#LobeZZnoWeek TENGO ALGO QUE DECIR

Con motivo del estreno de la última película sobre Lobezno en la Zona le dedicamos toda una semana de reseñas de cómics relacionados con este nuevo guión y una crítica completa sin spoilers del film dirigido por James Mangold.

Pero nuestra #LobeZZnoWeek no se puede clausurar sin que el resto de la redacción opine sobre el estreno del mes, así que sin más preámbulos, que dé comienzo nuestro clásico post-estreno que en la Zona tenemos algo que decir.

LOGAN: EL LARGO ADIÓS
por Carlos Playbook
7/10

Logan es una película notable, sin duda la mejor del personaje (lo cual no era difícil), un excelente cierre para la trilogía de Lobezno y un fantástico broche de oro para Hugh Jackman. Dicho esto, y como estoy seguro que mis compañeros de la Zona se dedicarán a elogiar los diferentes aspectos positivos de la peli, dejadme que me centre en lo que no me ha gustado, que no se diga que no hay pluralidad en esta página.

El lastre más importante del film es que, una vez se presenta el conflicto, no hay margen para la sorpresa pues todo transcurre siguiendo el manual básico del cine. No es solamente que el final sea más que evidente sino que durante toda la trama es fácil adivinar qué va a suceder con los personajes que van apareciendo, las decisiones que van a tomar los protagonistas y las consecuencias de sus actos. En este sentido la película pierde la capacidad de sorprender más allá de su planteamiento y su ejecución formal. La gran baza de Logan es su tono crepuscular, su crudeza emocional y física y el alejamiento del estilo mainstream del resto de productos cinematográficos superheroicos. Por desgracia esto no nos sorprende, pues ya lo habíamos visto en los trailers, y ya sabemos de antemano que este es un Logan viejo, cansado y sin ningún resto de la heroicidad que se le supone. Una vez la película pone en marcha este escenario, lo que viene a continuación sigue un camino mucho más convencional y ya ni arriesga ni sorprende.

Este camino nos lleva al otro gran problema que no es otro que el exceso de metraje que hace que, en ocasiones, algunas escenas se hagan repetitivas y pierdan la importancia que deberían tener en la trama. Hacia la segunda mitad es cuando más evidente se hace esta sensación de estar dando vueltas a lo mismo, como si se quisiera retrasar lo inevitable cuando precisamente es más evidente que nunca lo que va a suceder.

No quiero decir que hubo momentos en los que me aburrí, porque no es del todo cierto, pero sí que desconecté a ratos de lo que estaba pasando y ahí fue donde me empecé a hacer preguntas sobre lo que estaba viendo y sobre lo que estaba pasando. Y eso es lo peor que le puede pasar a una peli pues, en este caso, muchas de las preguntas no tenían una respuesta buena. A poco que uno se plantee ciertos aspectos de la trama es fácil ver que hay muchas cosas donde la peli pasa de puntillas en busca más de los golpes de efecto que de una lógica en su continuidad.

Pero como he dicho al principio, Logan es un film notable, con un planteamiento valiente y arriesgado del que sabe sacar el máximo partido para regalarnos un Logan como nunca antes habíamos visto. El problema que tengo no es que no me haya gustado, es que me podría haber gustado mucho más.

¡QUÉ TE VAYA BONITO, JAMES!
por Fernando Aguilar 
9/10

¡Por fin! Y admito que yo no he sido de los que han criticado una y otra vez la franquicia mutante de manos de la FOX. Ni sus vaivenes de calidad, ni su continuidad sin continuar, ni demás menesteres, ya me entendéis. Pagaba mi entrada y disfrutaba de lo que me querían contar pero aún así y una vez fuera de la sala de cine tras ver Logan fue ese “¡por fin!” lo que quise gritarle a la gente que me rodeaba.

James Mangold se resarce de esa irregular Lobezno Inmortal para traer un producto serio, que ya fuera de adaptaciones y referencias del noveno arte, es una buena película como tal. Cuando se anunció el título nos empezaron a brillar los ojos. Ya no era Lobezno, y con el tráiler a ritmo de Johnny Cash ese brillo se convirtió en deslumbrante. Y me repito, yo he disfrutado mucho todo lo anterior pero admito que ninguna de ellas (quizá dejase fuera Primera Generación) pasaba más allá de un mero producto de entretenimiento visual correcto que ni de lejos rozaba el notable. Logan llega a eso y lo supera.

