#EspecialCaZZafantasmas: LOS CAZAFANTASMAS. ¿A quién vas a llamar?

Título Original:
Ghostbusters
Año: 1984
Director: Ivan Reitman
Guión: Dan Aykroyd, Harold Ramis
Fotografía: László Kovács

Reparto: Bill Murray, Dan Aykroyd, Sigourney Weaver, Harold Ramis, Ernie Hudson, Rick Moranis, William Atherton, Annie Potts, David Margulies, Reginald Veljohnson, Jennifer Runyon, Jordan Charney, Michael Ensign

Valoración: No cruces los rayos

Sinopsis: A los doctores Venkman, Stantz y Spengler, expertos en parapsicología, no les conceden una beca de investigación que habían solicitado. Al encontrarse sin trabajo, deciden fundar la empresa «Los Cazafantasmas», dedicada a limpiar Nueva York de ectoplasmas. El aumento repentino de apariciones espectrales en la ciudad será el presagio de la llegada de un peligroso y poderoso demonio.

No tengo ni que presentarlos. Son Los Cazafantasmas, oiga. Uno de los mayores éxitos cinematográficos de los ’80. Un clásico de esos que no puedes descartar cuando te plantean llevarte diez pelis a una isla desierta. Un referente eterno, parodiado y homenajeado hasta más allá del límite y lo que nos queda. Camisetas, disfraces, juguetes, figuras, cómics, videojuegos, juegos de rol, merchan infinito… Nostalgia pura y dura.

El auténtico fantasma es el de la izquierda.

Y en este caso no es una frase hecha. Nostalgia pura porque, casi cuarenta años después, fans de todas las edades comparten la ilusión de tener un disparador de protones de alta capacidad o viajar en el ECTO 1. Y nostalgia dura porque, casi cuarenta años después, todavía duele que John Belushi la cagase estrepitosamente, dejando a medias proyectos como este.

Porque este guión, para el que no lo sepa, era de los Blues Brothers y el pobre Dan Aykroyd se quedó solo ante el peligro, con una historia sin final sobre cazadores de fantasmas que viajaban por dimensiones perdidas en el tiempo y el espacio y que jamás se hubiera podido llevar a cabo por la tremenda factura que hubiese generado. Por suerte, Harold Ramis e Ivan Reitman pasaban por allí y ayudaron a Aykroyd con el guión que seguía sin final y se lo vendieron a Columbia Pictures por 25 millones de dólares y dos años para rodar, montar, posproducir y estrenar. Un exceso de dinero para una película que no se toma en serio ni su producción y muy poco tiempo para lo que se les venía encima.

El miedo que me daban de pequeña estos dos…

Así que allí estaban: Ivan Reitman a los mandos, Dan Aykroyd y Harold Ramis como dos de los Cazafantasmas, Stantz y Spengler, Bill Murray en el papel que hubiera sido de Belushi, el doctor Venkman, y Ernie Hudson relegado a un cuarto cazafantasmas segundón, Zeddmore, totalmente eclipsado por las surrealistas improvisaciones, las desternillantes réplicas y el magnetismo perpetuo de Murray. Quizás, que Eddie Murphy decidiese rodar Superdetective en Hollywood y rechazase este, a priori, bodrio fantasmagórico sin final, también influyese en el poco protagonismo de este personaje, pero sólo quizás. El reparto lo completan Sigourney Weaver, Rick Moranis, Annie Potts, Moquete, dos gárgolas demoníacas y el muñeco de los Mars Mallows.

A base de improvisaciones de Bill Murray y reescrituras de guión sobre la marcha, incluido ese final que no llegaba y que resultó ser lo peor de toda la película, en diciembre de 1984 se estrenó a tiempo y arrasó en taquilla la mítica Ghostbusters. Y a partir de aquí, todo es historia.

#TeamSlimer forever.

Pero, lo más importante es, ¿funciona después de tantos años? Como un tiro. Bien es cierto que el último tercio flojea sobremanera y resulta más divertido ver “la construcción” de los héroes que han llegado para salvar el mundo que verlos salvar el mundo en sí, pero igual de cierto es que los efectos especiales aguantan el tipo, a pesar de ser de principios de los ’80, década que, os recuerdo, era completamente analógica y lo digital era casi magia, no en vano ganaron el oscar a los mejores efectos especiales. Además, los diálogos, la icónica banda sonora y Bill Murray siguen siendo de lo mejor del cine cómico de terror. Las ovejas que entran por las que salen.

Como hija de los ’80 y a pocos días del estreno del remake-reboot-tercera parte de Los Cazafantasmas (sí, estoy obviando la de 2016 por razones que descubriréis a lo largo de este especial), me resulta reconfortante ver que nuestros vuestros descendientes y, sobre todo, el de Ivan Reitman, siguen haciendo Historia de este mito.

Si quieres saber más sobre este #EspecialCaZZafantasmas, pincha en el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.