MOON GIRL Y DINOSAURIO DIABÓLICO: ¡LA MÁS LISTA DEL MUNDO!, de Amy Reeder, Brandon Montclare y Natacha Bustos

 

Título original:
Moon Girl and Devil Dinosaur. The Smartest There Is TPB
Sello: Marvel Comics
Guionistas: Amy Reeder y Brandon Montclare
Artistas: Natacha Bustos y Ray-Anthony Height
Colorista: Tamra Bonvillain
Contenido: Moon Girl and Devil Dinosaur #13-18 (Ene. – Jun. 2017)
Publicación. USA: Junio 2017
Publicación España: Diciembre 2017 (Panini)
Valoración: Dos cabezas son mejor que una /10

 

Es una pena que mi concepto de “historieta” esté tan alejado del de las grandes editoriales como Marvel o DC porque no disfruto por completo de lo que ofrecen. Me gusta un guiño, una referencia o una cita de unas obras en otras, pero no que usurpen medio cómic a los protagonistas y mucho menos que lo conviertan casi en un pequeñuelo que observa a los mayores. Menos mal que ELLA, cual luna lunera, eclipsa con su luz y su intelecto a todo el que la mira…

MOON GIRL Y DINOSAURIO DIABÓLICO: ¡LA MÁS LISTA DEL MUNDO!
de Amy Reeder, Brandon Montclare y Natacha Bustos

Oye tú, ¿a dónde vas? Que este es mi cómic.

Puedo entender que para hacer frente a una época de ventas bajas haya que introducir a los héroes con más tirón del momento, pero hacerlo por sistema, para vender todas las series a todo el mundo no es algo que vaya conmigo. Lo que están haciendo con Moon Girl es tan sibilino como innecesario y creo que a esta serie le iría mejor un poquito menos de ayuda externa. Vale que es una cría de nueve años a la que hay que llevar por el buen camino y enseñar valores de superhéroe, pero el marcaje absoluto a la que la están sometiendo por parte de prácticamente todos los personajes con cabecera propia está provocando lo que se quiere evitar dentro del guión: Moon Girl no puede crecer y desarrollarse como personaje único a pesar de tener potencial de sobra para hacerlo. Espero que estas colaboraciones se dosifiquen en próximos números porque hacen decaer el interés que genera ella por sí misma.

Para crecer es necesario escuchar y aprender. Por eso nos llevan al colegio. Y no hace falta ser la chica más lista del mundo para entender que no es lo mismo ser inteligente que sabio, así que en este número veremos cómo Lunella, no sin mucho esfuerzo, tendrá que escuchar, aprender y entender que, aunque sea la persona más inteligente del planeta, capaz de resolver hasta el Cubo Banner, no puede hacerlo todo ella sola. A base de monsergas y lecciones prácticas por parte de medio elenco de Marvel, irá comprendiendo que la sabiduría sólo te la da la experiencia y que podrá pensar más a lo grande si cuenta con más gente y sus habilidades, amén de que hacer las cosas acompañado siempre mola más.

Y tú te rallas con el de Rubik…

Está bien que nos muestren a una niña rarita acostumbrada, y en parte obligada, a hacer las cosas ella sola porque no encaja en ningún sitio, descubriendo el compartir y tramar cosas con un grupo. Demasiado adulta e inteligente para la clase en la que estudia y demasiado pequeña e inmadura para ocupar un sitio entre los superhéroes de pro, pero lo suficientemente lista como para saber usar sus cartas y emprender el camino para llegar a serlo.

Además, en este número hace aparición un villano real para la Chica Luna y su Dinosaurio Diabólico. Un villano que no pillará de nuevas a ningún conocedor de los cómics de La Casa y que no puede soportar que haya nadie más inteligente que él. Por ello, emprenderá una persecución sin tregua contra Moon Girl gracias a la que aprenderá que, sumando su inteligencia a las habilidades de sus nuevos amigos y a la fuerza bruta de su temible, a la par que adorable, Dinosaurio, puede llegar a convertirse en una superheroína imprescindible.

Con el Doctor Extraño en tu bando te creces.

Este tomo supone la despedida de Amy Reeder como guionista de la serie, dejando como autor único a Montclare y legando las portadas a Natacha Bustos. Quizá por este motivo no haya dejado pasar la oportunidad de escribir una secuencia con Moon Girl adulta, aunque haya sido en una ensoñación, ya que esa fue la concepción inicial que tuvo del personaje cuando se lo mencionaron por primera vez.

Puede que también su marcha haya propiciado la aparición de algunas pullas internas al “buen hacer” de Marvel (cada uno que lo interprete como quiera, que a mí esto me pilla muy de lejos) con sus cambios de raza y sexo de sus personajes insignia. Y eso que en el cómic lo que se predica es que los cambios son buenos y no hay que tenerles miedo.

Lunella Rules.

Para finalizar, una vez más y todas las que hagan falta, expresar mi fanatismo absoluto por los diseños, tanto de personajes como de viñetas, de Natacha Bustos. El arte es subjetivo y a mí el suyo, sencillamente, me encanta. La expresividad y agilidad que desprenden sus dibujos, tan adecuados para cómics como este, rematados por los colores brillantes de Tamra Bonvillain, hacen que anhele el próximo tomo para mi deleite visual.

A pesar de los múltiples escarceos de otros personajes por las páginas de Moon Girl y Dinosaurio Diabólico me sigue pareciendo una gran serie de un gran personaje por la que Marvel debería apostar un poco más fuerte. Contiene la cantidad de ingredientes suficientes para convencer a neófitos y lectores más curtidos, y lo mejor, es capaz de llegar a muchos más targets de seguidores de lo parece. ¿Quién puede resistirse a esas coletas?

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.