PACIENCIA, de Daniel Clowes

 


Título original
:

Patience HC
Sello: Fantagraphics Books
Artista completoDaniel Clowes
Publicación USA: Febrero 2016

Publicación España:
Febrero 2016 (Fulgencio Pimentel)

Valoración: Amor de serie B

 


En la Zona nos gusta el cómic undergound. No nos escondemos y, cuando algo relacionado con esta corriente llega a nuestras manos, somos los primeros en gritar a los cuatro vientos nuestro amor. Hemos hablado de autoras de aquí y hemos alabado los inicios e influencias de autores de allá, pero de lo que nunca nos cansaremos es de deciros que leáis a Daniel Clowes. Y, como ya hemos recomendado mi obra favorita, Ghost World, y la de Joe Runner, David Boring, voy a aprovechar que su último trabajo se ha reeditado hace poco y os voy a hablar de…

PACIENCIA
de Daniel Clowes

Efectivamente, no voy a negar que el género underground me gusta mucho por muchas cosas pero, si tengo que destacar una sobre las demás, es la capacidad que tienen sus autores para despojarse de toda complejidad lingüística, narrativa e, incluso, artística y dedicarse a contar sus miserias. Con Paciencia, Daniel Clowes ha ido un poquito más allá.

Si bien, para su obra más extensa ha dejado de lado el underground más puro y se ha metido de lleno en un relato fantástico de ciencia ficción, no ha perdido la facultad de poner a su servicio únicamente lo necesario para contarlo. Es evidente que no es la primera vez que usa la fantasía y la ficción en sus guiones, pero esta vez que no sirven como mera herramienta para hacer una parodia, sino que las utiliza de forma consciente para narrar, manteniéndose en esa línea entre la ironía y la seriedad que le caracterizan. Tal y como ya hizo en El Rayo Mortal, Clowes se deshace de toda ciencia para hacer uso de la ficción e introducirnos en “un viaje mortal por el tiempo y el espacio a las esencias del amor eterno”.

El futuro simple conjugado por Clowes

El protagonista de la historia es Jack Barlow y se acaba de enterar de que va a ser padre. Todo iría genial si el ascenso a coordinador que le ha contado a su novia, Paciencia, fuera real. Sería maravilloso formar una familia con las expectativas de futuro que aparentaba, pero no va a poder ser. Así que decide contárselo, pero cuando llega a casa Paciencia ha sido asesinada. Diecisiete años después, da con la forma de viajar en el tiempo y tener una opción de cambiar el pasado para salvar a Paciencia y ver crecer a su hijo. Tras la premisa noir, el relato cambia y comienza el periplo, intencionado o no, de Jack por distintas épocas de su vida y, sobre todo, de la de Paciencia, donde no sólo intentará cambiar su suerte, sino que vivirá en primera persona distintos episodios que le harán conocer y entender a su pareja más que a sí mismo.

Por medio de una estructura fragmentada del guión pero lineal, (nosotros seguimos la línea temporal del personaje mientras él viaja hacia delante o hacia atrás, construyendo poco a poco el relato) y de un narrador omnisciente, vamos saltando a diferentes épocas de la vida de los protagonistas, mientras se nos dibuja un fiel retrato de la sociedad estadounidense desde los ’80 hasta hoy, y no en ese orden. Un thriller retro-futurista, de inspiración pulp ochentera, inevitables toques de psicodelia y esos personajes perdedores que Daniel Clowes utiliza como excusa para soltar su discurso antinostálgico y hablarnos de la falta de comunicación sincera entre las personas. De cómo la sociedad nos arrastra a aparentar de cara a los demás sin pensar en lo que dejamos de valer para nosotros mismos.

Iluminados everywhere…

Y es que Daniel Clowes, a pesar de no reconocerlo y sorprenderse con cada nueva exposición de su obra, derrocha talento y sabe plasmarlo. Porque no es necesario hacer florituras para contar historias. Y él sabe hacerlo manteniéndose siempre fiel a su estilo pop, de colores mates y sin profundidad… sin complicaciones. Y siempre atento a los detalles simples pero efectivos, como los bordes de las viñetas que cambian según la época o la paleta de color ácida del futuro.

Me chivan por el pinganillo que, junto a Como un guante de seda forjado en hierro y David Boring, con Paciencia, Daniel Clowes cierra una particular trilogía en la que ha reinterpretado tres géneros (los supers, el cine negro y la ciencia ficción) para ahondar en la crisis de la masculina heroicidad y la violencia inherente a ella. Sólo me he leído los dos últimos, así que confirmaré si mis fuentes son ciertas en cuanto me lea el primero. Mientras tanto…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.