MEMORIA DE UNA GUITARRA, de Román López-Cabrera

 

 


Título original
:

Memoria de una guitarra HC
Sello: Panini Comics
Artista
: Román López-Cabrera

Publicación España: Junio 2020
Valoración: La emoción de un simple acorde

 

 

 

La música es nostalgia. Pocas cosas tienen tanto poder evocador como la música. La música es estómago y corazón y recuerdos. Todo lo que hemos hecho en la vida lleva asociado una melodía, un tema, un cantante, una banda. La música duele y alegra y nos extrae con un sacacorchos de memoria las cosas que hicimos bien, las que hicimos regular y las que hicimos horriblemente mal. La música es los libros que leímos escuchándola, los besos que dimos entre tarareos, las borracheras que vomitamos con cada disco, los gritos que rompimos en conciertos en los que olvidamos lo ridículos que somos cuando saltamos. La música somos nosotros. Y esto es…

MEMORIA DE UNA GUITARRA
de Román López-Cabrera

Memoria de una guitarra es un repaso que mezcla realidad y ficción de una época en la que la música era combate y protesta y lucha. Es un homenaje sentido a una generación de cantantes que entendieron las partituras como una herramienta viable para denunciar un régimen tiránico en el que la libertad no existía. Pero, sobre todo, Memoria de una guitarra es una canción de amor a la música, a lo que posee, a lo que consigue y a lo que es. Román López-Cabrera, su autor completo, más que un ejercicio creativo de historieta al uso, hace un tremendo esfuerzo lírico para construir, con enorme acierto, la figura de un cantautor prototípico, casi modélico, reconocible en sus mimbres por su composición cercana y realista. El pie sobre la silla, el puño en alto, los poemas de aquellos que fueron asesinados u obligados al exilio por el dictador… todo obedece a unas líneas maestras fácilmente identificables de una historia que nos sucedió hace apenas 50 años.

Este es un cómic que no busca el experimento, ni romper con la narrativa. Sus páginas calculadas con mimo, navegan con una cadencia digna de metrónomo que oscila entre espacios abigarrados de viñetas con ilustraciones a toda página. No inventa nada, porque no lo necesita. El cómic se convierte en un medio para comunicar un mensaje y no en el mensaje en sí. Es un vehículo para el fondo en el que la forma se pliega a los cánones para facilitar la llegada del corolario. Nada estorba. Nada molesta. Aquí lo que importa es la canción, la melodía, la partitura, la letra. Aquí lo que importa es la música, y casi podemos escuchar el runrún de las estrofas que se apoderan de nuestros oídos, algo prodigioso en un medio sordo como la historieta.

Viñetas que se oyen.

Memoria de una guitarra emociona por su sencillez, por lo directo de su mensaje y, como máxima virtud, por lo real y plausible que resulta Pepe Soller, ese artista que nunca existió y que modela en su contorno la carne y la sangre de todos aquellos que sí lo hicieron.

La música es lágrima y risa y dolor y alegría. Es algo sin lo que no podríamos vivir. Nos vacía, nos completa, nos refuerza. Se esparce para romper el silencio en la oscuridad que nos rodea. Nos vuelve sensibles y valientes. Nos vuelve estúpidos y temerarios. Nos agrupa. Nos separa. Nos da una razón para ser lo que somos y para querer algo mejor que eso. Y siempre está allí. Es el rayo que no cesa. No importa lo negro y jodido que todo parezca ponerse. Siempre hay una canción a la que recurrir cuando todo parece imposible. Siempre hay una melodía que nos hará recordar a aquellos que perdimos con una sonrisa llena de llanto y, ya sólo por eso, la música merece tebeos como Memoria de una guitarra. Cómics que la entiendan, la valoren y la reconozcan. Más allá del puro mensaje político. Más allá de la historia. Más allá del valioso documento gráfico. Porque la música, más allá de todo código y significado y verdad, es una excusa perfecta para alegrarse de estar vivo cuando no encontramos motivo alguno para estarlo.

Estamos de Revuelta.

Publicado en el DIARIO DEL ALTO ARAGÓN el 9 de Agosto de 2020

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.