NOVA, Vol. 1: “Origen”, de Jeph Loeb y Ed McGuinness

 

Título original:
Nova
, Vol. 1: “Origin” TPB

Sello: Marvel Comics
Guionista: Jeph Loeb
Artista: Ed McGuinness
Entintador: Dexter Vines
Colorista: Marte Gracia
Contenido: Nova #1-5 (Abril-Agosto 2013)
Publicación USA: Septiembre 2013
Public. España: Diciembre 2013 (Panini)
Valoración: 7.5/10

 

Para comenzar la reseña debo aclarar un par de cosas. No me llaman especialmente las historias ni los personajes “cósmicos” tipo Green Lantern o, en este caso, Nova. Sé que existen incluso los GL Corps y los Nova Corps o similares pero en mi particular lógica superheróica no tienen cabida este tipo de historias o héroes. Qué queréis que os diga, me parece más creíble ver a un tipo balanceándose entre edificios en un traje blaugrana que a seres que cruzan el universo luchando contra amenazas megacósmicas… Llamadme raro.

NOVA
de Jeph Loeb y Ed McGuinness

¿Y por qué, pensaréis, me he leído este tomo de Nova? Pues porque me encantaba el Nova de los Nuevos Guerreros, esa gran serie de los 90 de Nicieza y Bagley que me pilló en plena adolescencia y que me cautivó por completo. ¡Cómo no me iba a cautivar un grupo de héroes que tenía como líder a un negrazo con una armadura molona y que iba en monopatín… y que inicialmente bautizaron aquí como… Trillador Nocturno!

Entre los componentes de esos Nuevos Guerreros estaba Nova, encarnado en ese entonces por Richard Rider, un personaje que empezó siendo un rebelde irresponsable y que acabó madurando hasta convertirse incluso en el más responsable de todos. Fueron varios años viéndole crecer y madurar, ganándose un huequecillo en mi corazoncito friki. Cuando terminó la serie le perdí completamente la pista y no ha sido hasta ahora, con la iniciativa Marvel NOW, que me ha vuelto a picar la curiosidad, encontrándome con una nueva encarnación más juvenil tras la supuesta muerte de Richard Rider en alguna saga cósmica anterior.

Las batallitas del señor Alexander.

Partiendo del hecho que desconozco por completo el trabajo previo realizado por Dan Abnett y Andy Lanning con la encarnación anterior, me enfrentaba a esta nueva encarnación sin ideas preconcebidas ni mayores expectativas que la mera curiosidad y los dibujos de McGuinness, dibujante que me encanta. ¿Qué nos encontramos pues en estos primeros números del nuevo Nova teenager? Pues a un chaval de nombre Sam Alexander, que vive en un pueblo perdido de Arizona y que tiene por padre a un supuesto borrachín que trabaja de conserje en su instituto y que le llena la cabeza de historias de batallas al otro lado de la galaxia, razas alienígenas y demás fábulas cósmicas.

Pero como podéis imaginar, el supuesto borrachín fue en realidad un auténtico Nova y todas las historias que cuenta a sus hijos están basadas en hechos y aventuras que él mismo vivió. Sam, sin embargo, cree que su padre delira y siente pena y rabia al ver cómo se derrumba y pierde la cabeza día tras día en ese mundo ficticio de naves intergalácticas y criaturas parlantes, convirtiéndole en el hazmerreir del instituto. Por una serie de circunstancias, Sam descubrirá la verdad sobre su padre al encontrar el casco Nova y tendrá que aprender a usar sus nuevos poderes para hacer frente a una invasión extraterrestre, nada más y nada menos que de los cinematográficos Chitauri.

La madre del cordero…

Prefiero no entrar más en detalle en la historia, de cómo o porqué suceden las cosas, de qué otros personajes aparecen, del malo maloso, de los tópicos típicos cuando se presenta el origen de un personaje, de la diversión al aprender a usar los poderes, del habitual abusón del instituto… Pues lo que realmente me ha llamado la atención de este primer arco argumental es el cariño con el que Loeb ha plasmado la relación padre-hijo, de cómo Sam, a pesar de creer que su padre es un perdedor, sigue queriéndolo y cuidándolo en sus horas más bajas, debatiéndose entre la rabia que le da verlo así y la pena de no poder hacer nada para que su padre recupere la cordura. Resulta inevitable reconocer en el personaje de Sam al malogrado hijo del guionista, Sam Loeb, tristemente desaparecido por culpa del maldito cáncer a una edad temprana, al representar con tanto cariño y tan cuidadosamente los distintos sentimientos de los dos personajes.

Lógicamente, la aportación gráfica de Ed McGuinness a los lápices es clave al plasmar con maestría no sólo las emociones de los personajes, sino las escenas de acción, con ese estilo que, como bien apuntaba el compañero David Donaire el otro día, es como un “Joe Madureira esforzándose”. Es, sin lugar a dudas, la elección perfecta para conjugar el look juvenil del personaje con la espectacularidad de las batallas galácticas.

Y como deduciréis, a pesar de mi escaso interés por este tipo de historias cósmicas no puedo sino recomendaros esta lectura amena, divertida y con un agradable toque sentimentaloide y que está espectacularmente bien dibujada, demostrando una vez más que lo que importa es cómo se cuenta una historia y no la historia o el contexto en sí. Y encima salen Gamora y Mapache Cohete. Y Uatu el Vigilante. ¡Aparece hasta el Nulificador Supremo! ¿Que más podríamos pedir?

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. David Donaire dice:

    Gracias por la mención compañero. Realmente no me he acercado a esta colección porque al igual que a ti no me atrae en demasía lo cósmico aunque con Green Lantern he acabado cambiando de opinión. La otra cosa que me tira para atrás es que la guionice un Jeph Loeb en sus horas más bajas pero bueno, tal vez algún día me la intente leer.

  1. 7 Mayo, 2014

    […] hasta que desapareció y Sam se topó con su casco de los Nova Corps (para más información, ver la reseña de Dani Serrano). Tras un año llevando el manto de Nova, echa de menos a su padre y decide hacer una visita al […]

  2. 31 Mayo, 2014

    […] Serrano. ― Hoy me ha pasado algo muy bestia  (Daniel Estorach, 2012), por Dani Serrano. ― Nova (v. 4), Vol. 1: “Origen”  (Loeb & McGuinness, 2013), por Dani Serrano. ― Patrulla-X: No más humanos  (Carey & […]

  3. 22 Junio, 2014

    […] qué va?: La última vez que vimos al joven Nova, Sam Alexander, en Original Sin (#0) estableció un vínculo emocional con el Vigilante, unidos por la ausencia de […]

Deja un comentario, zhéroe