La película toma multitud de conceptos de la historia creada por Mark Millar y Steve McNiven y los recicla para que, sin darnos algo tan difícil de adaptar (y de contentar) como el cómic, huela a éste por todos lados. Logan huele a western, a futuro apocalíptico, a sangre y arena en los ojos y desde la pantalla te clava las garras hasta el fondo. Resulta complicado no empatizar con sus personajes, con el sufrimiento que desprenden y que les supera en cada escena. La acción es justo la que la película necesita mientras que el viejo y moribundo mutante se arrastra por ella. La extrema violencia que no tuvo en anteriores entregas, esa brutalidad y crudeza del personaje aquí no solo se hacen necesarias sino obligadas. Sin duda el punto fuerte y el mayor acierto de la cinta.

Si Hugh Jackman está a la altura de la historia dotando de mortalidad al superhéroe, es Patrick Stewart el que está soberbio como un enfermo y demacrado profesor Xavier, esclavo de todo lo vivido. Ambos se complementan a las mil maravillas. Pero la sorpresa, sin duda, es Dafne Keen. La jovencísima actriz hace un alarde de brutalidad y ternura como Laura sentando las bases para futuras interpretaciones (o eso espero). Dan unas ganas enormes de achucharla hasta que te das cuenta que puede rebanarte la cabeza. Un trío protagonista tan equilibrado como vulnerable. Que el villano, representado como una corporación que va tras la joven mutante, quede relegado a un segundo plano, no importa, a Logan sólo le hace falta la presencia de Laura para dejar claro que no solo es un mutante y el mejor en lo que hace sino que también tiene miedo y eso si es lo que importa. La mejor despedida posible, no sólo del personaje tal y como lo conocemos, sino del actor que tanto se ha involucrado en ello. Gracias Lobezno, gracias señor Jackman.

MÍRAME, ESTOY HECHO MIERDA
por Jorge V 
7,5/10

Antes de nada, tengo que reconocer que no me suelen atraer las películas de los mutantes. Hace tiempo que pienso que se han encasillado y que no aportan nada nuevo. Lo noté sobre todo cuando fui a ver Días del Futuro Pasado y me pareció que la crítica se pasó tres pueblos poniéndola de notable (la última no me he dignado a verla). Con las películas de Lobezno… más de lo mismo. Orígenes directamente es horrible y James Mangold intentó algo un poco diferente para la segunda, pero tampoco me llegó a convencer más allá del entretenimiento del momento.

Logan es otra cosa. Mangold ha hecho bien en separarla del resto del universo mutante y tratarla como una película única en tono y atmósfera. Es verdad que sigue arrastrando pinceladas de típico largometraje comercial de superhéroes, pero en este caso son nimiedades si observamos el conjunto global. Y es que Logan aporta mucho más. Es una película que intenta desmarcarse del esquema del género palomitero como tal, pero que a su vez contiene escenas potentes características de ese cine.

La clave de Logan está en que sabe tomarse su tiempo para hablarte de los personajes. En los diálogos no se siente esa sensación de excusa para rellenar guión entre una escena de acción y otra (como ya viene siendo habitual últimamente). Se notan las ganas por querer humanizar al trío protagonista. Esto no quiere decir que se haga bien del todo, pues no profundiza tanto como otras, pero oye, al menos me hace empatizar con lo que va ocurriéndoles a lo largo del metraje, que ya es algo importante.

Aún así, la espectacularidad de sus escenas de acción no se ve mermada por lo anteriormente dicho. Además, por primera vez se puede decir que una película de Marvel es muy bestia, rozando el gore. Es algo que se echaba en falta con el personaje. Así que en este caso el festival de amputaciones, apuñalamientos y ejecuciones está servido. Por cierto, las similitudes que ya se podían ver en el trailer con The Last Of Us se incrementan una vez se ve la película. Cambiando los nombres de los sitios y de los personajes, la historia en sí viene a ser la misma, así como el desarrollo de las interacciones entre sus personajes.

De todas formas no quiero darle demasiada importancia a esto último. Logan es perfecta como cierre del personaje (y hasta como cierre de Charles Xavier). No le veo necesidad a que algún actor coja el testigo de Hugh Jackman para interpretar a Lobezno, al menos a corto plazo. Ya ha cerrado su etapa en el cine con esta película de manera magistral. Aunque no vaya a ocurrir, por mí no haría falta que Lobezno vuelva al celuloide, y más teniendo en cuenta la cantidad de personajes de Marvel que quedan por desfilar en la gran pantalla; pero, como he dicho, no va a ocurrir porque el canadiense relleno de adamantium vende.

