The Cornetto Trilogy #1: ZOMBIES PARTY

Título original:
Shaun of the Dead
Año: 
2004
Director: 
Edgar Wright
Guión: 
Simon Pegg y Edgar Wright
Fotografía: 
David M. Dunlap
Reparto: 
Simon Pegg, Nick Frost, Kate Ashfield, Dylan Moran, Penelope Wilton y Bill Nighy
Valoración: Un clásico instantáneo/10

Sinopsis: Shaun se pasa la vida en la taberna local, “The Winchester”, con su amigo Ed, discute con su madre y descuida a su novia Liz. Ahora los muertos están volviendo a la vida y tratan de devorar a los vivos. Armado con un palo de cricket y una pala, emprende una guerra sin cuartel contra una horda de zombies para rescatar a su madre, a su novia… llevándolos a todos al lugar más seguro y protegido que conoce: “The Winchester”.

Me gustaría, antes de meterme en faena, explicar que es la Trilogía de los tres sabores de Cornetto. Consiste en una serie de elementos comunes entre las tres películas de las que consta, que son: Zombies Party (Shaun of the Dead), Arma Fatal (Hot Fuzz) y Bienvenidos al fin del mundo (The World’s End). Las tres películas son de géneros diferentes, se desarrollan en lugares diferentes y las protagonizan personajes diferentes, pero tienen ciertos elementos comunes más allá de la comedia y los actores de reparto y son los siguientes:

  • Nick Frost muestra interés en comer un Cornetto. Tanto el sabor del helado como el color del envoltorio dependen del género al que pertenece la película en la que aparece: Rojo -sangre-, Azul -policía- y Verde -alienígena).
  • Hay una escena en la que se saltan vallas, aunque con diferentes resultados.
  • Hay un Pub en el que aparece la misma máquina tragaperras, con la misma melodía característica.

En una rueda de prensa, durante la promoción de Arma Fatal, un periodista preguntó sobre la referencia hecha en la misma al Cornetto de Zombies Party y que si iban a hacer una trilogía, a lo que Edgar Wright respondió en broma que sí, que sería como la trilogía Tres colores de Kieslowski.

No sabría exactamente que decir sobre Zombies Party sin extenderme durante horas y horas de escribir. Como fan del género zombie desde los ocho años, cuando vi La noche de los muertos vivientes, he visto auténticas joyas, desde las obras clásicas de Romero, que redefinieron al zombie como el monstruo que conocemos actualmente, como la trilogía formada por la Noche, el Amanecer y el Día de los muertos, hasta los remakes y continuaciones de éstas. Véase por ejemplo los remakes de La noche de los muertos vivientes dirigido por Tom Savini en 1990 o el que dirigió Zack Snyder de El amanecer de los muertos en 2004 que son simplemente increíbles.

He visto también obras infames, muy propias del género que, a pesar de todo, siempre tienen algo que las hace magnificas, por muy malas que puedan ser.

Considero que la clave de una buena película de Zombies está en el grupo de supervivientes, que deben adaptarse unos a otros para sobrevivir, enfrentándose a un mundo que de la noche a la mañana ya no es el suyo y se ha vuelto extremadamente hostil. Son películas e historias que suelen retratar lo mas crudo de la naturaleza humana, en lo que nos convertimos llegados a un extremo en el cual nos vemos obligados a decidir que sacrificaríamos para conservar nuestra propia vida, los muertos caníbales son solo el telón de fondo sobre el que se desarrollan estas relaciones humanas.

Por norma general este grupo de personas que sobreviven juntos no se conocen en un principio o no tienen grandes lazos que los unan, pero no es el caso que nos ocupa. No, señor, en Zombies Party el grupo de supervivientes que encontramos se conoce demasiado bien incluso y esto da pie a las situaciones y conversaciones que son el motor del film.

En el caso de Zombies Party, cuyo título original es Shaun of the Dead, juego de palabras que combina el nombre del protagonista con el título de la película Dawn of the dead, dirigida por George Romero en 1978, nos encontramos frente a una joya, una película concebida como una comedia, más homenaje que parodia. Los protagonistas tratan de sobrevivir a una invasión zombie, pero el filme alcanza en ocasiones unas cotas de tensión y dramatismo dignas de la mejor película de terror, todo ello sin dejar de ser desternillante gracias a un guión y unos diálogos simplemente brillantes.

El director Edgar Wright (Hot Fuzz, Scott Pilgrim y próximamente Ant-Man) realiza una labor impecable, llevando la película de manera ágil y dinámica.  Utilizando ciertos recursos que ha convertido en marca personal. Como por ejemplo pasar de escena o cambiar el encuadre de una misma utilizando como elemento de transición la silueta de alguien que pasa por delante de la cámara.

El trabajo de los actores no da motivo alguno para quejarse, desempeñan su papel a la perfección y son capaces de hacerte reír o emocionarte con pasmosa facilidad a lo largo de todo el metraje. Mención especial hago a Simon Pegg que puede llevarte de la risa al llanto en un segundo y Bill Nighy, genial en su papel de inquietante y estricto padrastro de Shaun.

En la banda sonora encontramos canciones de grupos como Queen, BuzzcocksGrandmaster FlashMelle Mel & The Furious Five. Ciertas canciones se utilizan durante la película como “refuerzo” a la situación que se desarrolla en determinados momentos, como por ejemplo “Panic” de The Smiths, que suena mientras Shaun hace zapping buscando información sobre qué está ocurriendo el Londres.

Técnicamente la película cumple su objetivo, sin hacer grandes alardes en cuanto a efectos especiales. Fue íntegramente rodada en Londres y no hay más que unas pocas localizaciones de interiores.

En definitiva, una película redonda que nadie debería perderse, especialmente los fans del genero zombie. Es una comedia bien dirigida y bien interpretada, llena de momentos para el recuerdo. Si eres muy fan del género zombi, quizá eches de menos más casquería, sangre y vísceras.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Peliculón, divertida, desenfadada y con un montón de referencias muy bien llevadas por todos lados, mi favorita por su otro lado es la segunda.

    P.D Que mala traducción del nombre de la pelicula

  2. Y esta es la menos buena de la trilogía, ojo con eso. Vaya NIVELAZO.

  3. David Donaire dice:

    Para mí, esta es la mejor, tal vez tenga algo que ver que me guste el genero zombie y no me guste el exceso de casquería de ahí que sea más amante de los libros que de las películas en sí.
    De esta película se podría hablar de varias escenas desternillantes y la banda sonora impecable.Vamos que hace tiempo que no la veo y me están entrando unas ganazas que no veas.

  4. Joel dice:

    También es mi favorita de las tres, aunque por muy poquito jajajaja, quizá sea la pasión por los zombies lo que me hace decantarme por ella también. La traducción es mala, pero como avance de mi siguiente reseña diré que a Edgar Wright le gustó tanto el título en España, que en una escena de Arma Fatal hay un DVD de la edición española de Shawn of the Dead en la sección de Dvd’s de un supermercado.

  5. http://www.youtube.com/watch?v=W4tVH7BPb-Q

    La mejor escena de la película junto con la de imitar a los zombis

Deja un comentario, zhéroe