LAS ÁGUILAS DE ROMA, de Enrico Marini

 

Título original:
Les Aigles de Rome HC
Sello: Éditions Dargaud
Artista completo: Enrico Marini
Contenido: Les Aigles de Rome Livres 1-5
Publicación Francia:
Noviembre 2007 – Noviembre 2016

Publicación España:
Junio 2008 – Abril 2017 (Norma Editorial)

Valoración: Están locos estos romanos

 

Enrico Marini es considerado por muchos uno de los mejores dibujantes del cómic francobelga. Algunos le conocerán por ser el dibujante de álbumes como Gipsy, Rapaces o El Escorpión; mientras que otros lectores ajenos a la Bande Dessinée supieron de su existencia cuando DC en colaboración con la editorial francesa Dargaud le encargó realizar una colección sobre Batman. Fruto de este acuerdo nació El Príncipe Oscuro, una historia sencilla del murciélago pero con un arte asombroso. Pero esta no fue la primera vez que el suizo se puso a cargo de los guiones. Hoy analizaremos la que para mí es su mejor obra, no sólo como dibujante sino como autor completo. Se trata de…

LAS ÁGUILAS DE ROMA
de Enrico Marini

Conociendo Marini sus limitaciones como guionista, a la hora de decidir crear esta nueva serie, decidió apoyarse en un acontecimiento histórico real conocido por todos. Aquí se notan algunas de sus fuentes de inspiración a la hora de plantear el guion, como pueden ser las conocidas películas de Gladiator o Ben-Hur y la serie de Roma del 2005. Con todo, y salvo algunos detalles que comentaré más adelante, la historia cumple bastante bien.

¿Pero de qué trata Las Águilas de Roma? Aquí se nos narrará la vida de dos jóvenes romanos: Arminio, un bárbaro que empieza a ser entrenado para convertirse en un comandante romano, y Marco, el hijo del encargado de la educación del germano. Ambos, pese a sus grandes diferencias, serán criados como hermanos y buscarán ascender de escala en el ejército romano. Quienes sabemos lo que ocurrió en la vida real, nos podemos llegar a imaginar el desenlace de todo esto. Con esta colección de álbumes nos encontraremos una historia dramática que gira en torno a la amistad, la traición, la guerra, la venganza, el amor y el sexo.

Barbaridades bárbaras.

No quiero dejar pasar la ocasión para ponerle la primera pega a esta obra, y es el uso de escenas eróticas explícitas en los primeros álbumes. Yo siempre defenderé que el sexo está bien (creo que es bastante obvio afirmar esto) y que como recurso artístico para contar una historia es realmente bueno si se sabe aprovechar. Pero crear una sucesión de escenas que no aportan nada a la historia constantemente, me parece excesivo. Vale que los romanos eran muy depravados, pero opino que a Marini se le fue un poco la mano dibujando tantos miembros viriles y desnudos femeninos. Lo poco agrada y lo mucho cansa.

El guión también tiene algunos pequeños fallos de ritmo, ya que a veces da la impresión de que la historia avanza muy lentamente. Sin embargo, todo esto se ve mejorado con el paso de los años y en los nuevos tomos se perfecciona la narrativa del autor.

¡¡¡Al turrón!!!

Pero salvo esas pequeñas pegas que hemos puesto, no queda otra que admitir que aunque no es un cómic perfecto, es realmente bueno. Tiene un guión notable con un arte de matrícula de honor. El dibujo está lleno de múltiples detalles muy fieles a cómo era la vida hace 20 siglos. Se nota el gran trabajo de investigación para conseguir transportarnos a esta famosa etapa de la historia de la humanidad.

Además, el color es deslumbrante, adaptando su paleta de colores a la ubicación en la que transcurre lo narrado. Mientras nuestros protagonistas están en Roma, veremos tonalidades claras, con mucho amarillo, marrón, celeste y beige. En los burdeles y habitaciones, todo tomará un tinte más dorado y anaranjado para dotar a la atmósfera de intimidad. Y durante las guerras en los bosques de Germania, las páginas cambiarán a un color grisáceo y azul oscuro. Estos son algunos ejemplos de los muchos que hay a lo largo del tebeo. Pasando rápido las hojas de los álbumes, sabremos en qué parte de la historia transcurre la acción gracias al efecto del color.

La pirámide alimenticia.

Quizás se podrían haber mejorado algunas cosas a nivel argumental si se hubiera juntado con un guionista de alto nivel, pero, curiosamente, está es a un nivel más alto que en otras en las que Marini no fue el autor completo. Él sabía qué quería contar y, sobre todo, cómo hacerlo para que su dibujo luciera como nunca antes. Y aquí lo consigue, llegando al punto álgido de su carrera. Es que a nivel artístico es una obra perfecta. Los trazos, el color a base de acuarelas, las perspectivas, la narrativa gráfica, el detallismo, la composición de viñetas y páginas… Absolutamente todo está a un nivel exquisito.

Y lo mejor de todo es que es una serie finalizada que consta de un total de cinco tomos. Es un regalo ideal, ya que al no ser excesivamente extensa, no se convierte en un desembolso excesivo. Además, con las subidas de precios editoriales, por el dinero que cuesta seguir varias series en grapa en un mes, te llevas algo que de seguro tiene mucha más calidad que grandes morrallas que no llevan a ningún sitio y se consumen de forma habitual. Esto es una delicatessen para aquellos que amamos el arte y la historia antigua.

Préguntales qué quieren.

Las Águilas de Roma me parece una colección de novelas gráficas impresionante, realizada con mucho mimo y que nos narra una aventura dramática llena de violencia, traición, amor y amistad. Un regalo estupendo tanto para aquellos comiqueros con un paladar exquisito como para familiares o amigos no acostumbrados a leer tebeos pero que tengan un mínimo de sensibilidad artística y les guste la temática bélica y romana. Tiene fallos en el guión, pero todo se perdona y se pasa por alto por el deslumbrante nivel de Marini a los pinceles.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.