LA MARCHA ZOMBI, Vol. 1, de Max Brooks y Raúlo Cáceres

 


Título original
:
The Extinction Parade, Vol. 1 TPB

Sello: Avatar Press
Guionista: Max Brooks
Artista: Raúlo Cáceres
Colorista: Digikore Studios
Contenido: The Extinction Parade #1-5
(May. 2013 – Ene. 2014)

Public. USA: Abril 2104
Public. España: Junio 2015 (Panini)
Valoración: 8/10

 

 Es innegable que George A. Romero es el padre de los zombis y el autor de un legado de películas que dieron origen a un género, en principio cinematográfico, que ahora está tan de moda, y que es una parte indispensable de la filmoteca de cualquier aficionado al terror. Parte de esta nueva tendencia es culpa de Max Brooks, que ha conseguido convertirse en su digno heredero, siendo la persona que más libros de temática zombi ha vendido en el mundo.

Y lo que te rondaré, morena. No contento con arrasar en las ventas de libros, ya ha visto adaptada al cine, por decir algo, su World War Z… Bueno, mejor no digo nada… En esta ocasión, el formato elegido para la adaptación es el cómic, y la obra elegida es la novela corta también titulada…

LA MARCHA ZOMBI, Vol. 1
de Max Brooks y Raúlo Cáceres

Antes de nada tengo que hablar de la traducción del título. Lo siento, no puedo aguantar más. Pero ¿qué nos pasa en este país que nos encanta tirar por tierra el tiempo que tarda un autor en poner nombre a su obra? Menuda falta de respeto. Ya sea mucho o poco, dentro del título se esconde la esencia y el carácter que el escritor le ha querido imprimir a su creación y no sé con qué derecho se cree nadie para alterar eso. Pero bueno, los editores y directores de marketing sabrán más que yo, que al fin y al cabo, sólo soy una persona contando lo que piensa de un cómic…

Dicho esto, vamos a por la obra en sí, que nos traerá menos disgustos. La historia está ambientada en un futuro apocalíptico en el que tres razas coexisten, o se coextinguen, no sé bien cómo definirlo, bajo la ley del más fuerte. La plaga zombi avanza asolando la tierra mientras los humanos se defienden como pueden. Pero los muertos vivientes no son la única amenaza a la que tienen que enfrentarse, ni son los protagonistas de esta historia. La raza que nos ocupa son los vampiros, aparentemente los más fuertes en esta situación de caos.

Estúpidos, estúpidos zombis…

Con esta bonita estampa comienza todo.

Narrado en primera persona, conocemos el desarrollo del Apocalipsis Zombi en Malasia, desde el punto de vista de Min y Laila, dos hermanas vampiras, de aspecto joven pero con unos cuantos siglos a sus espaldas, que cazan de noche y duermen de día. Ellas desprecian a los submuertos, que es como los vampiros llaman a los zombis, y se alegran de que estén sembrando el caos por las calles de Kuala Lumpur, permitiéndolas atacar impunemente.

Durante mucho tiempo son felices, disfrutando de suculentos y sangrientos banquetes, cazando totalmente libres, sin preocuparse de las cámaras de seguridad. Hasta que se dan cuenta de la auténtica realidad, y más aún cuando su asistente/cuidador, Willem, quien se ocupa de mantenerlas camufladas en la sociedad, las abandona porque la humanidad está al borde de la extinción. Si los humanos se extinguen la cadena alimenticia se corta. Y los vampiros son los siguientes. ¿Cómo no se han dado cuenta antes? Por culpa de los submuertos, esos seres despreciables, lentos y torpes, que no representaban ninguna amenaza aparente, no va a quedar alimento para nadie. Sólo hay una manera de restablecer el equilibrio que durante siglos ha reinado en el planeta. Van a tener que matar zombis. Muchos. Porque si no los matan van a morir todos.

Un primer tomo que no está nada mal. La historia es simple pero empieza en todo el meollo, y es lo suficientemente entretenida y bien contada (recordemos que Max Brooks no es un don nadie en literatura de terror) como para hacerte disfrutar de lo que realmente atrapa de este cómic, el dibujo. Vaya espectáculo esperpéntico, sanguinario y demencial. Todos los chorretones de sangre y los despojos humanos de los que ya pudimos disfrutar en Crossed, llevados al género zombi. Hordas de seres deplorables, plagando páginas completas y dejándote embelesado, mirando cada detalle de la masacre. Hasta la figura más pequeña está plagada de detalles. Incluso el diseño de las viñetas esconde detalles para aplaudir. Raúlo Cáceres es un genio del asco, de los jirones de piel y de los músculos al aire. Un perfecto conocedor de la anatomía humana que demuestra que no sólo es bueno dibujando personajes que tienen todas las partes de su cuerpo intactas, sino que es un maestro de la descomposición y de las fracturas óseas.

La libertad zombi guiando al pueblo.

Todo el cómic es en color así que la experiencia macabra es completa. Además, el tratamiento no es igual para las diferentes partes de la historia, y existe un gran contraste entre las escenas de zombis y las de vampiros, haciéndote percibir cada atmósfera de una manera diferente. Mientras los vampiros suelen estar en interiores, la sangre fresca se ve muy luminosa y el ambiente es muy festivo, los zombis están en la calle, de noche. Ni sangre roja, ni ropa limpia, ni nada. Vísceras grisáceas y trozos de carne muerta, mientras avanzan, con su lento contoneo hacia su siguiente presa.

Con esos autores era difícil que saliera algo malo. El resultado es entretenido y asqueroso, perfecto para pasar un rato desagradable. Y te deja con ganas de más. Por desgracia, hasta Octubre no tendremos ocasión de leer la segunda parte, así que hasta entonces…

¡Nos vemos en la Zona!

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

You may also like...

2 Responses

  1. Fernando (@ArkhamKaveli) dice:

    Leído y muy, muy disfrutado. El planteamiento me resulta muy bueno e interesante y la forma de contarlo en primera persona te hace hasta empatizar con ella. Dentro del mundo zombie, esta miniserie destaca mucho. Se nota la mano de Max Brooks, sin duda. Y el dibujo simplemente es asquerosamente bueno xD Muchas ganas de leer su continuación.

    ¡a sus pies zombicuin!

  1. 24 Noviembre, 2015

    […] unos meses os presentamos en la Zona el primer tomo de La marcha Zombi. Os dije que volvería y aquí estoy, acompañada de una horda de zombis y un ejército de vampiros […]

Deja un comentario, zhéroe