VAIANA (Moana). En la cresta de la ola

Título original:
Moana
Año: 2016
Director: John Musker, Ron Clements
Guión: Jared Bush, Ron Clements, John Musker, Pamela Ribon, Taika Waititi
Fotografía: Rob Dressel, Adolph Lusinsky

Reparto: Auli’i Cravalho, Dwayne Johnson, Nicole Scherzinger, Alan Tudyk, Jemaine Clement, Temuera Morrison, Rachel House, Phillipa Soo.
Sinopsis: Hace miles de años los mejores marineros del mundo viajaban a lo largo del océano Pacífico descubriendo nuevas islas, pero un buen día sus viajes cesaron y aún nadie ha descubierto porqué. Vaiana, una joven apasionada e intrépida que siente un fuerte vínculo con el mar, es la hija adolescente del líder de una tribu que habita las islas del Pacífico Sur. Ella está dispuesta a resolver el misterio sobre sus antepasados.
Valoración: Old School Disney/10

Es innegable que Disney lleva unos años siendo la reina de la animación actual o al menos la que en mejor forma está. Resulta hasta irónico que hayan adelantado en calidad a Pixar, su gran competidora desde hace ya unos años, ya que si bien es cierto que Inside Out fue un peliculón, antes de esa llevaban bastante años sin tener un hit memorable y ni siquiera lo han logrado este año con la simpática pero algo intrascendente Buscando a Dory. Por lo tanto con la fantástica Zootrópolis estrenada a principios de año, ahora Disney vuelve a su lado más clásico con el estreno de Vaiana (Moana).

Aventura Made in Disney.

Vaiana es puro Disney clásico, de cabo a rabo. Tras el exitazo que obtuvieron con Frozen, vuelven a esta fórmula con inferior resultado (no creo que vaya a calar tanto como aquella), pero sin perder el encanto que caracteriza a este tipo de producciones Disney. Sin innovar tanto y en tantos aspectos como hizo Frozen, pero entregándonos otro buen trabajo lleno de encanto y que, sin lugar a dudas, mantiene muy bien el tipo comparándose con los últimos trabajos del estudio.

Visualmente Vaiana es una auténtica preciosidad. No solo las texturas de los personajes y escenarios deslumbran, sino, en general, la paleta de colores del film no puede ser más colorida y brillante. Aparte, la película es una preciosa oda a la cultura Hawaiana, que pocas veces ha sido representada de manera tan extensa y concisa anteriormente en una película. Desde sus tierras hasta las tradiciones de esta cultura, todo está presentado con una gran admiración y respeto por estas bellísimas tierras. Pero una película Disney no es nada sin sus personajes y, con Vaiana, vuelven a dar en el clavo. Vaiana y Maui, son un perfecta y equilibrada pareja protagonista, quizás quien se lleva todo el carisma es él pero ella, es la auténtica protagonista y sin ser de las mejores princesas Disney, sí es una de las más interesantes. Además, la debutante Auli’i Cravalho hace un buen trabajo dando voz y, sobre todo, sentimiento (transmite mucho cantando) a este personaje.

El personaje de Vaiana sigue la línea de personajes femeninos fuertes e independientes que nos ofrece últimamente en Disney. Pero aunque, obviamente, nos referiremos a ella como “una princesa Disney”, hay que aclarar que la película se ríe del tópico tan manido (ojo al diálogo de Maui) e, incluso, ella misma afirma no serlo. Por lo tanto, se agradece ese desligamiento de su propio clasicismo en torno a los personajes femeninos, pero lo cierto es que, más allá de eso, Vaiana no tiene mucha más chicha como personaje. Quiero decir, es encantadora, luchadora y se agradece que su interés romántico más cercano sea su familia y nada más, pero quizás la falta algo de garra. Aun así, me alegra confirmar que en este tema, seguimos por el buen camino.

En cuanto a Maui, decir que quizás sea de los personajes fantásticos más carismáticos de la factoría en mucho tiempo. Egocéntrico a más no poder, pero también divertido y encantador. Tiene los momentos más graciosos de la cinta y el trabajo vocal de The Rock es sensacional. De esos personajes en los que el trabajo de doblaje del actor añade un montón de personalidad y esencia al personaje. Tampoco me olvido de dos personajillos que se llevan muchas de las risas en la película: un pollo celebradamente estúpido que es puro slaptick del bueno y la consciencia de Maui reprensentada como un pequeño mini yo que vive en sus tatuajes y no puede ser más adorable.

Vaiana de peque también es adorable.

Por lo tanto, visualmente es espléndida y sus personajes son bien majos pero sin duda lo que se merece un párrafo aparte es la parte musical. Las canciones de estas producciones Disney son uno de los elementos más importantes y representativos de ellas, por eso no exagero cuando os digo que la BSO de Vaiana, me parece sin duda la mejor del estudio en años. Las canciones son maravillosas, fantásticas y transmiten esa acogedora y única sensación de pura magia Disney. Especialmente How far I´ll go, We know the way y Your Welcome aún siguen pegadas en mi cabezas tras casi dos semanas después de verla, creo que con eso lo digo todo. Pero no sólo las estupendas canciones escritas por Lin-Manuel Miranda son más que memorables sino hasta las partes más instrumentales de la banda sonora son memorables también. Todo se usa para enriquecer una historia quizás sea lo menos sólida de la película, y que resulte un mar de tópicos y lugares comunes en cuanto a decisiones/motivaciones de personajes de esta factoría, pero se compensa de manera efectiva con una rica e interesante mitología sobre estas resplandecientes tierras. Es decir, la misma historia de siempre pero con un envoltorio totalmente distinto.

Vaiana es puro encanto. Una cálida y acogedora aventura por tierras Hawaianas que resulta ser una agradable y satisfactoria vuelta al Disney de antaño mezclada con elementos modernos. Quizás su historia peca de repetitiva y poco innovadora pero lo arregla con unos personajes demasiado simpáticos, un par de animales adorables marca Disney, grandes canciones y un apartado visual que es toda una delicia sensorial. Otro notable trabajo de una Disney imparable.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.