LA LLEGADA. Los aliens tienen algo que decir

Título original:
Arrival
Año: 2016
Director: Denis Villenueve
Guión: Eric Heisserer (The Story of your Life, Ted Chiang)
Reparto: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, Michael Stuhlbarg, Mark O’Brien, Tzi Ma, Nathaly Thibault, Pat Kiely, Joe Cobden, Julian Casey, Larry Day, Russell Yuen, Abigail Pniowsky, Philippe Hartmann, Andrew Shaver.
Sinopsis: Cuando naves extraterrestres comienzan a llegar a la Tierra, los altos mandos militares contratan a una experta lingüista para intentar averiguar si los alienígenas vienen en son de paz o suponen una amenaza. Conforme la mujer aprende a comunicarse con los extraterrestres, comienza también a experimentar flashbacks extremadamente realistas que llegarán a ser la clave que dará significado a la verdadera razón y gran misterio de esta visita extraterrestre…
Valoración: 9/10


A día de hoy, quien niegue que Denis Villeneuve es uno de los cineastas más importantes del actual panorama es que no está prestando demasiada atención. Tras prodigarse en thrillers como Incendies, Prisioneros o Sicario, se adentra ahora en la ciencia-ficción, adaptando el relato de Ted Chiang, The Story of Your Life.

Arrival traslada la sobriedad característica de Villeneuve al terreno de la ciencia-ficción. Doce enormes naves se posan por todo el planeta, pero la historia y la cámara ponen su foco en el personaje de Amy Adams, Louise Banks, lingüista y profesora a la que encomiendan establecer un diálogo con los visitantes. Su inaudita misión se mezcla con fragmentos de su vida personal, en forma de flashbacks que fluyen paralelamente a la historia, construyendo una narrativa que desafía las expectativas del espectador. El triunfo a un nivel simplemente narrativo es intachable y la convierte en una de las películas más estimulantes del año.

In Amy we trust.

Claro que, como suele ocurrir en este tipo de películas, ciertos giros corren el riesgo de romper el compromiso de verosimilitud que se impregna todo el relato. La buena ciencia-ficción parte de unas bases científicas, reales, para construir su propia interpretación de las leyes naturales, su ficción. Muy al estilo de casos recientes como Interstellar o Contact, Arrival propone unas ideas revolucionarias que pueden no casar con todo el mundo. Más allá de que ciertas ideas funcionen o no (y en mi opinión, algunas, [spoilers], no funcionan), hay que tratar de abrir la mente y dejarse llevar por la increíble historia fraguada por Chiang y su, no menos brillante, traducción a imagen de Villeneuve.

Como era de esperar, Arrival es una delicia de ver y oír. Una fotografía oscura y fría que huye de efectismos demasiado llamativos y dosifica los planos de la nave y los “aliens” para sostener la tensión y aumentar el impacto. El sonido juega un gran papel en construir la atmósfera, aunque la banda sonora, en contados momentos, resulta un pelín redundante.

¿Hay alguien en casa?

Otro de los puntos a destacar de la película, ya mencionado antes, es el tratamiento de una premisa de ciencia-ficción desde la máxima verosimilitud posible. Aunque siempre son tramas secundarias, vemos, por ejemplo, cómo la sociedad reacciona ante La Llegada, cómo los países afectados establecen diferentes protocolos, y sobre todo, las dificultades insalvables que se generan al intentar coordinar una respuesta a nivel global. Sin embargo, no es el contexto geopolítico lo que les interesa a Chiang y Villeneuve, sino algo mucho más básico: la propia comunicación y la importancia de descubrir un lenguaje universal.

Y es que es injusto alabar esta película sin mencionar su tercer pilar: la lingüista, profesora y madre interpretada por Amy Adams. Si bien está apoyada por dos secundarios de lujo como son Jeremy Renner y Forest Whitaker, ella sola lleva casi toda la carga de la película. Su interpretación trasmite la sensación de asombro y respeto que es indispensable para que una película así funcione. Pero aún va más allá, siendo partícipe activa, con el director y el guionista, del magnífico truco final, lo que hace de esta una película verdaderamente única.

Ooooooh!

Arrival, por la calidad de sus interpretaciones, por la maestría de su dirección, por lo  inteligente de su temática, es fácilmente una de las mejores películas de ciencia-ficción de los últimos años. No contenta con eso, añade un golpe de efecto que te mantiene en vilo todo el metraje, y cuya resolución puede dividir al público. Se abre debate, asegúrate de verla cuanto antes y…

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe