LIGA DE LA JUSTICIA: JLI, Vol.2, de Keith Giffen, JM DeMatteis y Kevin Maguire


Título original
:

Justice League International Vol.2 TPB
Sello: DC Comics
Guionistas: Keith Giffen, J M DeMatteis y John Ostrander 
ArtistasKevin Maguire, Keith Giffen, Bill Willingham, et al.
EntintadoresAl Gordon, et al.
ColoristaGene D’Angelo
ContenidoJustice League International #8-13, Annual 1 y Suicide Squad #13 (Sep.1987  – May. 1988)
Publicación USA: Julio 2009
Publicación España: Enero 2019 (ECC)
ValoraciónHahahaha. No, en serio, bwhahahahaha

 

Recién aprobado el permiso de la ONU para operar a nivel internacional la Liga empieza a abrir delegaciones en distintos puntos del planeta justo a tiempo para hacer frente a una invasión interplanetaria. Mientras tanto se desvelará el secreto oculto de Maxwell Lord, el magnate que está detrás de la creación de esta nueva Liga de la Justicia y todavía habrá tiempo para un cruce con otro grupo de “héroes” nacidos también en Legends, para combatir un virus que amenaza a toda la población y, por encima de todo, presentar al mejor Green Lantern que jamás haya visto la galaxia. Todo esto y más en…

LIGA DE LA JUSTICIA: JLI, Vol.2
de Keith Giffen, JM DeMatteis y Kevin Maguire

La Liga de la Justicia, una serie que pisa fuerte.

Ha pasado más de un año pero por fin llega el segundo tomo de la recopilación de esta magnífica serie en la que las risas están garantizadas mientras asistimos a la expansión del grupo a nivel internacional. Pero detrás de esta comedia delirante hay también un cómic de pijameo puro donde algunos de los héroes más poderosos del universo DC se enfrentan a peligros más grandes que la vida, empezando por una mudanza desastrosa que parece la secuela de Esta casa es una ruina.

Una vez instalados en su nuevo hogar nuestros héroes empezaron a sentir las consecuencias de Millennium, el evento del año en DC en el que varios personajes se revelaban como miembros de los Manhunters, ya sabéis, el primer cuerpo de policía espacial que crearon los Guardianes antes de los Green Lanterns. De hecho uno de los miembros de la Liga resultó ser un Manhunter pero ya os advierto que ni era de los personajes principales ni se anduvieron con chiquitas al desvelarlo en la misma portada del cómic. Pero si hubo algo bueno de estos fil-ins con Millenium fue la creación de G’nort, el peor Green Lantern que haya existido nunca y también el más patoso (no en vano es un perro). Dicho acontecimiento transcurrió en el segundo de los números implicados en el evento, con este ya muy avanzado, en una misión en el espacio profundo y con apenas dos miembros titulares de la Liga, Pese a que en su primera aparición solo consta de dos páginas os aseguro que en el futuro G’nort se ganará vuestro corazón.

Y así fue cómo conocí a vuestra m… al mejor Green Lantern de la galaxia.

Si bien unos hilos argumentales se cerraban, se irían abriendo otros igual de interesantes, como la desaparición de los Guardianes Globales en detrimento de la Liga. Los Guardianes Globales eran un equipo de héroes multicultural que se dedicaba a combatir el mal en cualquier punto del planeta y que, ante la irrupción de la Liga y su permiso para actuar con el benéplacito de la ONU, se quedaron sin financiación y, por ende, sin trabajo. Mientras que algunos miembros probarán suerte en la propia Liga habrá otros que no se lo tomaran tan bien y buscaran peligrosas alianzas para cobrarse su venganza sobre esos supuestos héroes que han usurpado su status.

Pero sin duda el argumento que más se desarrolla en este tomo es el pasado de Maxwell Lord y cómo un hombre de negocios de éxito acabó convirtiéndose en el magnate de un grupo de superhéroes. Pero en lugar de limitarse a narrar un origen más o menos corriente los autores decidieron dar un interesante giro a la historia de Max y ligarlo a un enigmático villano, con lo que aprovecharon para traer de vuelta a un antiguo enemigo de la Liga y todavía les dio para que se pasara un Dios de Nueva Genésis. En una historia en dos partes se despejaron todos los enigmas que habían ido dejando desde el principio de la colección, atando cabos de situaciones extrañas que habíamos visto con anterioridad y que supuso un cierre redondo del primer año de vida de la serie

Tanta interacción con el resto del Universo DC llegó a su culmen con el crossover entre la Liga y el Escuadrón Suicida, que cruzan sus caminos en Rusia y que a la postre supuso la dimisión de uno de los miembros del grupo.

