LOCKE & KEY. Primeras impresiones sin spoilers

Título original: Locke & Key
Fecha 1ª emisión: 7 de febrero, 2020
Cadena: Netflix
Creador: Carlton Cuse, Meredith Averill
Reparto: Connor Jessup, Emilia Jones, Jackson Robert Scott, Asha Bromfield, Kolton Stewart, Darby Stanchfield, Kevin Alves, Thomas Mitchell Barnet, Coby Bird, Laysla De Oliveira, Griffin Gluck, Eric Graise, Hallea Jones, Petrice Jones, Genevieve Kang, Sherri Saum, Bill Heck, Felix Mallard, Steven Williams, André Dae Kim, Nicole Stamp, Isai Rivera Blas, Chris Britton, Bobby Brown, Jesse Camacho, Chris Farquhar, Kaleb Horn, Ken Pak
Temporadas:
Episodios: 10
Género: Terror / fantástico / drama
Valoración: Ábrete Sésamo

Locke & Key es un cómic de IDW con guión de Joe Hill y arte de Gabriel Rodriguez. En estos años cada vez es más normal ver adaptaciones de cómics. Netflix cogió el testigo de hacer una serie de esta obra, allá donde Fox o Hulu se echaron para atrás. Nosotros ya hemos visto la temporada completa que se estrena el día 7 de Febrero y os contamos sin spoilers qué nos ha parecido. Bienvenidos a Key House.

Maravillosa casa. Y sus puertas.

La historia gira en torno a la familia Locke. Con el reciente asesinato del padre, la familia se muda a la mansión donde vivieron generaciones pasadas. Allí, escondidas por la casa, se encuentran llaves con diferentes poderes. Eso sí, no son los únicos interesados en encontrarlas.

Antes de empezar a hablar un poco más en profundidad quiero que queda claro algo. Esta serie seguramente será más disfrutable para el que no haya leído los cómics que para que el que ya venga preparado con la obra original. Con esto me refiero a que las ideas originales de la serie vienen del cómic y son las que gustarán, pero los cambios o ampliaciones respecto a la obra son cuestionables y emborronan algo que podía haber sido mucho más. Una versión algo descafeinada de lo que podía haber sido.

Uy, mira, una llave…

Lo que choca más de primeras es el cambio de tono. El terror, violencia y gore se aligeran al máximo para convertirse en una producción mucho más para todo tipo de público. Se traslada también a la hora de tocar temas crudos. La serie no se siente cómoda cuando tiene que contar aspectos del cómic que no puede esquivar y que no casan con el tono que quiere establecer, pasando bastante rápido entre ellos cuando le toca hacerlo. Es una decisión que no resulta extraña del todo pero que no se siente cómoda. Abraza el lado más fantástico y jovial de la obra original e intenta ampliar por otros campos que nos resultan ya demasiado redundantes en el catálogo de Netflix.

Aunque pueda parecer el final del mundo, no lo es. La serie se puede disfrutar sin hacer esfuerzo y si se tiene conciencia del tipo de producción que estamos viendo y aceptarlo, en poco tiempo se nos olvidaran estas cosas. Por eso mismo digo que costará más para los que vienen de los cómics. Saben lo que hay, qué se podía haber aprovechado y lo que se ha optado por cambiar. Mente abierta en este caso o será muy difícil perdonar algunas cosas. No voy a hablar de nada en concreto, pero hasta algunos personajes cambian bastante su forma de ser respecto a la obra de Joe Hill y Gabriel Rodriguez y eso es algo que me cuesta más de asimilar, personalmente. El tiempo empleado a la hora de establecer relaciones amorosas entre personajes o sus días en el instituto también cobran más importancia y muchas de estas veces tampoco es que sirva de mucho de cara a avanzar.

Uy, mira, una cerradura…

Se ha optado por una mezcla del contenido original. La primera mitad de temporada es algo más loca a la hora de centrarse en algo y más difusa en sus temas, logrando establecerse y mejorar en su segunda mitad al ser más concreta e ir más al grano.

Todo el tema de las llaves está ahí. Los efectos digitales tienen un nivel muy alto y el descubrir una nueva llave, con el poder que tiene al usarse, sigue siendo igual de especial. Esas “armas” que pueden usarse tanto para cosas más triviales del día a día, como para hacer daño en manos equivocadas, donde Bode, el más joven de la familia, es el más protector en vistas a la oscuridad que se acerca al jugar con ellas. Una amenaza que no se siente tan seria hasta bien entrada la temporada.

Pero no toques. ¿Por qué tocas?

No es raro ver qué quiere Netflix con esta serie. Por la senda de Umbrella Academy, nos llega otra adaptación que quiere calar entre el gran público y que se presta a maratón. No arriesga, pero engancha y contenta. Emplea demasiado tiempo y herramientas para ser similar a muchas de sus series, que olvida crear diferencias claras para sostenerse y luchar por sí sola. El 7 de Febrero podéis disfrutarla y juzgar por vosotros mismos.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Jorge V

Graduado en Criminología en la Universidad de Alicante. Entre mis gustos de ocio se encuentran el cine, los cómics, los videojuegos y las series de TV. Siempre intento informarme antes para no tener que tragarme ningún bodrio :)

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.