MARíA PITA de César Herce, Meik Cobain y Angie Suárez

 

 

Título original:
María Pita HC
Sello: Cascaborra Ediciones
Guionista: César Herce
Artista
: Meik Cobain
Colorista:
Angie Suárez
Publicación España: Julio 2020
Valoración: Mariscada con buen vino blanco

 

 

¿Cuántas mujeres hemos olvidado en nuestra historia? Mujeres que con tesón y bravura fueron un ejemplo y una inspiración, mas en la Historia, patriarcal y escrita (casi) siempre por hombres, nunca son reivindicadas. Por eso me parece tan encomiable y de agradecer la enorme labor divulgativa que está llevando a cabo Cascaborra con períodos y personajes de nuestro país. Y en este caso, hablamos de una galleguiña de armas tomar, que no es otra que…

MARíA PITA
de César Herce, Meik Cobain y Angie Suárez

La temible armada inglesa entraba en aguas españolas del Finisterre para invadir la península, al mando de Sir Francis Drake

Tras un duro asedio los ingleses lograron derribar la muralla y se dispusieron al asalto de la ciudad vieja, pero Maria Pita, llevada por la furia de ver caer a su marido Gregorio, tomó las armas y se enfrentó con bravura a las primeras tropas de Drake matando a un alférez, lo que inspiró al pueblo coruñés para ofrecer una enconada resistencia

¡Barco al agua!

César Herce nos ofrece un relato que, jugando con la parte más legendaria de ésta increíble mujer (pues como él mismo dice en el artículo final, hay muchos huecos y leyendas acerca de la vida de la gallega) reconstruye con veracidad el intento de los ingleses de tomar Coruña y cómo la valentía y el tesón de María inspiró al pueblo gallego para repeler el asalto británico. Un buen guión (o novela) basado en hechos del pasado es aquel que consigue un perfecto equilibrio entre veracidad y ficción, aquel que se apoya de manera correcta en la documentación disponible y que rellena los huecos a los que la misma no llega con situaciones ficticias pero que pueden ser perfectamente pausibles. Y desde luego Herce consigue ese equilibrio, algo muy meritorio ya que no es nada fácil.

Seguramente muchos hechos están alterados o exagerados, pero el objetivo definitivo de una buena historia, aunque sea basada en hechos reales al final es la de ofrecer un producto que funcione y entretenga, y desde luego éste María Pita lo consigue con creces. El ritmo de la historia es muy ágil y te ves leyendo página tras página sin parar hasta el final. Las escenas de acción y batalla están magníficamente recreadas. Por supuesto a esto ayuda mucho el excelente dibujo de Meik Cobain, en un estilo mixto entre la línea clara de la BD más clásica con un ligero toque cartoon, que dota de un gran dinamismo a las viñetas.

Y se marchó…

No quiero tampoco dejar de lado el muy acertado color de Angie Suárez, de paleta muy versátil y que ayuda enormemente a recrear la atmósfera perfecta en la que se encuadra la historia.

Este cómic es, sobre todo, una reivindicación, una reivindicación de lo que puede llegar a ser una mujer, la demostración de que hubo en todas las épocas y todas las guerras mujeres que fueron al frente, que no todas se quedaron en sus casas esperando a maridos, hijos, hermanos o primos. Que no todas se limitaron a producir armas, atender heridos o cocinar para el ejército. No, hubo mujeres que lucharon junto a los hombres, con el mismo valor o incluso más. Y es muy importante recuperar este tipo de figuras que la Historia, o mas bien los estudiosos de la misma, se empeñan en enterrar. Espero que Cascaborra siga en esta línea de rescatar de vez en cuando a mujeres dignas de ser reconocidas por sus actos.

Jefa, que no voy a entregar a tiempo la reseña…

María Pita es un relato muy bien documentado, un guión muy dinámico cargado de acción, con un dibujo limpio de línea clara, muy cuidado, y un color bien implementado que hacen de esta entrega otro genial trabajo de CascaborraDeberían poner sus títulos como lecturas en colegios sin duda alguna.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.