¿Quién no ha tenido alguna vez ganas de matar a Beetle?

Además de todas estas tramas Keith Giffen y J.M. DeMatteis iban desarrollando los roles de los diferentes personajes, con Beetle y Gold siendo ya un dúo cómico, Rocket Red haciendo malabarismos para integrarse en el equipo (y en la cultura americana), un Gardner que seguía siendo un buenazo para asombro de todo aquel que lo hubiera conocido antes y un Detective Marciano que se muestra cada vez más humano y no sólo por su afición a las Oreo. Pero si por algo es recordada esta serie es por su tono humorístico, su esencia de sitcom y sus afilados diálogos con los que este par de guionistas nos deleitaban en cada página, algo que sigue igualmente presente en este tramo de la serie pese a contar con todos los cruces que ya hemos comentado. Un plus de mérito por seguir haciendo lo mismo pese a que cambien los personajes y las situaciones sin que para ello suene repetitivo o fuera de lugar.

Al dibujo encontramos a Kevin Maguire, que mantiene su trazo limpio y perfectamente definido, con mucho detalle en las expresiones y dominando la anatomía con maestría. Sus figuras son siempre proporcionadas y contenidas dentro de la espectacularidad con la que lucen sus personajes. Y le acompaña el mismo Keith Giffen, que en esta ocasión se encarga de dibujar un par de partes de la historia, así como del cruce con el Escuadrón, con su particular estilo casi minimalista con el que con apenas cuatro trazos recrea las figuras y siempre apoyándose en las sombras para dar volumen.

Por último el Annual que cierra el tomo corre a cargo de Bill Willingham, el hoy afamado guionista de Fábulas, que no hace un mal trabajo pero se ve lastrado por el continuo baile de entintadores (hasta 6 en menos de 40 páginas) y que, como no podía ser de otra manera, luce mejor cuando es Dick Giordano quien lo acompaña.

La Liga de la Justicia, una serie… ¡deslumbrante! (Ok, ya paro).

Justo cuando pensábamos que nos íbamos a quedar sin la reedición de esta joya, aparece este segundo tomo que viene a reafirmar todo lo bueno que habíamos visto en el primero. No sólo eso sino que aquí hay más acción, más interacciones entre los personajes, algo de drama, pistas sobre lo que nos deparará el futuro, un desfile de bastantes personajes del resto del Universo DC y las risas, que nadie olvide las risas.

Además de todo esto en este tomo me he encontrado con un episodio que no tengo en mi vieja colección de Zinco, por lo que imaginaos mi sorpresa (y mi gozo) al descubrir ese número inédito. Algo parecido a cuando bebes de ese néctar tan dulce que nunca pensaste volver a probar. Pero eso, amigos, es otra historia…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Hombre! Me alegra saber que G’nort seguirá apareciendo en un futuro. Ya me di cuenta que el chucho prometía lo suyo.
    Como ya te dije en la tienda, en su momento no presté demasiada atención a esta serie, alguna que otra grapa, y salteadas, además. Craso error por mi parte. Esto último ya lo vi claro años después. Pero tampoco me apetecía ponerme a buscar por esos mundos todas las grapas de zinco, la verdad. Estaba a otras cosas por aquellos tiempos.
    Ahora he encontrado la manera de resarcirme con estos tomos. Comentarte, aunque ya lo sabes, que me encantó el primero, Me lo pasé en grande. Imagínate que para encarar la lectura del segundo, y aprovechando los meses transcurridos entre uno y otro, releí antes el primero y las sensaciones volvieron a ser las mismas, e incluso mejores con este segundo que reseñas. Así que no descarto repetir la operación cuando tenga en mi poder el tercero.
    Sí, ya lo sé, estoy muy mal de lo mio. Pero la diversión y los buenos ratos pasados con la lectura de esta obra, bien lo valen, cony!
    Como siempre, excelente reseña.
    Rockeros Saludos.

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.