LO QUE HACEMOS EN LAS SOMBRAS. Vanpiro esiten

Título original: What we do in the shadows
Fecha 1ªemisón: 18 de diciembre 2019
Cadena: HBO
Directores: Jemaine Clement, Paul Simms
Reparto: Kayvan Novak, Matt Berry, Natasia Demetriou, Harvey Guillen, Doug Jones, Beanie Feldstein, Jake McDorman, Mark Proksch, Hayden Szeto, Veronika Slowikowska, Siobhan Fallon, Francesco Antonio Castaldo, Barbara de la Fuente, Michael Giel, Maury Ginsberg, Craig Henry, Samantha Madely, Michael Chow, Francis Melling, Richie Moriarty, Redd Ochoa, Rob Ramsay, Adrian Spencer, Kate Comer, Gloria Laino, Haley Joel Osment
Temporadas: 2
Episodios: 20
Género: Comedia /Terror /Falso documental
Valoración: Vanpiro esiten y pagan el alquiler

Pues aquí estamos, post pandemia apocalíptica (o pre, no se sabe bien), con las pilas todo lo cargadas que se pueden tener dadas las surrealistas circunstancias, para hablaros de una serie imprescindible para alegrar este terrorífico 2020. 

Esclavos de la moda de hace ocho siglos.

Para poneros en situación: allá por 2014 Taika Waititi, el mismo que volvió a dotar de vida y molonidad al mismisimo Dios del Trueno con ese tronchante helado lleno de colorines que fue Thor: Ragnarok, estrenó Lo que hacemos en las sombras, una película codirigida por él y Jemaine Clement, que contaba la convivencia de tres vampiros que comparten piso en Seattle y cómo se adaptan a la sociedad de hoy en día. Una cinta fresquísima rodada al estilo de falso documental y cámara en mano que presentaba a la figura de los vampiros con un giro de tuerca mostrándolos como colegas de piso con sus movidas y jugarretas pero sin dejar de lado que son criaturas mitológicas y todo lo que eso conlleva. Esto genera un puñado de gags memorables con un humor tan absurdo y divertido como inteligente en su ejecución, que muchas veces casi roza la paródico pero sin pasarse ya que, debajo de todos los gags y tonturas, los personajes tienen su corazoncito, la marca Waititi, vaya. Y aunque no es necesario ver la película para disfrutar enteramente de la serie (aunque os perderíais algunas conexiones bastante ricas) como película individual son 80 minutos de risas garantizadas que agradeceréis bastante. Pero bueno, vayamos ya a hincarle el diente al asunto de hoy, la serie homónima y por qué merece tanto la pena.

Lo cierto es que, aunque las versiones televisivas de películas no suelen salir muy bien, esta en particular tenía una oportunidad prometedora, ya que cuando uno ve la película se queda con el regusto de haber visto un muy buen piloto de una serie que podría prometer bastante y… ¡milagro! justo es eso lo que ha pasado. Sinceramente, yo era el último que creía que iba a pensar esto, pero la primera razón de peso para que veáis esta serie es, simple y llanamente, que está a la altura del material original. Y sí, aunque de primeras sea lo más tópico que os puedo decir sobre ella, creo que la razón por la que esta adaptación televisiva funciona tan bien es porque sus creadores (entre los se encuentran de productores ejecutivos Waititi y Clemaint) han sabido trasladar a la perfección todo lo que funcionaba tan bien de la pelicula y expandirlo. Es decir sigue siendo The Office pero protagonizada por un grupo de vampiros cuyo mayor atractivo es que cada uno tiene su propia locura o característica que les hace peculiares y desternillantes.

¿El pasillo de la sangre embotellada, por favor?

