ORIGIN, de Boichi


 


Título original: 

ORIGIN (オリジン)
Sello: Kodansha
Mangaka: Boichi
Publicación Japón: Sep. 2016 – Presente

Publicación España: Oct. 2018 – Actualidad (Panini)
Valoración: Cuando el fanservice no te importa

 

 

Hay personas que parecen ser de otro planeta. Gente que es capaz de ser el mejor en su trabajo mientras llevan un proyecto adelante y, no contentos con ello, se enfrascan en otro que supone mayor sacrificio y lucha. Ese tipo de esfuerzo que uno ya no sabe si lo hace por los beneficios que puede llegar a sacar de eso o por puro placer. Placer morboso, del que duele y tiene una palabra clave para finalizarlo. Pero nunca la dices. Ni la memorizas siquiera. ¿Para qué? ¿A quién pretendes engañar? A ti lo que te mola es sufrir y sudar sangre, aunque sea con la excusa de que se trata de una obligación. Porque puedes estar dibujando Dr. Stone mientras, en tus cuatro horas de descanso diarias, te deslomas dibujando y creando…

ORIGIN
de Boichi

Antes de empezar con el típico resumen de la trama de la obra en sí, quiero hacer hincapié en el meritazo que tiene Boichi realizando este cómic. Cada vez sabemos más de la figura del mangaka, que siempre ha vivido con cierto halo de misterio y nos ha sido una figura muy lejana debido a la diferencia cultural. Pero lo cierto es que malviven, son lo más parecido a un esclavo bien visto a ojos de la sociedad y cada día se descubren a más autores que sufren un constreñimiento innombrable por parte de sus editoriales, como es el caso de personalidades tan importantes como Tsutomu Nihei (al cual le han estado chuleando dinero y cambiándole ideas artísticas desde hace años) o al mismísimo Akira Toriyama en su momento con la creación de Dragon Ball GT. Por eso choca tanto ver que este loco coreano sea capaz de meterse en dos series semanales, como si se tratara de lo más sencillo del universo. Y encima tiene tiempo para interaccionar en redes sociales, responder a críticas y sus necesidades básicas. A no ser que en realidad se tratase de un robot, lo cual explicaría demasiadas cosas…

De eso trata este manga, de vida artificial. En un futuro cercano, menos de treinta años adelante, la tecnología habrá evolucionado a cotas que ahora solo podemos soñar con ellas. Una de esas cosas son los robots e inteligencias artificiales. La cosa ha llegado a tal punto que están apareciendo brutales asesinatos en la capital japonesa, Tokio, y nuestro protagonista es el encargado de rastrear y acabar con este peligro para la humanidad. Y es que los asesinos no son seres humanos, por lo que lograr identificarlos es una tarea digna de un ente superior a nosotros. Origin, una especie de inteligencia artificial evolucionada, debe ser el encargado de localizar a sus descendientes robóticos y darles caza uno por uno. Pero no será algo sencillo, ya que él no es el único que ha logrado evolucionar y sus «hermanos»  son capaces de pasarse ciertas leyes de Asimov por el arco del triunfo, actuando como seres impredecibles y de libre albedrío. ¿Quién será el ganador de esta titánica lucha que enfrenta la fuerza más bruta y la inteligencia más pura? Sólo el tiempo lo dirá.

¡Qué quejica el tío! Encima de que le echan una mano… al pecho.

La trama en sí no tiene nada de espectacular. Podríamos incluso decir que recuerda mucho a Blade Runner, con el tema de los replicantes y su dificultad de discernir quién es humano y quién no lo es. No obstante Boichi juega aquí una carta que ya nos presentó hace unos años en su historia corta Hotel: hasta qué punto es capaz de evolucionar una inteligencia artificial que no tiene ningún tipo de frontera. O lo que es más interesante, ver toda la historia desde el punto de vista analizador de una mente robótica, que logra humanizarlo hasta puntos desconocidos sin salirse nunca de su lógica aplastante. Además, si hay algo que se le da muy bien al mangaka coreano es crear situaciones disparatadas y graciosas, como el concepto de que Origin deba trabajar para ganar dinero y que encima lo haga rodeado de expertos en robótica. No sabes hasta qué punto una máquina es paranoica hasta que entra en conflicto consigo misma por culpa de la aleatoriedad humana. Y eso es algo que me parece sencillamente sublime.

Lo que puede echarle a más de uno para atrás puede ser su arte. A ver, su dibujo en sí no, ya que estamos hablando de uno de los maestros mangakas más perfeccionistas del medio, sacándole los colores a la mayoría de sus compañeras y compañeros nipones. En cuanto al detallismo puede llegar a ser enfermizo, ya que busca diferenciar a todos sus personajes en cada una de sus historias hasta el punto de que no importa la situación, el lector es capaz de identificar a cada uno de estos. Además, choca mucho que sea capaz de narrar tan bien las secuencias de acción que, teóricamente, pasan a una velocidad imperceptible al ojo humano. Su detallismo no convierte su arte en algo estático, sino que sabe fluir en los momentos adecuados, al igual que sabe hacer caricaturas para destensar la trama cuando le historia lo pide. En eso de narrar visualmente es un auténtico monstruo. Pero tiene una manía que muchos le perdonamos por aquello de ser tan bueno: el fanservice. Encima del innecesario, pues no precisa de ello para ganar enteros; es más, le restan. Yo que ya me he acostumbrado a ello, concibo a Origin como su vía de escape ante la correa corta que tiene en Dr. Stone. Pero vamos, que es algo que siempre ha hecho y seguirá haciendo. A los hechos me remito.

Nada por aquí. Nada por allá. ¡Katana de la muñeca!

Estamos, quizá, ante uno de los grandes mangas que se publican a día de hoy, que al igual que con el resto de cómic occidental, es un mundo que se encuentra en excelente forma actualmente. Tenemos suerte de poder disfrutar tal cantidad de buenas obras y de poder disfrutar de artistas tan buenos como Boichi, con taras o sin ellas. Un auténtico genio capaz de crear dos obras simultáneas de una calidad visual y narrativas sin límites. Yo ya me he rendido perdidamente a este señor, me temo. ¿A qué esperas para hacerlo tú también?

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.