THE OLD, THE WOLVERINE AND THE GIRL
por Alberto Fassbender 
8,5/10

Tras un teaser casi icónico, un gran trailer y mucho Johhny Cash por fin llegó Logan. Y para alegría de todos, cumplió las expectativas siendo tan sórdida, violenta y dramática como prometía. Si bien es cierto, que tras ese risible desastre serie Z que fue Orígenes: Lobezno y la decente pero algo mediocre The Wolverine, hacer una buena película del personaje tampoco era una tarea extremadamente difícil, se agradece que Mangold no sólo haya hecho una gran, fiel y satisfactoria película sobre nuestro mutante más carismático (tras 17 años ya era hora, Fox) sino que haya ido algo más allá, regalándonos una película de superhéroes diferente que además resulta ser un film de personajes. Porque es justo en ese fantástico trío protagonista, donde reside el verdadero corazón de Logan.

Observar las interacciones de Logan con Xavier y de él con Laura son una verdadera delicia ya que, tras toda la justificada e impactante violencia y las ágiles y brutales set-pieces, quedan tres personajes a lo que no me importaría observar durante horas y horas. Empezando por Jackman. No sólo es su mejor interpretación como este personaje sino una de las mejores de su carrera, pues es el Logan de siempre pero con una nueva capa de humanidad y vulnerabilidad que Jackman domina de manera increíble hasta llegarte a tocar la fibra en ciertos momentos. Por otro lado, Stewart está fantástico como un Charles Xavier diferente, cansado de todo y sorprendentemente irónico. Pero sin duda la revelación es Dafne Keen como Laura (X-23). Su relación e interacciones con Logan son lo mejor de la película y, en cuanto a actuación, no tiene nada que envidiar a sus veteranos compañeros, que para ser una debutante no está nada mal. Tierna e imponente a la vez. Un niña que te lo dice todo con un par de miradas.

Resumiendo, a mí Logan me ha gustado mucho. Es una más que notable mezcla de western/road movie con un trío protagonista impecable y un drama y una emotividad que funcionan de verdad (hola, Singer). Tiene algunos peros (algún bajón de ritmo y un peligroso acercamiento hacia un terreno del que se supone que se quiere alejar) que la impiden pasar de muy buena a peliculón pero se agradece que, tras Deadpool, se vuelvan hacer las cosas bien, de verdad e intentando explorar nuevas rumbos en cuanto a tono e historia.

ODA A LOGAN
por Xades
7,5/10

Hace ya casi veinte años que se estrenó la película original de los X-Men, una cinta que no sólo fue un éxito en taquilla, sino que abrió las puertas al enorme fenómeno superheroico que vivimos en la actualidad. Y si alguien era la estrella en esta saga no es más ni menos que el gran Hugh Jackman, quien se mimetizó con el personaje de Lobezno para darnos una gran (y alta) versión del personaje, tal fue el grado de fusión entre personaje y actor que hicieron de él el protagonista absoluto de casi toda película en la que intervenía. Así que os lanzo una pregunta: Si Lobezno ha sido siempre el protagonista absoluta de las películas grupales ¿Para que darle a él las cintas individuales?

Entiendo que esto daría más dinero a los estudios y es una gran jugada comercial, pero la realidad es que, juntando la calidad mediocre (y soy benevolente) con que hemos visto al personaje en casi todas las películas de la saga, ha producido un cansancio importante del personaje. Y es una pena ya que Logan es una cinta que sirve perfectamente como conclusión al personaje: lo cierra y le da empaque a su historia, tanto que llegan a dar igual algunos problemas superficiales que tiene. Y para colofón absoluto tenemos de vuelta a Patrick Stewart como Xavier que, como siempre, está soberbio incluso en su versión más precaria y destrozada, y la incorporación de Dafne Keen como Laura, el clon femenino de Lobezno también conocida como X-23, la cual llega a un grado de mimetización con el personaje que llega a la altura de sus veteranos compañeros, siendo para mi lo mejor de la película.

Por otra parte olvidaos de la idea de western crepuscular pues es cierto que bebe de él, no hay más que ver la frase que se repite durante el la película, pero realmente esta película se asienta más en una road movie en la que la relación entre Logan y Laura es el punto más importante del film, haciendo aún más evidente la fuerte inspiración que recibieron por parte del videojuego The Last of Us pues hay planos y escenas que parecen un calco del mismo juego.

En definitiva Logan es una muy buena película valorada individualmente, el problema es que no es un elemento aislado y el cansancio y que ha podido producir la sobresaturación del personaje le pasan factura.

Y hasta aquí todo lo que teníamos que decir sobre Logan. Si quieréis echar un vistazo a nuestro especial dedicado a Logan sólo tienes que pinchar en #LobeZZnoWeek o escribir el hashtag en nuestro buscador. Y si alguien tiene algo que añadir…

¡Nos vemos en la Zona!

You may also like...

Deja un comentario, zhéroe