PEACH BOY RIVERSIDE, de Cool-Kyou Shinja y Yohane

 

 

Título original:
Peach Boy Riverside (ピーチボーイリバーサイド)
Editorial: Kodansha
Guionista: Cool-Kyou Shinja
Artista: Yohane

Publicación Japón: Ago. 2015 –  actualidad
Publicación España:
Valoración: Más allá de la fantasía y la realidad

 

 

Tan inmerso estoy yo en los isekais que a veces se me olvida que hay más cosas que puede ofrecer la fantasía aparte de escapismo, fantasías de poder y fanservice. Esta vez os traigo una aventura la mar de interesante tanto por la historia que cuenta como por cómo la cuenta. Os presento…

PEACH BOY RIVERS
de Cool-Kyou Shinja y Yohane

Saltorine Aldike, o Sari, es una alegre princesa que quiere aventurarse a descubrir el mundo tras las murallas del aburrido castillo donde vive, casi como atendiendo a este deseo se presentan a las puertas de la ciudad una horda de viciosos demonios conocidos como “Oni” amenazando las vidas de todos los ciudadanos. Un viajero solitario con misterios ojos con pupilas de durazno, Kibitsu Mikoto, mata a los Oni salvándolos a todos. En shock por lo sucedido, Sari decide emprender un viaje ella sola para averiguar que le depara el mundo exterior.

Empezaré estresando algo que quiero dejar claro desde el minuto uno: este no es tu shonen fantástico tradicional, ni en lo que ocurre ni en cómo tanto guionista o artista deciden presentártelo. No es ni una fantasía ligera porque hay escenas bastante brutales pero no es una fantasía oscura por cómo son sus temas, sus protagonistas son una extraña mezcla de dogmáticos idealistas pero que aplican su forma de pensar de forma pragmática a veces siendo intransigentes otras permisivos, los diseños del artista expresan ligereza de contenido pero lo que decide hacer con esos dibujos grita horrores. Para una mente como la mía que le encanta categorizar las cosas y poner nombres descriptivos que ayudan a organizar las cosas este manga es un dolor de cabeza digno de una jaqueca.

Cuando se te cae un billete en mitad de la calle y no tardan en cogerlo.

Desde el principio los autores ya nos están mareando haciendo uso del tropo del falso protagonista, tal y como está escrito el primer capítulo nos pensamos que Mikoto seria nuestro prota y resulta que, tal y como va la historia, probablemente sea el adversario más difícil para Sari, nuestra verdadera estrella del show. Si bien es interesante la ambigüedad de la narrativa sobre que tono usar para contar su historia, me gusta que la moraleja de la misma este bien definida y reflejada en los dos protagonistas (aunque no es algo explicito): El poder sin ideales (Mikoto) es basura y los ideales sin poder (Sari) no tienen sentido,  al menos es esa la moraleja que yo veo representada.

¿Qué ideal pues es el que encarna Sari? La coexistencia entre humanos y no-humanos, incluido los Oni. Lo primero que se encuentra Sari del nuevo mundo es la existencia de la discriminación a los no-humanos, lo cual le choca bastante y decide convertir su remedio en el sentido de su viaje. Ver este manga tocar temas como el ciclo del odio o la discriminación como extensión del miedo a lo desconocido me ha ayudado a recordar algo básico sobre el género de fantasía y es que la fantasía consigue su máximo esplendor cuando funciona como espejo reflejando cuestiones de nuestra propia realidad, dándole un nuevo y fantástico aspecto a problemas mundanos y viejos para facilitar el verlo con nuevos ojos y  una menta abierta ofreciéndonos la oportunidad de afrontarlo de nuevas maneras, y afrontando también a las viejas respuestas que nosotros mismos dábamos a esas cuestiones cuando venían en el paquete “normal” al que estábamos acostumbrados a recibirlas.

Di hola al conejito. O mejor dicho, adiós…

El arte del manga es bastante interesante, lo que más me llamo la atención es la cantidad de gestos corporales que el artista sabe representar de manera convincente, desde distintas poses sentado, recostado contra una mesa, o golpeando a alguien con una espada. El impacto y peso de los distintos movimientos está bien transmitido. Lo cual no signifique que el artista no se dé el lujo de tanto en tanto en simplificar cosas irrelevantes, pero cuando te quiere vender la cinestesia de algo tú te callas y lo compras. Del resto lo único que resalta es el estilo de dibujo con mucho trazo grueso para dar esa sensación de dark fantasy que no queda mal pero de lo que igual se abusa un poco haciendo que pierda impacto cuando se quiere enfatizar en momentos álgidos.

Una última cosa que me encanta es como la historia parece estar contada de tal manera que los eventos más impresionantes y grandiosos ya hayan ocurrido. Como en el Señor de los Anillos, el manga da una sensación de estar en una tercera era donde los grandes eventos ya han ocurrido y nuestros protagonistas son solo otro pie de página en una historia más grandiosa en vez de ser su pináculo. Yo solo espero que los personajes transcendentales que existen en el manga el autor decida no revelar sus pasados a los protagonistas y los deje como lore de fondo, como si hubiera que buscar y leer un Silmarillion para entender la gran narrativa en donde está inmersa esta historia.

A eso lo llamo yo correr como alma que lleva el diablo. Bueno, ya me entendéis.

En resumen, esta es una fantasía interesante en cómo no se deja atrapar por tropos o categorías. Hay muchas otras cosas que omití que refuerzan ese punto por lo que sugiero que lo veáis por vosotros mismos y juzguéis que tal os parece el estilo narrativo del autor.

Hay que tener cuidado con subir mucho las expectativas eso sí, fácil es para un autor crear y empezar una historia con ideas interesantes, difícil es la tarea de mantener el listón y titánica es la tarea de dar un final apropiado. Esperemos que Cool-Kyou Shinja y Yohane estén a la altura de la historia que buscan contar.

¡Nos vemos en la Zona!

RafaAnto

Filthy weeb, gamer y cinefilo que de paso hace Quimica.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.