ORIGINAL SIN, Semana #17: Ganarse el Cielo

Todos los domingos a las 12:00h, una nueva entrega en Zona Zhero.

¡Saludos, Pec’Ad-Whores!

UNA semana queda para que llegue el final de la miniserie. ¿Y sabéis qué es lo mejor? ¡Que no sabemos qué va a pasar! ¿Hacía cuánto que no pasaba esto con un evento Marvel? Vale, hay varias cosas que sabemos que tienen que pasar, ¿pero y lo demás?

Todo este hype para no decir que estamos en OTRA semana de tie-ins…

AVISO IMPORTANTÍSIMO
HOY es el último día para participar en el concurso #ThoriginalSin para ganar el tomo recopilatorio americano, en tapa dura, de Original Sin. ¡Daos prisa! Aquí tenéis las bases.

Volviendo al seguimiento, entregas anteriores desde la Categoría del evento y ahora reseñas sin spoilers.
¡Tie-ins!

LOS VENGADORES:
Contra-Tiempo

 

Título original:
Avengers #34:
“The Last Avenger”
Guionista: Jonathan Hickman
Artista: Leinil Francis Yu
Entintador: Gerry Alanguilan
Coloristas: Sunny Gho y Matt Milla
Publicación USA: Agosto 2014
Public. España: Diciembre 2014 (Panini)
Valoración: 8.5/10

 

¿De qué va?: En el borde más allá del tiempo, una extraña trinidad espera al Capitán América para plantearle una decisión imposible: dejar morir al Multiverso o contribuir a su destrucción para preservar su línea temporal.

Opinión: Respuestas, al fin, y un gran revulsivo para el estancamiento que sufrió la serie de Hickman tras Infinito (inversamente proporcional al enriquecimiento de sus Nuevos Vengadores). Un instante tan contenido como épico, si eso es posible, poderosamente reforzado por, al fin, unos buenos diálogos. Además, Leinil Francis Yu vuelve a lucirse con las expresiones faciales, si bien lo hace a costa de la ausencia de fondos, aunque esta vez no se echan de menos.

Conclusión: Todas las piezas que Hickman ha puesto sobre el tablero a lo largo del arco terminan encajando y aportando un momento clave para la historia de sus Vengadores, lanzándolos al tercer y último acto con el futuro evento “Time Runs Out” en el horizonte. ¿Se aproxima una nueva… Guerra Civil?

GUARDIANES DE LA GALAXIA
Dos hombres y un destino

 


Título original
:

Guardians of the Galaxy #18
Guionista: Brian Michael Bendis
Artista: Ed McGuinness
Entintador: Mark Farmer
Colorista: Justin Ponsor

Publicación USA: Agosto 2014
Public. España: Noviembre 2014 (Panini)
Valoración: 6/10

 


¿De qué va?
: Gamora somete a Star-Lord a un interrogatorio sobre lo ocurrido en el Cancerverso cuando él y Nova se sacrificaron para detener a Thanos. ¿Cómo es posible que Quill y el Titán Loco hayan regresado pero no haya rastro de Richard Ryder?

Opinión: “…las respuestas las encontrarán en el próximo episodio. En éste sólo hablaremos durante un prólogo interesante y luego meteremos hostias y más hostias en el Cancerverso, todo a doble página para rellenar el número y haceros comprar no uno, sino DOS cómics para contaros algo que abarcaría medio.” O esto he entendido yo de la “lectura” de este número. Del decompressive storytelling esta vez le faltó meter algo de “story” al señor Bendis. Afortunadamente, Ed McGuinness hace que cada puñetazo cósmico salte de la página.

Conclusión: Leer este cómic o sólo mirar los dibujitos proporcionará exactamente el mismo resultado. Los aficionados, que sufrieron el coitus interruptus en aquella lucha contra Thanos que quedó en el aire ya hace tiempo, tendrán la prometida batalla… pero nada más hasta el próximo número, donde vendrá la auténtica respuesta. Esperad un par de semanas más. (Sí, después de que ya haya terminado el evento aún habrá tie-ins pendientes).

THOR & LOKI: EL DÉCIMO REINO
Loki in the sky with diamonds


Título original
:

Original Sin: Thor & Loki #5.4:
The Tenth Realm, Pt. 4

Guionista: Al Ewing
(con Jason Aaron)

Artistas: Simone Bianchi y Lee Garbett
Coloristas: Adriano Dall’Alpi y Nolan Woodard
Publicación USA: Agosto 2014
Public. España: Diciembre 2014 (Panini)
Valoración: 7.5/10


¿De qué va?
: El plan de los hermanastros Odinson empieza a desvelarse, mientras el ejército de Heven marcha sobre Asgard y Thor es torturado y expuesto. En otro lugar, una partida de ajedrez llega a su fin.

