MELVIN, de Artur Laperla

 

 


Título Original
:

Melvin 3 TPB
Sello: BANG Ediciones
Artista: Artur Laperla
Publicación España: Junio 2021
Valoración: Vuelve EL hombre

 

 

Escribir se ha convertido en un ejercicio agotador para todos aquellos educados en sistemas educativos pretéritos. El esfuerzo que hay que realizar para adecuarse a las nuevas normas no escritas de gramática generan auténtico terror cada vez que te sientas frente al teclado. La dictadura de lo políticamente correcto ha convertido esto de encadenar palabras en un campo de minas en el que siempre estás pisando una espoleta. Hagas lo que hagas. Es casi imposible construir un párrafo sin importunar a alguien, sin cometer un agravio sin parangón contra un sector de nuestra sociedad o sin llamar hijo/hija/hije (elija usted la opción que más se adecue a su orientación sexual) de la gran víctima del lenocinio a alguien que simplemente pasaba por ahí. Decir lo que piensas es sinónimo de violencia, de polaridad y de insolencia. No decirlo equivale a tibia equidistancia, a cobardía porcina, a crimen de estado. No hay manera de acertar.

MELVIN
de Artur Laperla

Es curioso como a base de ganar derechos perdemos espacio para maniobrar, quizá porque esos mismos derechos, entendidos como algo incontestable, absoluto y universal, acaban siendo normas de obligado cumplimiento impuestas para el resto. Y como ya sabemos como va en nuestra sociedad actual ese silogismo satánico que deriva en la máxima “tener derecho a todo es tener obligación a nada”, se contempla con estupefacción como las libertades ajenas acaban por invadir y aplastar las propias con una impunidad lamentable, basada en una pirámide de preferencias en la que pretendidos derechos como la diversión de unos se imponen a necesidades básicas como el sueño de los demás.

Melvin es un refrescante salto atrás en esa tendencia pública hacia la represión de la sensualidad tradicional adjetivada con vocablos salidos de trabalenguas. Una patada a esa nueva legislación escudada en la cosificación de la carne que compite con redes sociales llenas de niños/niñas/niñes (elija usted el objeto de su deseo que más se ajuste a su sexualidad) apenas salidos de la adolescencia que ganan seguidores al minuto agitando sus curvas sin pudor al compás de canciones devoradas por el autotune y letras que rozan el estupro, para estupor general de los gestados en otro siglo.

Encendiendo motores…

Melvin es un canto a la exuberancia tan prolijo como paródico. Una vuelta de tuerca que emula la atmósfera de porno blando nacido en los setenta, ese cine casposo lleno de pechos hirsutos, pubis frondosos y folladores de la pradera. Es el estereotipo, el atávico modelo de un hombre simple de testosterona imparable, portentoso paquete y simpleza extrema. Tan silencioso como consciente de su propia irrealidad, el protagonista de la obra de Artur Laperla es tanto una denuncia del modelo clásico como una reivindicación del sexo campestre y despreocupado. Un tebeo que es digno heredero de aquellas películas eróticas sin argumento alguno en las que toda pretensión era llenarse de pezones, de culos y de mujeres y hombres moviéndose frenéticos para hacer bailar todas y cada una de sus curvas.

Melvin también es una clase de narración, de dibujo y, sobre todo, de alegría. Con un humor irónico, fresco e inocente, este cómic es un sólido ejercicio de diversión que consigue construir un icono y divertir en cada viñeta haciendo que brote esa sonrisa que surge cuando uno es cómplice de algo inapropiado, pero totalmente inofensivo. Carente de pretensiones y complejos, Melvin también es un canto a épocas en las que, aunque todos teníamos menos oportunidades, nadie señalaba a nadie con el dedo cuando mirábamos con los mofletes encendidos y fuego en la bragueta el cuerpo de la persona que nos torturaba con deseo. Melvin es nostalgia encriptada en las elipsis de cada página, pleno del aroma de un mundo que ha quedado atrás por puro mecanismo evolutivo, y que ya no volverá nunca. Para mejor. Más o menos.

Censurado en instagram.

Publicado en el DIARIO DEL ALTO ARAGÓN el 4 de Julio de 2021

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.