MUTAFUKAZ, de Run


Titulo original:
Mutafukaz: L’Integrale BD
Sello: Ankama Editions
Guionista: Guillaume Renard «Run»
Artista: Guillaume Renard «Run»
Colorista: Guillaume Renard «Run»
Contenido: Mutafukaz #1-5 (Jul. 2006 – Sep. 2015)
Publicación Francia: Mayo 2018
Publicación España: –
Valoración: Run mutafukaz, run!

 


Hay cosas que se deben hacer y otras que no. Aquellas que han de hacerse como es fiarse de la gente que sabes que tiene buen criterio y tirarse de cabeza ante lo que ellos te recomienden. Yo lo he hecho varias veces con Teresita y he de admitir que todavía no me ha decepcionado. ¡Y eso que yo tengo un gusto pésimo para todo! Pero en esta ocasión, su pasión y ganas con las que escribió su reseña sobre la película que se estrena esta noche en algunos cines españoles me convenció totalmente. La cosa que nunca hay que hacer es escribir una reseña sin haber terminado la obra. Craso error que cometí con este cómic, el cual he tardado casi un año en poder terminar entre pitos y flautas, y al cual dediqué una reseña cuando todavía no lo había acabado. Ya he subsanado mi fallo y hoy vengo a decir maravillas de una de las ideas comiqueras más brutales que jamás he leído. Hoy vengo a hablaros de…

MUTAFUKAZ
de Run

¡Sean todos bienvenidos a Dark Meat City, la ciudad más grande de New California! Una metrópolis compuesta por infinidad de barrios que son controlados por distintas bandas callejeras, grandes capos mafiosos que luchan por cada trozo del pastel con uñas y dientes, pobreza y delincuencia a cada metro cuadrado de este gran agujero conocido como DMC. En esta maravillosa urbe vive nuestro protagonista, Angelino, un joven que comparte piso con su mejor amigo, Vinz, en una de estas barriadas de mala muerte, conviviendo con la delincuencia, la podredumbre y teniendo a las cucarachas como «cariñosos» huéspedes de su casa. Pero un desgraciado día en el que nuestro protagonista intenta ganarse el pan trabajando de repartidor de pizza, es atropellado por una camioneta cuando conducía su moto y comienza a tener un horrible dolor de cabeza, al que le acompaña un efecto secundario: empieza a ver que la sombra de ciertas personas tienen un aspecto un tanto extraño. Lo que no sabe Angelino es que, por otro lado, el equipo de wrestling llamado Lucha Última, capitaneado por Jessy y Diablo, se verán envueltos en una encrucijada de proporciones bíblicas que puede suponer el fin de la Tierra tal y como la conocemos. Todas las figuras del tablero comienzan a tomar posiciones y está a punto de comenzar el juego más macabro, loco y mortal de la historia. Y nadie está a salvo.

Después de tantos años leyendo cómic independiente, creo que jamás me había encontrado con algo de tal calibre. Simplificar la definición de Mutafukaz como un gran cómic, sería quedarse corto. Muy corto. La historia de esta obra es muy loca, de hecho loquísima, en la que se entremezcla situaciones de acción, suspense y humor simplón con una naturalidad envidiable. En sus páginas encontraremos desde un elenco de personajes bien desarrollado, pasando por un equipo de lucha libre encargados de defender al planeta de la maldad desde tiempos inmemoriables y una cantidad ingente de referencias a otras obras como la propia Akira o temas más relacionados con la temática underground norteamericana. Es más, hay especial hincapié en cuanto a la temática del hip hop. El ejemplo más claro lo encontramos en que si juntamos el nombre del autor, Run, y el de la ciudad de Dark Meat City, nos queda como resultado RUN DMC. Pero ahí no queda la cosa, ya que también veremos guiños a Dr. Dre, cameos especiales de gente como Marshall Mathers o personajes fuertemente inspirados en leyendas como Tupac Shakur o Notorious BIG. Todo ello sin que la historia caiga en la parodia, manteniéndose con su trama principal de principio a fin. Casi nada.

