PERDONA QUE TE MOLESTE. Es el mercado, amigo.

Título Original:
Sorry to bother you
Año: 2018
DirectorBoots Riley
Guión: Boots Riley
Fotografía: Doug Emmett
Reparto: Lakeith Stanfield, Tessa Thompson, Steven Yeun, Jermaine Fowler, Armie Hammer, Patton Oswalt, Omari Hardwick, David Cross, Terry Crews, Danny Glover, Michael X. Sommers, Kate Berlant, Robert Longstreet.

Valoración: La mano invisible que te asfixia

Sinopsis: Un vendedor telefónico con problemas de autoestima descubre la clave para el éxito en el negocio. Pero cuando empieza a subir escalones en la compañía, sus amigos activistas denuncian prácticas laborales injustas.

Entre los círculos más rancios y retrógrados de la (supuesta) crítica cultural existe la tendencia a denostar cualquier obra, sea película, cómic, videojuego o pase de diapositivas, acusándola de tener «agenda». Cualquier atisbo de crítica o desviación del status quo, aunque no se trate más que una ligera pose surgida de las entrañas de una grotesca y descomunal multinacional, es vista como algo que desvirtúa la «pureza» de cualquier ejercicio artístico para estos adalides del buen gusto, del que no molesta y deja con buen sabor de boca a todo el mundo. Quizás por esta misma razón es tan acertado el título de Perdona que te moleste: disculpa que te deje una sensación incómoda pero aquí la gente lo está pasando mal y la cosa tiene que cambiar.

Ambientada en un mundo demasiado parecido al nuestro, Boots Riley hace una disección del capitalismo sin dejar títere con cabeza. Desde la precariedad como forma de vida a las falsas promesas de ascenso social a costa del sacrificio al igual pasando por el racismo sistémico, esta cinta se moja todo lo posible y deja muy clara su posición al respeto con muy pocas ambigüedades. Y todo esto sin dejar un humor entre lo absurdo y negro con el que te debates constantemente entre reír y llorar.

¿Te acercamos a algún sitio?

Los dilemas ante los que se situa nuestro protagonista, Cassius Green, no se difieren mucho a los que podríamos encontrarnos nosotros mismos en nuestro ámbito laboral y su fulgurante ascenso, que en cualquier otro contexto sería un éxito en el desarrollo de la trama o como mucho se acabaría convirtiendo en una tibia moraleja en la que «menos es más y el dinero no da la felicidad», planta la discusión más allá de si se lo merece o no. El debate se centra en cómo, aun siendo válido, la picadora de carne que es el capitalismo siempre va a acabar por engullirte. Al menos mientras juegues con sus normas.

Para ser un director novel, Riley se ha rodeado de un reparto de lujo que funciona como un reloj. Lakeith Stanfield hace un verdadero trabajazo construyendo las inseguridades de su personaje que, junto a Tessa Thompson, se comen la cinta con su carisma. Incluso Armie Hammer en su papel de tecnogurú está sobresaliente, consiguiendo que acabes queriendo ir a su casa para cruzarle la cara con toda la violencia posible.

El típico jefe para nada malvado

Perdona que te moleste es una película necesaria y mucho más ahora que nos vemos abocados hacia una distopía cyberpunk pero con menos neones y sin prótesis tope guapas. A pesar de haber nacido de la ira de la injusticia, sabe muy bien hacia donde apuntar y que la única solución está en la colaboración y solidaridad entre nosotros.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Ferran

Hago como que estudio Química pero en verdad me inflo a cómics y videojuegos desde pequeño. Soy de esa gente rara a la que le gusta más el manga que el anime.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.