NERVE, propuesta sin reto


Título original:
Nerve
Año: 2016
Director: Henry Joost, Ariel Schulman
Guión: Jeanne Ryan, Jessica Sharzer (sobre el libro de Jeanne Ryan)
Reparto: Emma Roberts, Dave Franco, Juliette Lewis, Samira Wiley, Emily Meade, Marc John Jefferies, Jonny Beauchamp, Miles Heizer
Sinopsis: Una estudiante de secundaria se encuentra a sí misma inmersa en un juego online de “verdad o acción” (truth or dare), donde cada movimiento empieza a ser manipulado por una comunidad anónima de “observadores”.
Nota: 6/10

 

En un verano en el que una aplicación móvil como Pokémon Go se ha vuelto un fenómeno social tan divertido como preocupante, una película como Nerve se siente anclada a la actualidad y viene como anillo al dedo a la situación que vivimos hoy en día, con Internet implicado en muchas facetas de nuestras vidas. Henry Joost y Ariel Schulman son los directores de este thriller juvenil, y aunque su currículum bien puede asustar un poco (suyas son la tercera y cuarta entregas de Paranormal Activity), afortunadamente esta película está bastante lejos de sus incursiones en la cansina franquicia de terror.

El film que adapta el libro escrito por Jeanne Ryan, trata sobre un juego online de retos en el que únicamente existen dos perfiles a elegir: observador o jugador. La mecánica del juego funciona tal que así: los observadores pagan dinero por observar y proponer retos a los jugadores, los cuales conforme van superando los retos propuestos (cada vez más difíciles y peligrosos), van ganando ese dinero hasta llegar a la gran final, de cara a intentar llevárselo todo. Sobre el papel, Nerve cuenta con una potente premisa, un punto de partida tremendamente jugoso al que este film saca el justo partido para lo que quiere ser: un entretenido y absorbente thriller juvenil sobre la diversión y los peligros de jugar en y con la red, nada más y nada menos. Aunque es una película que propone algo más de lo que pueda parecer a simple vista, uno tras verla no puede dejar de pensar que este material en manos de alguien como David Fincher habría dado para lo que solemos definir como un peliculón. El tomar un enfoque demasiado juvenil y una dirección más simple es lo que hace que Nerve pierda la oportunidad de pasar de simpática e interesante a gran película.

Aún así, se agradece que sea honesta en cuanto a quién va dirigida desde su primera escena. Nerve no esconde su faceta de thriller adolescente, pero afortunadamente da un pequeño pasa más allá. Esta película no termina de crear ningún discurso sólido sobre los peligros de la red, pero sí que deja en el aire un mensaje interesante sobre lo que no se debe de hacer en estos casos. Por ejemplo, es interesante ver en el film como en cuestión de segundos y dos clics se pueden obtener prácticamente todos los datos e información de una persona a través de redes sociales y páginas varias, o lo fácil que supone ingresar o eliminar dinero de una cuenta bancaria. Todos estos momentos resultan lo suficientemente reveladores como para por lo menos dejarte pensar sobre el tema. Y ahí reside un aspecto positivo de Nerve, el ser sutil, aún sin llegar a convertirse en una crítica lo suficientemente mordaz, sobre un tema tan actual y complejo como el de la privacidad en internet y nuestra huella digital en la red.

Dejando el tema sobre el que gira la cinta aparte, la película tiene un gran ritmo y resulta tremendamente divertida, sobre todo en su primer acto, y aunque su clímax peque un poco de previsible resulta la parte más oscura del metraje y cierra el film de manera satisfactoria. En torno a un reparto algo anodino cabe destacar a una cumplidora Emma Roberts y un simpático (pero intercambiable) Dave Franco, los cuales hacen una pareja con buena química. Destacar también la llamativa fotografía, muy luminosa (¿lens flare? ¿alguien?), la cual hace un uso tan resultón como excesivo a veces a la hora de iluminar la noche de la ciudad que nunca duerme.

BeYShIT
Hay poco que decir sobre Nerve. Es un correcto thriller juvenil, algo superior a la media de este género, que saca algo de partido a su jugosa premisa y deja un mensaje necesario en el aire, pero que en manos de otro director y con otro enfoque podría haber sido bastante más. Aún así, merece la pena echarle un vistazo, e irónicamente, es de lo más disfrutable de este flojo verano.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.