LOBEZNO: ¡SNIKT!, de Tsutomu Nihei

 

 

Título original:
Wolverine: Snikt! HC
Sello: Marvel Comics
Artista: Tsutomu Nihei
Colorista: Guru-eFX
Contenido: Wolverine: Snikt! #1–5 (Jul. – Nov. 2003)
Publicación USA: Diciembre 2003
Publicación España: Octubre 2017 (Panini Comics)
Valoración: Soy el mejor en lo que hago, pero lo que hago no es muy agradable

 

Hay ocasiones en las que distintos géneros del cómic de diferentes países se fusionan, con el objetivo de darnos una obra novedosa y distinta. Un reciente ejemplo es Batman: El Príncipe Oscuro, del artista de bande desinée Enrico Marini. Otro caso muy célebre fue el de Moebius en Estela Plateada: Parábola, junto a Stan Lee. Pero no sólo los europeos se han atrevido a adentrarse en las obras de superhéroes. También hemos visto combinaciones de manga y americano, como las portadas que Frank Miller realizó para la versión occidental del aclamado El lobo solitario y su cachorro. En los ’70 vimos editados por Kodansha adaptaciones al tebeo nipón como Hulk y El sorprendente Hombre Araña. Y recientemente se ha publicado en España una serie de 4 tomos titulada Batman y la Liga de la Justicia. Todas estas colaboraciones sirven para que algunos lectores se atrevan a probar nuevos estilos y temáticas que posiblemente no hubieran disfrutado de otras formas. Además, resulta útil para que los autores se hagan un nombre fuera de su mercado habitual. Hoy aprovecharemos para rescatar la obra de un mangaka para el cómic americano de superhéroes. Se trata de…

LOBEZNO: ¡SNIKT!
de Tsutomu Nihei

Tsutomu Nihei es un mangaka muy conocido no sólo en Japón, sino también en Europa gracias a su obra cumbre Blame!, un seinen de 10 tomos que tuvo un anime y hasta una adaptación en película realizada por Netflix. Las historias de Nihei suelen contar con un estilo ciberpunk muy marcado, transcurriendo en futuros distópicos y oscuros, donde la tecnología ha ganado mucha importancia. Otro de sus elementos característicos es la pasión que el autor siente por la arquitectura, lo que le llevará a crear gigantescos edificios y estructuras en los escenarios de sus publicaciones. Cuando se le planteó la oportunidad de realizar un cómic sobre el famoso mutante, el nipón reconoció que el personaje tiene una larga historia, por lo que al ser prácticamente imposible condensar toda la vida de Lobezno, decidió hacer su propia versión del héroe. Respecto a ese tema, ha habido mucha disparidad de críticas, habiendo gente que alaba su interpretación del canadiense y la valentía por darle una temática tan manga, mientras que hay otros que aborrecen su estética y todo lo relacionado con este tebeo.

Todo comienza cuando una misteriosa joven llamada Fusa se le aparece a Logan en mitad de la calle. Al darle la mano, le teletransporta a un mundo futuro en mitad de la nada que ha sido devastado e invadido por miles de criaturas cibernéticas capaces de regenerarse a sí mismas. Parece ser que solo Lobezno puede salvarla a ella y a los suyos, por lo que el mutante tendrá que enfrentarse a uno de los mayores retos de su vida en un lugar desolado y totalmente desconocido para él.

Voy sin cuello por la vida.

Realmente aquí nos encontramos un relato bastante simple que abusa mucho de los tópicos del manga, por lo que a los lectores habituados a este tipo de obras se les hará muy repetitivo y hallarán múltiples inspiraciones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Lobezno ¡Snikt! ha sido publicada por Marvel y el público a la que va dirigida es principalmente los aficionados a los tebeos de superhéroes. Es un gran experimento para que muchos se acerquen al manga sin abandonar algunos elementos como el uso del color o tener como protagonistas a personajes ya conocidos. Eso sí, aquí nos encontraremos con un Lobezno que poco tiene que ver con el de la Patrulla-X. Y no es porque el planteamiento esté mal ejecutado sino porque esta miniserie apenas tiene desarrollo y argumento. Se limita a mostrarnos un planteamiento muy rápido de la situación sin apenas explicaciones, una charla para convencer al héroe para que ayude y un combate final. Al contar tantas páginas con ausencia de diálogos en pos de la acción, es difícil percibir los pensamientos de Logan. Pese a ello, le veremos con sus dos rasgos más característicos: una rudeza con la que intenta disimular su empatía y ser una auténtica máquina de matar.

A nivel artístico a mí me ha encantado. Se nos muestra un mundo muy Mad Max lleno de robots y mechas que pondrán en apuros al mutante. Las escenas son muy dinámicas, haciendo un gran uso de las líneas para demostrar esa sensación de movimiento que con tanta maestría manejan en el manga. La narrativa es muy fluida y cuenta con un ritmo ágil, haciendo que se consiga devorar en poco tiempo. Nihei amolda a Lobezno a su estilo y el resultado es convincente. Además, hay que tener en cuenta que el personaje ha tenido bastante relación con el mundo oriental, por lo que su estética no se hace muy extraña. Ha habido muchas críticas por el diseño, en especial por el pelo y sus garras. Es cierto que en algunos momentos puede parecer algo «otakuzado», pero es una versión libre que no dista mucho de la original. Creo que Nihei consigue aunar de forma muy acertada dos temáticas tan diferentes como son los superhéroes y el manga cyberpunk.

Emo Lobezno.

En definitiva, pese a las críticas que ha tenido la obra, Lobezno ¡Snikt! es un título muy recomendable. Consigue usar el carisma de Logan para mostrarnos una distopía futurista con elementos tecnológicos y la acción dinámica propia del manga cyberpunk. El argumento peca de ser bastante simplón y poco elaborado pero visualmente es una maravilla. El mayor defecto es que se lee demasiado rápido y deja con ganas de más.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.