Opinión: Al fin llega la respuesta a los sugestivos prólogos de la miniserie y, si bien es la esperada, la escena tiene mucha fuerza. Ewing sigue haciendo valer su talento para los diálogos y su Loki resulta tan sarcásticamente brillante que bastaría su caracterización para garantizar la compra del cómic. Por su parte, Bianchi hace un trabajo correcto a pesar de manifestar una curiosa bipolaridad a la hora de complementarse con su entintador. Las breves apariciones de Lee Garbett, en cambio, siguen siendo de gran calidad.

Conclusión: A falta de un número para la conclusión de la miniserie, se agradece constatar que además de la revelación del secreto que la convierte en parte del evento, sus autores se han preocupado por contarnos una coherente aventura team-up entre Loki y Thor. Las consecuencias y el argumento del próximo número son fácilmente deducibles, pero al menos hemos disfrutado de un camino entretenido.

A partir de este punto, spoilers como naves ardiendo más allá de Orión.

OJO AL DATO:
Curiosidades, matices o pequeños detalles

Para esta semana, el Ojo al Dato va a volverse un poco enrevesado porque voy a hablar de un solo personaje… que son tres… y que fueron más. Los que hayáis leído el número de esta semana de los Vengadores de Hickman sabéis que me refiero a la Santísima Trinidad marvelita de los viajes en el tiempo. Uno y trino.

KANG / IMMORTUS / IRON LAD

Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Creado por (sí, cómo no) Stan Lee y Jack Kirby en la primera mitad de los años 60, KANG el Conquistador tiene el poder de ser el personaje Marvel con una continuidad más enrevesada que el vello púbico de Jonathan Hickman la de Lobezno. Ya en sus comienzos gozó de un doble origen: primero como Rama-Tut, el faraón futurista de Fantastic Four #19 (octubre de 1963), y más tarde, ya como Kang el Conquistador, en Avengers #8 (septiembre de 1964).

¿Pero qué era lo que Kang buscaba “conquistar”? Sencillo: la Historia. Sometido por el complejo de la Edad de Oro, encontró los restos de una máquina del tiempo que reparó y con la que viajó a diferentes épocas en busca de aventuras e Ilustración. Así fue como llegó al Antiguo Egipto, dándole a la máquina la apariencia de una Esfinge, y subyugó al pueblo egipcio convirtiéndose en Rama-Tut, el faraón.

Avengers #8: “Kang, the Conqueror!” (1964)

Los años pasarían y los lectores irían conociendo múltiples datos contradictorios en torno a la figura de Kang. Desde que en realidad era la identidad del Nathaniel Richards, descendiente de Reed, de Tierra-6311; hasta que en realidad estaba emparentado con el Doctor Muerte de Tierra-689, convirtiéndose en el Centurión Escarlata; pasando porque otro Kang asumiría la identidad de un Rama-Tut arrepentido, o que los Kangs de todo el multiverso se unieran en un Consejo de Kangs que más tarde serían exterminados uno por uno hasta que Immortus, otro Kang, reunió todas sus conciencias en un solo Kang, que sí es Nathaniel Richards y que es el que, supuestamente, campa actualmente por el universo Marvel. O no.

Sin entrar a desgranar la imposible continuidad del viajero temporal por excelencia, destacaré que recientemente ha adquirido un papel vital en el universo Marvel, tanto por su incorporación a estos Vengadores de Hickman, como especialmente por su implicación completa en la trama -que no spoilearé- de los Imposibles Vengadores de Rick Remender tras hacerse cargo de los gemelos Eimin y Uriel, hijos de Arcángel-Apocalipsis y su jinete Peste. Decir que el planeta Tierra corre peligro es… quedarse muy muy corto.

Uncanny Avengers #5: “Let the Good Times Roll” (2013)

Pero como ya he mencionado antes, IMMORTUS es otra de las versiones alternativas de Kang, una que ya ha adquirido entidad propia dentro del universo Marvel. ¿Y por quién fue creado? Acetate. Por Stan Lee y… no, esta vez el co-creador es Don Heck, en las páginas de Avengers #10, dos números después de la primera aparición de Kang en la serie vengadora.

En aquel lejano número, el personaje en cuestión se aparecía ante los Señores del Mal del Barón Zemo en un momento en que los Vengadores aún trataban de adaptarse a la incorporación del recién llegado Capitán América. Presentado como “el Señor del reino místico del Limbo“, Immortus pretendía reclamar para sí el propio siglo y ofrecía a Zemo y compañía ejercer como súbditos, aunque éstos pidieron a cambio una prueba de lealtad: acabar con uno de los Vengadores.

Avengers #10: “The Avengers Break Up!” (1964)

Ni qué decir tiene que Immortus no conseguiría sus objetivos y los Señores del Mal acabarían teniendo que revertir todo lo ocurrido a un estadio anterior gracias a la Encantadora. Y ésta sería una de tantos pasos atrás que debió realizar Immortus en sus acciones. Así, incluso el propio Kang luchó contra su destino, es decir, convertirse en Immortus, y líos espacio-temporales mediante, evitó tal destino.

