se entinta, otorgando así de fuerza al dibujo y dotando de un mayor empaque las expresiones faciales de los personajes. Cabe destacar el momento en el que hablan sobre pintarse la cara de negro. En cuanto al coloreado contamos con la buena labor de Jordie Bellaire, hace gala de una paleta de colores ocres apagados que contrastan con la fuerza e intensidad que imprime a los trajes de los protagonistas con colores claros y vivos.

En conclusión, Quantum and Woody es una serie que no va a pasar a la historia, ni mucho menos, pero que es consciente de sí misma y se esfuerza únicamente por hacer que el lector se lo pase en grande y se divierta con sus extravagantes personajes y su humor políticamente incorrecto. 

¡Nos vemos en la Zona!

You may also like...

Deja un comentario, zhéroe