No sólo es que el reparto de la serie funcione como un mismo ente cómico gracias a la envidiable y desternillante química que tienen todos los integrantes del reparto entre sí, sino que el mayor logro de la serie es lo bien que mezcla su peculiar humor con un universo y mitologia fantástica que no hace más que crecer sin limite de temporada en temporada. Si en la película ya se nos presentaba que los vampiros no eran las únicas criaturas fantásticas que convivian en Staten Island (cómo olvidarse de la absurda rivalidad con los hombres lobos), los creadores de la serie van más allá y nos presentan una variedad de criaturas y personajes que hacen que este submundo oscuro, lovecraftiano y desternillantemente depravado se sienta realmente vivo y variado. Para dejaros con la miel en los labios, una variedad en la que nos podemos encontrar desde niñas vampiras de 100 años de edad, fantasmas de antepasados aún mas cachondos que los protagonistas o brujas ladronas de semen. Sí, así es esta serie.

Una de las grandes bazas es presenciar la colisión social de estos bichejos con las garras del mundo moderno, lo que siempre da lugar a gags brillantes y rematadamente divertidos (como el episodio en el que a uno de ellos le llega un mail spam sobre una maldición y el cree que le han maldecido de por vida). Y es que, lo mejor de todo desde el punto de vista de los guiones, es que la gente que escribe la serie nunca se olvida de que, a pesar de que convivan como «personas normales», este grupo de gente no puede entrar a sitios sin ser invitado de antemano o de vez en cuando se comerán a tres o cuatro personas a la semana. No se ablanda la figura de estas icónicas criaturas por ser un producto cómico, todo lo contrario, la serie se nutre del hecho de que estas personas están cometiendo los actos más macabros o violentos, pero simplemente por pura supervivencia. Son vampiros y la sociedad se almodará antes a ellos, que ellos a la sociedad. Y tú, como espectador, lo entiendes y hasta te alegras, oye, porque a pesar de que por lo general son malas personas, te lo pasas tan bien con este grupo de condenados que hasta les dejarías que te diesen un bocadito.

Ven, que te cuento una cosa… ¡o cien!

Por último, el corazón de la serie detrás del guión, la razón por la que me he reído a carcajada limpia como con pocas series últimamente: su estupendo reparto. Si la película constaba de tres personajes principales y algún secundario, aquí el número se expande a tres protagonistas y dos secundarios que básicamente se podrían contar en el mismo grupo. Lo mejor del reparto es que cada personaje está muy bien definido, con sus tics, manías y demás características que, como en toda buena sitcom que se precie, les hace diferenciarse de cada uno de ellos. Nandor y Laszlo son muy divertidos y Kayvan Novak y Matt Berry, respectivamente, tienen una envidiable vis cómica (sobre todo en las confesiones a cámara) pero si tuviese que destacar a los dos personajes que seguramente os sacarán más risas serian Nadja y Colin Robinson. Ella es sin duda el personaje más explosivo de la serie, llena de carisma, chulería infinita y algunas de las frases más ocurrentes y divertidas de la serie, todo interpretado por una Natasia Demetriou con una presencia y comicidad natural (sus continuas miradas y gestos a cámara son oro cómico) para aplaudir. Luego está Colin Robinson, interpretado por un divertidisimo y adorable Mark Proksch, el cual es un nuevo tipo de vampiro denominado «vampiro energético», el cual se alimenta de la energía vital de la gente haciéndoles escuchar las conversaciones mas rutinarias y aburridas, vamos la versión fantástica de tu primo Paco el que no se calla en las reuniones familiares. Un personaje realmente tronchante por lo ingenioso de su concepto que a pesar de tener menos tiempo de pantalla que sus compañeros es un roba escenas de manual. Y por último, Guillermo, el amo y cuidador de los vampiros, quien podria ser el único personaje de la serie que tiene un desarrollo y evolución, sobre todo en su segunda temporada y que aporta el punto de vista más humano. 

Lo Que Hacemos En Las Sombras es una de las comedias televisivas actuales más divertidas, originales, frescas y, sobre todo, efectivas. Y es que puede que haya episodios más divertidos que otros, pero os aseguro que en todos habrá algun disparate absurdo que os hara reír y ya sólo por ese nivel de constancia merece la pena que la echeis un vistazo. Actualmente acaba de terminar su segunda temporada, la cual incluso supera en humor, locura y diversión a su ya notable primera temporada. Las podéis encontrar en el catálogo de HBO España, así que dadle una oportunidad y alegraos el verano con enormes cantidades de hemoglobina y carcajadas vampíricas. 

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.