PSYCHO-INVESTIGATEUR, de Erwan Courbier y Benoît Dahan



Título original
:
Psycho-investigateur: L’héritage de l’homme siècle
Sello: Éditions Petit à Petit
Guionistas: Erwan Courbier y Benoît Dahan
Artista: Benoît Dahan

Colorista: Benoît Dahan
Publicación original: Mayo 2017
Publicación española:
Valoración: Dame cerebros después de medianoche /10

  

Perdida en el recuerdo, la imagen sobrevuela.
Las fobias de antaño desaparecen, bajo su mágico influjo.
La sabia herencia reaparece, sobrecogiendo el anciano corazón.

PSYCHO-INVESTIGATEUR
de Erwan Courbier y Benoît Dahan

Cuando, navegando entre las estanterías de una librería, te encuentras alguna que otra joya, no puedes evitar ponerte a leer un viernes por la noche. Así es como solemos descubrir las páginas de esas presencias mágicas que decoran nuestras estanterías, y que no podemos evitar reabrir para perdernos en sus mágicos paisajes. Sin olvidar nuestro sillón favorito, el cojín de lectura que hace una década que tenemos, y que nadie osa tocar sin nuestro permiso, y la compañía de un buen té o café. Y eso es lo que me pasó a mí con esta particular bande dessinée repleta de fantasía desbordante e ingenio.

Si bien soy fan acérrima de las historias de ciencia ficción y fantasía épica o mitológica, cuando encontré este maravilloso tomo entre tantos, lo primero que me llamó la atención fue una portada preciosa y con muchísimo detalle, sin hablar del título, el cual me capturó inmediatamente. Y en cuanto abrí las páginas supe que era perfecto para mí pues, si bien el guión es de lo más interesante, las triquiñuelas que existen entre las páginas son aún más emocionantes.

Comenzamos en la casilla de salida…

Pues bien, esta vez los artistas Erwan Courbier y Benoît Dahan nos presentan, a lo largo de setenta y ocho páginas, en las que no faltan algunos bocetos de la mano de los autores, un juego de observación y un anexo de lo más interesante: la historia de un investigador psíquico (y no, no es uno de esos charlatanes de las ferias que convierte a la gente en gallinas). Así pues, nuestro querido Simon Radius va a pasarlas crudas dentro de la mente de un pobre anciano que ha perdido la memoria para encontrar la llave de un gran tesoro.

Nuestro protagonista, con la ayuda de la familia Deperthuis y su fiel ayudante Maud llevará a cabo diversas hipnosis, en las cuales se adentrará en el subconsciente de los diferentes personajes, para reconstruir los recuerdos de Eugène Deperthuis, un anciano que, a causa de un accidente, es incapaz de acceder a su memoria a corto y largo plazo. A causa de esto, el Doctor Radius deberá viajar por su subconsciente para descubrir cuál es la causa de ese bloqueo mental e intentar reparar el daño sufrido en sus conexiones neuronales, algo que le llevará a descubrir más de un secreto que no esperaba revelar.

Usted está aquí.

Pero no es el esbozo de la historia lo que más llama la atención, sino el cómo esta es representada, pues Dahan aúna muy bien el universo psíquico con la narración tan particular que hace junto con Courbier. El plano imaginario está representado en las viñetas con técnicas muy particulares, como lo es la reedición de la viñeta tradicional, utilizando toda la página y jugando con ella para incluir todo tipo de referencias (viñetas en forma de reloj, desorden de las mismas, etc…). Esto nos hace introducirnos en el plano onírico y mental de una manera completamente surrealista, pues se ve claramente la diferencia entre el plano “real” y el psíquico, tanto por el uso de los colores, como por la disposición de las viñetas.

Por otro lado, aparte de esta genial distribución tan atípica a lo que está acostumbrado el público lector, encontramos una relación entre las páginas, hecha a través de pequeños juegos interactivos que nos recuerdan a los libros de cuando éramos pequeños, en los que podíamos crear nuestra propia historia, pero esta vez con una relación directa con las acciones que efectúa el protagonista, quien tiene tendencia a utilizar y hablar de las diferentes teorías del psicoanálisis moderno, explicándolas como un libro guía de cultura general.

Ahora de ruta turística por la casa.

En cuanto al guión no me queda nada más que decir excepto que es una idea fascinante e innovadora, pues tratar la teoría del psicoanálisis de Freud y su investigación sobre los sueños bajo esta óptica es muy poco común. El hecho de que un psicólogo sea capaz de llevar a cabo una investigación sobre nosotros mismos a través de nuestros recuerdos y fobias me parece de lo más interesante, sobre todo junto a la idea de los pequeños juegos de ingenio escondidos entre las páginas.

La verdad, me gustaría poder contaros más, pero no quiero destriparos por completo la obra, porque hay que leerla para apreciarla, y os prometo que lo haréis. Sí, lo sé, está en francés y no está editada en español, pero sólo por el placer de descubrir el interior de sus páginas yo cruzaría la frontera. Porque, si bien el dibujo es un poco atípico y no es a lo que estamos acostumbrados, algo con unas líneas muy fluidas, que tiene tendencia a la sublimación, en este caso nos encontramos con algo más bien realista y ultra detallista; y merece la pena dejarse llevar por el placer de poder jugar mientras se lee. Así que mi valoración final es la de “¡corred a por él antes de que se acabe!” y “¡coged un avión si hace falta!”

Esto es lo que pasa cuando tienes complejo de Jano.

Después de esto, si me permitís, voy a regalarme la materia gris con alguno de los juegos, que hay que tener las neuronas en forma y bien activas.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.