Nuestros queridos y desconocidos héroes salvadores.

Pero si todo eso de que aparezcan guiños a películas y animes clásicos, grandes leyendas del mundo del hip hop  norteamericano, la temática underground, nazis como malos malosos y la lucha libre como salvación no os convence, he de deciros que Mutafukaz es mucho más que eso. Porque pese a la cantidad de referencias, la historia no deja de ser una aventura de acción y misterio medida con precisión, con momentos muy brutos que sirven de golpe de efecto cuando parece que podría estancarse la cosa. El ritmo es frenético cuando la narración lo requiere y sosegado en momentos puntuales. Al fin y al cabo nos encontramos ante una obra en la que Run tardó casi una década en dejar finiquitada, cuidando todos los detalles de la que se supone su ópera magna. ¿Todavía sigue sin convencerte? Tranquilo, porque también tiene una cantidad ingente de moralina y crítica a la sociedad en una segunda capa de lectura que va ganando fuerza conforme avanza la historia. Una duro ataque contra el control de la población, la manipulación de información por parte de los medios, la corrupción tras los mandatarios y la triste involución que está sufriendo la sociedad con el paso de los años. Y así es como se crea uno de los cócteles más raros y que mejor he visto que funcione en el noveno arte. No se le puede negar la originalidad al producto y todo lo que lleva tras de sí.

Don’t try fuck with Angelino.

Aunque si hay que hablar de originalidad, ahí lo más destacable es el arte y eso que la historia está genial. Pero la manera en la que ha querido dibujar Run su obra es de órdago, en la que destaca la infinidad de experimentos, organización de viñetas y cambios de estilo en cada uno de los capítulos que componen su cómic. La manera más sencilla de explicar esto mediante palabras sería diciendo que conserva su manera de dibujar tan característica, pero cambia el estilo de entintar, colorear o dibujar en pos de darle un efecto más a la historia. Porque sí, que el dibujo cambie es parte del guión, ya que éste se ve reforzado según la manera en la que se nos presenta la acción en sí. Hay pocos artistas que sean tan camaleónicos a día de hoy, pero todavía quedan menos que sean capaces de demostrar todo su abanico en una misma obra y que esta quede tan original como su autor pretendía en un principio. Una auténtica pasada visual que, sin haber visto la película todavía, estoy seguro que está muy por encima de su representación cinematográfica. Algo así no se puede llevar a la gran pantalla tan a la ligera sin que al espectador le de un ataque epiléptico. En papel la cosa cambia, vaya.

Ahora es cuando viene la parte mala, ya que Mutafukaz no está publicado en nuestro país. Cosa extraña, pues la editorial española Dibbuks es la encargada de publicar otros trabajos de Run como Doggy Bags o inclusive el spin-off de Mutafukaz llamado Puta Madre, que inexplicablemente sí se ha publicado en nuestro país. Algo que ni el mismo autor comprende, la verdad. Habrá que esperar a ver quién será el encargado de traernos semejante pepino en formato comiquero en un futuro, aunque todavía podremos contentarnos con la película que saldrá próximamente. Es la única forma de matar ese gusanillo, a no ser que queráis haceros con la versión integral francesa (que es la que tengo yo) o los cinco tomos que han salido en USA, pero que he podido comprobar que tienen ciertas partes censuradas. Mientras tanto, siempre nos quedará la película que se estrena hoy en cines y estará en breve a la venta. Que envidia me dais todos los que vais a ir a verla. Cabrones, yo también quiero…

En una persecución de coches gana el que tiene granadas, ¿verdad Vinz?

Creo que no me equivoco cuando digo que Mutafukaz es uno de los mejores cómics que me he leído a lo largo de toda mi vida. Y con la tontería son más de veinte años de lecturas a mis espaldas. La mezcla de conceptos tanto en guión como en arte son simplemente sublimes y nos demuestran que todavía pueden contarse cosas diferentes y de maneras distintas en el noveno arte. La clave está en no estancarse, saber buscar y dejarse recomendar por gente sabia como Teresita. Las cosas suelen ir bastante a mejor así.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.