PASSENGERS: 90 años de viaje espacial

Título original:
Passengers
Año: 2016
Director: Morten Tyldum
Guión: Jon Spaihts
Fotografía: Rodrigo Prieto

Reparto:  Jennifer Lawrence, Chris Pratt, Michael Sheen, Laurence Fishburne, Andy Garcia, Inder Kumar, Jamie Soricelli, Vince Foster, Julee Cerda, Robert Larriviere, Barbara Jones.
Valoración: Bleh/10

Sinopsis: Una nave espacial que viaja a un planeta lejano transportando miles de personas tiene una avería en una de sus cámaras de sueño. Como resultado, dos pasajeros se despiertan 90 años antes del final del viaje.

Este 2016 ha sido un gran año para la ciencia ficción. Desde la tremenda Arrival hasta la estupenda (e infravolarada) Midnight Special de Jeff Nichols o la tensa 10 Cloverfield Lane. El último título de este género en 2016 es Passengers, la cual cuenta con dos de las mayores estrellas de Hollywood de hoy en dia y una premisa interesante. Bien, pues como otras muchas películas con grandes y prometedoras ideas que se quedan en tierra de nadie, Passengers no falla en esta tradición por parte de Hollywood de crear vehículos huecos solo para el lucimiento de los  actores con más caché.

La película cuenta con una premisa de lo más interesante. En una nave de migración espacial que lleva a 5.000 pasajeros a una nueva tierra, despiertan dos de ellos 90 años antes de su destino por un fallo en sus cápsulas de sueño. Para empezar, la campaña promocional del film ha escondido la única carta de misterio con la que podían jugar y es justamente esa parte de la trama que no se enseña en los trailers, la única parte salvable de la película. Son apenas 15 minutos, pero sin duda y sin spoilear a nadie, es por donde el film debería de haberse movido argumentalmente. Ya que tras esta primera parte que se podría describir como  Naúgrafo dentro de una inmensa nave espacial y añadiento un importante dilema emocional, pasamos a un relato romántico de ciencia ficción tópico, sin interés alguno y previsible a más no poder.

Lo que más me cabrea de Passengers es que presenta una premisa inicial tan jugosa , que llevada en una buena dirección y mejores manos (pienso en gente como Duncan Jones o Bloomkamp) se podría haber parido una gran película, pero aquí esta idea se desperdicia en las maneras más convencionales y desganadas posibles. Porque aunque la relación de Pratt y Lawrence en la película llega a tener algún momento dramático efectivo, esto no pasa de una o dos escenas. Lo que me lleva al gran problema de la película: la nula construcción de personajes. Sabemos que Jim Preston  es un mecánico y Aurora Lane una escritora, pero literalmente eso es lo único que sabemos de ellos una vez terminamos de ver la pelicula. Me explico, no hay nada que les dote de una personalidad específica o rasgos distintivos, es decir  les haga en general ser personajes, no, para el guión (y productores, está claro) son Chris Pratt y Jennifer Lawrence haciendo cosas en una nave, nada más y nada menos. Y aunque ellos están bien y se nota que tienen química, esto no me parece suficiente como para que el público conecte de verdad con ellos. Y en el caso de que lo hagas, te preocuparás por lo que les pasa porque son Chris Pratt y Jennifer Lawrence, no porque sean buenos personajes

Aun así, el film cuenta con algunos elementos (pocos) que le salvan de ser tremendamente horrible. Visualmente es resultona, cuenta con un diseño de producción elegante y deliciosamente futurista y el cast en general, es correcto. Sin destacar mucho los protagonistas cumplen y Michael Sheen funciona bien como alivio cómico. Porque de la breve y ridícula aparición de Lawrence Fishburne mejor ni hablamos. En cuanto al ritmo, aunque tiene partes que se hacen cuesta arriba, no llega a dejarte dormido (aunque poco la ha faltado). Eso sí, el climax final compite con el de X-Men: Apocalipsis por el tercer acto más perezoso, pesado y “por favor que se acabe esto ya” del 2016, ahí es nada. Un festival de tópicos en el que hay que reírse por no llorar.

Resumiendo, Passengers es un olvidable y previsible relato romántico de ciencia ficción que desperdicia una gran idea en pos de vender una película de Chris Pratt y Jennifer Lawrence en el espacio. Así que si buscáis una buena opción para evadiros en el cine esta temporada navideña, creo que lo mejor será volver a una galaxia muy lejana, porque en esta no hay literalmente nada que contar.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe