MARTE, cuando Ridley encontró a Matt

MARTE CARTEL ZONA ZHERO
Título original:
The Martian 
Año: 2015
Director: Ridley Scott
Guión: Drew Goddard (sobre la novela de Andy Weir)
Reparto: Matt Damon, Jessica Chastain, Kate Mara, Chiwetel Ejiofor, Kristen Wiig, Jeff Daniels, Sebastian Stan, Mackenzie Davis, Michael Peña, Sean Bean, Donald Glover, Aksel Hennie, Mark O’Neal, Brian Caspe

Sinopsis: Durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney es dado por muerto tras una feroz tormenta y abandonado por la tripulación. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el planeta hostil. Con suministros escasos, deberá recurrir a su ingenio y a su instinto de supervivencia para encontrar la manera de comunicar a la Tierra que sigue vivo.

InterstellarGravity… últimamente las aventuras espaciales, ya sean en tono de supervivencia pura o de ciencia ficción más cerebral, están en alza en las salas de cine. Buena prueba de ello es el estreno de Marte, o lo que es lo mismo, el reencuentro de Ridley Scott con público y crítica tras anteriores trabajos como Exodus, El Consejero y Prometheus, pese a que las dos últimas contaron con no pocos defensores. El caso, ¿logra esta adaptación de la novela de Andy Weir enterrar el hacha de guerra entre Scott y los espectadores? Diseccionémosla.

MARTIAN 1 ZONA ZHERO

Aparte de su tremenda y efectiva honestidad, lo mejor de Marte es lo sorprendente que puede resultar, ya que los tráilers la venden como “Rescate espacial yanki en Territorio desconocido Vol. 13″. Y aunque esta historia bien podría ser un cruce entre cintas como Space Cowboys o Apollo 13 con Naufrágo, consigue distanciarse de estas y proponer algo diferente y original gracias a lo divertida que logra ser y al gran personaje que interpreta Matt Damon. Porque en una historia de este tipo, donde uno podría encontrar dramatismo excesivo a puñados, Marte le da la vuelta a la moneda y consigue divertirnos y a la vez estar realmente enganchados a la pantalla con las aventuras y desventuras de este astronauta con las mismas dotes que MacGyver. No por nada es en el personaje de Matt Damon y en su actuación en sí donde reside la mayor baza del film.

Poniéndose en la piel del astronauta Mark Watney, Damon consigue una de las mejores actuaciones de su carrera demostrando una vez más el tremendo carisma que tiene para conectar con el público en todo momento. Él es el alma de la película, ya que si por algo se diferencia Marte de las anteriores aventuras espaciales citadas, es por la historia de supervivencia de Watney y su original y desenfadada actitud frente a una situación tan extrema como la que afronta. Buena prueba de ello podrían sus desternillantes confesiones a cámara. En cuanto al resto del reparto, es de esas pocas veces en las que se aprovecha un buen y numeroso reparto coral, ya que aunque obviamente hay algunos secundarios con más peso que otros, todos y cada uno de ellos tienen una importancia esencial en la misión de traer de vuelta a Watney, ya sea en la Tierra o en el equipo del personaje de Damon. Destacan Jeff Daniels como el imponente jefe de la NASA, Jessica Chastain como la dura comandante de la tripulación que intenta rescatar a Watney (¿alguien dijo Ellen Ripley?), Chiwetel Ejifor y una siempre divertida y simpatiquísima (aunque algo desaprovechada aqui) Kristen Wiig.

MARTIAN 3

Es digno de mención el brillante ritmo y montaje del film, ya que gracias a estos aspectos los 140 minutos que dura Marte se pasan en un suspiro. Ya sea en el planeta rojo o en la Tierra, la trama siempre esta en constante movimiento. La banda sonora de Harry Gregson- Williams, aunque no es una maravilla, cumple y acompaña bastante bien la película, pero se quedan más en la memoria los éxitos disco ochenteros que suenan a lo largo del metraje. Si alguna vez habéis deseado ver a un náufrago cósmico trasteando con chatarra espacial a ritmo de Abba, esta es vuestra película. La fotografía por su parte es efectiva  y deja algunos paisajes vistosos en la retina, aunque da la sensación de que se le podría haber sacado más partido visual a un planeta con unos paisajes tan poderosos como los del cuarto planeta.

THE MARTIAN

Lo más interesante de Marte es que incluso en los segmentos que suceden en la Tierra, con todo el equipo de la NASA intentando establecer contacto y rescatar a Watney, el tono simpático y divertido sigue en la cinta, y es que esta película, más que una epopeya espacial, es más una de las denominadas en territorios de habla inglesa “feel good movie“, cosa que a un servidor le parece un gran acierto, pues es precisamente esa característica la que la hace ser tan rara o especial dentro de su género.

Ahora bien, aunque quien escribe estas líneas no tenga tenga ningún “pero” realmente grande, ya que esta película es entretenimiento sincero y honesto de primera calidad, sí que es verdad que hay ciertos momentos puntuales de tensión que puede que no sean tan efectivos como pretenden, ya que durante todo el film ves al personaje de Damon tan preparado ante cualquier circunstancia que uno sabe que va salir de la encrucijada en la que esté metido. Por suerte esto llega a suceder en dos momentos contados, y no es una gran pega, ya que en los momentos clave donde el film tiene que transmitir tensión cumple con este cometido de sobra, sobre todo en su intenso clímax final, aparte de que en estas situaciones es mejor pensar en cómo saldrá adelante el protagonista, ante la certeza de que lo va a acabar logrando.

BeYShIT

Marte es una deliciosa aventura espacial, con un Matt Damon pletórico y mas divertido que nunca; que aparte de ser una de las sorpresas del año, sirve también como una buena forma de reconciliar a Ridley Scott con sus seguidores más decepcionados últimamente. Scott ha vuelto con las pilas bien cargadas, así que esperemos que le ponga el mismo empeño y entusiasmo que ha puesto aquí en sus próximas incursiones a territorio xenomorfo.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. No he leído toda la reseña por evitar spoilers, pero me gusta el apunte en el que concretas que hay un cruce entre Apollo 13, Space Cowboys y Naufrago pero sabiendo distanciarse de ellas, adquiriendo así personalidad propia.
    La última foto del post me da miedo… parece sacada de “Prometheus” (película que odio con todas mis fuerzas y la de mis allegados… Sí, algo así como una Genkidama como las de Goku en DBZ pero de odio XD).
    Esta noche iré a verla con un sentimiento encontrado, y es que hace año y medio escribí un relato en el que un hombre debe sobrevivir, aislado, en la Luna. Tiene una fuerte influencia de la genial “Moon” pero mi relato, sin ánimo de vanagloriarme, va un paso más allá que la “simple” supervivencia. En cualquier caso, espero disfrutar de la cinta y reconciliarme con el hombre que nos regaló la increíble e imperecedera “Alien”.

Deja un comentario, zhéroe