OUTER DARKNESS, de John Layman y Afu Chan

 


Título Original
:

Outer Darkness, Vol.1: Each other’s throats 
TPB
SelloImage Comics
Guionista: John Layman 

Artista: Afu Chan

Contenido:
Outer Darkness #1-6 (Nov. 2018.– Abr. 2019)


Publicación USA: Mayo 2019

Publicación España: Marzo 2020 (Planeta)

ValoraciónNadie al volante

 

 

Joshua Jerome Rigg es un oficial de primera con un carácter que sólo le trae problemas. Ahora, justo cuando parece que su carrera toca fondo le surge la posibilidad de ser el capitán de La Caronte, la mejor nave espacial de la historia y en la que él mismo sirvió durante años, en una última misión de rescate.

Abrochaos los cinturones porque empieza un viaje como nunca antes se había visto, un viaje que nos llevará de cabeza hasta más allá de la oscuridad exterior, un viaje a…

OUTER DARKNESS
de John Layman y Afu Chan

Hay cosas que no sabes bien cómo funcionan hasta que te pasa en primera persona. Siempre he sido de los que no se quedan mucho con los anuncios y nunca he creído que alguien, por ejemplo, se compre un coche porque lo ha visto en la tele. Del mismo modo me hacen mucha gracia las pelis que se promocionan con las frases «De los productores de Matrix…» o «Del estudio que trajo Pulp Fiction…». Pero hete aquí que, cuando vi que este cómic tenía el mismo guionista que Chew, supe sin dudarlo que iba a ser mi próxima lectura.

Y es que Chew fue uno de los primeros cómics que descubrí gracias a Zona Zhero y me lo vendieron tan bien que me decidí a buscarlo y leerlo, sin imaginar que el cómic iba a ser mucho mejor de lo que decían estos locos. Es la historia de un poli que… bueno, si no conocéis Chew lo mejor es que os hagáis con él pero vamos, que fue una lectura que me chifló por su frescura, su sentido del humor y el surrealismo que destilan todas sus páginas. Para esta nueva aventura John Layman nos lleva hasta el espacio profundo en un giro al género de ciencia ficción que podríamos comparar con lo que supone Rick&Morty para Community. Y no será la última vez que hable aquí de Rick&Morty

En el espacio nadie puede oír tus maullidos.

El inicio la historia nos muestra como Riggs ha caído en desgracia después de tomar ese tipo de decisiones que sólo toman los valientes, los intrépidos, los que no respetan la autoridad y piensan que siempre tienen la razón y acaban así sin empleo y bajo amenaza de entrar en prisión. Cuando un representante del Alto Mando del servicio galáctico le ofrezca una oportunidad de ser el nuevo capitán de una nave en la que ya había servido, Riggs sabrá que es una trampa. Pero como ya ha quedado claro con esta descripción es un tipo peculiar y, además, tiene sus propios motivos para embarcarse en una misión que lo llevará a los últimos confines del espacio conocido.

Una vez acepta el cargo, la lista de problemas de Riggs irá creciendo exponencialmente hasta límites insospechados y, lo peor de todo, es que la gran mayoría de estos peligros vendrán desde su tripulación, con la que se va a llevar fatal desde el principio cuando empiece a implantar sus peculiares técnicas. Teniendo en cuenta que durante su misión los tripulantes de La Caronte van a cruzarse con demonios intergalácticos, espíritus poseídos en busca de venganza y Dioses olvidados (ya véis, la historia mezcla la ciencia ficción más futurista con las creencias más antiguas) Riggs haría bien en no subestimar los peligros que le vienen desde la propia nave.

A ver si recogemos el trastero, que está lleno de mierdas.

La singular tripulación de la nave es el mejor ejemplo de esta combinación de géneros tan sorprendente, empezando por su motor, que es un Dios encerrado que exige sacrificios para coger la velocidad de curvatura. No es de extrañar entonces que se paseen por los pasillos de La Caronte un equipo de exorcistas, una oráculo con bola de cristal y todo, genios matemáticos que hacen conjuros como si de ecuaciones se tratara y un personal de cabina que es en realidad un antiguo Dios exiliado.

Se consigue así una curiosa mezcla de ciencia ficción y fantasía que no sólo casan a la perfección gracias al buen hacer del guionista sino que ofrecen grandes momentos de una originalidad pocas veces vista. Si por un lado parece que estemos ante Star Trek, con toda la vida interna de una nave muy especial, por otro hay escenas que parecen sacadas de una partida de D&D, con esos exorcistas con apariencia de monje lanzando conjuros a demonios sedientos de sangre. Sedientos de sangre literalmente, que estamos ante un cómic que no se corta un pelo a la hora de plasmar imágenes de ultraviolencia considerable, pero siempre con ese tipo de humor que hace que entre mejor según que barbaridades (anda, como en R&M)

Sé lo que estáis pensando y no, no es una gamba gigante.

El guión de John Layman es un derroche de imaginación y mala baba que no se detiene ni un segundo, llevando al lector en volandas para que vaya descubriendo el mundo que lo rodea mientras avanza la acción. Pese a que cada episodio es autoconclusivo no se deja de lado la misión principal que tienen los tripulantes de La Caronte y la del propio Riggs. La gran mayoría de personajes tienen sus dosis de protagonismo y hay un par de secundarios de muchos quilates, en consonancia con su estabilidad mental y sus perversos planes.

La parte artística corre a cargo de Afu Chan, un desconocido para mí que tiene un estilo muy caricaturesco, donde abundan las exageraciones anatómicas y faciales, pero que sabe suplir sus carencias con el lápiz con una dinámica narrativa y un muy buen color, siendo este el aspecto en el que más desataca. Estamos ante un arte peculiar, de los que gusta o no, pero es innegable que el autor sabe darle un toque muy personal al cómic, consiguiendo que nos adaptemos a su manera de narrar pese a que visualmente no entre de primeras (anda, como en R&M).

Un cómic genial, lo mires como lo mires.

Outer Darkness me ha gustado tanto que hasta me he puesto triste al ver que sólo serán dos tomos, aunque parece que será solo un parón hasta que retomen la serie . Y, esto es la reseña en directo pues lo acabo de ver, en el interludio saldrá un crossover de tres partes con… ¡Chew!. Y es que a veces la vida te sorprende y hay que quedarse con estos pequeños momentos, no vaya a ser que un día los echemos de menos, pero eso amigos, es otra historia…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.