Del mismo modo que Kang, recientemente se le ha visto en Imposibles Vengadores, también con un papel clave para el devenir de las tramas propuestas por Remender, liderando otro equipo de viajeros temporales que se enfrentarían a Kang para salvar la línea temporal. O no (again). Aunque ya hizo una breve aparición previa en la serie, un poquito más delgado de lo habitual…

Uncanny Avengers #4: “Thunder” (2013)

Y la última pieza del puzzle es IRON LAD, el Nathaniel Richards adolescente al que su yo futuro, Kang, salvó de una paliza en el siglo XXX (30, no porno) como la que había recibido él mismo a su edad. Así, su intención era enseñarle todo lo que sabía sobre los viajes en el tiempo y el modo en que después lo conquistaría.

Para ello le mostró un vistazo al futuro (que es el pasado, pero nuestro presente… o no) en el que se nos resumía la (una) historia de Kang, desde su primer viaje al Antiguo Egipto hasta sus numerosos enfrentamientos con los Vengadores. En una reacción opuesta a la esperada, el joven Nathaniel Richards decidió que no quería convertirse en su horrible contrapartida futura y escapó hacia el pasado con la tecnología de Kang.

Young Avengers #2: “Sidekicks, Pt. 2” (2005)

Dicha tecnología no era otra que la armadura neurokinética que permitía a Kang tomar distintos aspectos, algo que el joven Richards aprovechó para transformarse en Iron Lad con una armadura a imagen y semejanza de la de Tony Stark. ¿Por qué? Porque a su llegada a nuestro presente se encontró a los Vengadores separados, el grupo hecho añicos y los restos de la Visión, cuyo sistema operativo descargó en la armadura. Esto llevó a la creación de un nuevo grupo de Vengadores para estar preparado para la llegada de Kang.

A su llegada, los Jóvenes Vengadores le hicieron frente, culminando con Iron Lad atravesando a Kang con una espada. Sin embargo, esto produjo toda una serie de catastróficos cambios en la línea temporal (con todos los Vengadores muertos, entre otras cosas), por lo que el joven Richards se sacrificó, haciendo que sus compañeros le borraran la memoria para así poder convertirse, finalmente, en Kang. El destino había vencido.

Young Avengers #6: “Sidekicks, Pt. 6” (2005)

Iron Lad regresó cuando la Visión, reensamblada con el patrón cerebral de Nathaniel, fue dividida en dos por un Hombre Absorbente potenciado con el Cubo Cósmico… pero volvieron a fusionarse. Y entonces reapareció en La Cruzada de los Niños para salvar a la Bruja Escarlata en un clásico de giro “regresoalfuturesco”, esto es, “para salvar el futuro”. O algo. Entonces pasaría a llamarse Kid Immortus en su paso por la Fundación Futuro de Matt Fraction y Mike Allred, y así hasta hoy, en su última aparición, Hickman mediante.

¿Os habéis enterado de algo? Yo tampoco.

*      *      *

Y la semana que viene, uh-oh, ¡mucha tela que cortar!

¡El final de la miniserie central!
¡El ganador del concurso #ThoriginalSin!
¡Anuncios de más tie-ins porque el coñazo evento sigue!

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Ocioso dice:

    “…las respuestas las encontrarán en el próximo episodio. En éste sólo hablaremos durante un prólogo interesante y luego meteremos hostias y más hostias en el Cancerverso, todo a doble página para rellenar el número y haceros comprar no uno, sino DOS cómics para contaros algo que abarcaría medio.”

    Escribió antes de colocarnos un “(…en construcción…)”
    Reseñas descomprimidas, tócate los güevos.

    • Se dice “metahumor”. O metacagada, si eso. La traducción literal es “esta semana me han hecho meter horas extra en el trabajo y no llego a tiempo pero el concurso va a caducar y las reseñas tienen que salir”.

      Un placer verle por estos lares, caballero.

    • Daimond dice:

      Intuía que usted es el misterioso comentarista que de vez en cuando se pasa por la otra “zona”. Da gusto saber que -aún- no ha sucumbido ante el inexorable paso del tiempo.

  2. Diamond dice:

    Cagum tot, he puesto mi nombre más arriba como “Daimond”.

    Fuera de esto, creo que has sido muy, muy, pero que muy generoso con el número de los Guardianes. Mira que me encanta Bendis, pero lo de esta semana ha sido una estafa total a la que sólo el dibujo de McCguiness aporta algo de dignidad.

    Y a propósito de McGuiness, en esa portada parece que los roles se han invertido. Thanos parece un tipo entrañable con esa sonrisita y Nova, un tío malote y mosqueado.

    • Como me consta que ha habido gente a la que le ha gustado y a McGuinness no le puedo criticar nada en este número, preferí darle el aprobado raspado sólo por eso. El punto restante es de que me ha gustado el planteamiento del prólogo, pero eso es como darle un 2 de 10 a Bendis. En cualquier caso, una estafa.

Deja un comentario, zhéroe