LA LIGA DE LA JUSTICIA DE ZACK SNYDER. Por fin llegó el Snyder Cut.

Título Original:
Zack Snyder’s Justice League
Año: 2021
Director: Zack Snyder
Guión: Chris Terrio (Historia: Zack Snyder, Chris Terrio, Will Beall) (Personajes: Jerry Siegel, Joe Shuster)
Fotografía: Fabian Wagner
Reparto: Ben Affleck,Gal Gadot, Ezra Miller, Jason Momoa, Ray Fisher,Henry Cavill, Amy Adams, Amber Heard, Jared Leto, J.K. Simmons, Connie Nielsen, Robin Wright, Diane Lane, Jesse Eisenberg, Joe Manganiello, Jeremy Irons, Ciarán Hinds, Joe Morton y Ray Porter.

Valoración: Doble de Zack Snyder XXL a domicilio

Sinopsis: Con la determinación de asegurar que el sacrificio definitivo de Superman (Henry Cavill) no fue en vano, Bruce Wayne (Ben Affleck) une fuerzas con Diana Prince (Gal Gadot) para reclutar a un equipo de metahumanos que protejan el mundo de una amenaza inminente de proporciones catastróficas. La tarea es más difícil de lo que Bruce imaginaba, ya que cada uno de los reclutas deberá enfrentarse a sus propios demonios para trascender aquello que los detenía, para unirse y formar de manera definitiva una liga de héroes sin precedentes. Ahora unidos, Batman, la Mujer Maravilla, Aquaman (Jason Momoa), Cyborg (Ray Fisher) y Flash (Ezra Miller) deberán salvar al planeta de la amenaza de Steppenwolf, DeSaad y Darkseid, antes de que sea demasiado tarde.

Versión expandida y ampliada de «Justice League» (2017), que representará una versión fiel a la visión original de la obra de Zack Snyder, que fue apartado de la producción de la misma tras una tragedia personal y reemplazado por Joss Whedon.

Por fin estamos a 16 de marzo y, sinceramente, no se qué es más bizarro hoy si el hecho de que hace tres días estábamos celebrando el aniversario de una pandemia mundial o que hoy os vengo a hablar de la Snyder Cut, la cual hará un año dejo de ser un hastag en Twitter para convertirse en una realidad. Es por eso que esta introducción será de las cortas porque hay mucha tela que cortar. Ya he visto la (a estas alturas) icónica obra de Zack Snyder y os vengo a contar cómo es esta esperadísima versión de su estreno en cines en 2017.

Muy bien, así en fila, que se os vea a todos. Como sigas sonriendo te caneo, Flash.

Una vez finiquitadas las cuatro horazas de cinta, uno inevitablemente la empieza a comparar con la versión en cines y es increíble la cantidad de metraje suelto que nunca se había visto hasta ahora y el cual esta compuesto por muchas escenas que ayudan a que esta «nueva» Justice League tenga una columna vertebral narrativa y una estructura mucho más repartida y ordenada que el desastre y precipitado montaje original. Y es que sí, realmente no seria una exageración y flipada decir que  estamos ante una película totalmente nueva, ya que vistas cara a cara, el único punto en común que tienen ambas pelis son localizaciones de escenas y poco más. Ya que estamos prácticamente ante otra versión del guion original y aunque hay puntos de la trama iguales, son el camino y sucesos de cómo se llegan a esos puntos aquello que se ha cambiado.

En este nuevo montaje destacan por encima de todo tres elementos que hacen que elevan a la cinta: su impoluto y vistoso apartado visual, sus espectaculares, épicas y satisfactorias escenas de acción y el sólido tono de la cinta.

Venga, ahora en blanco y negro, que me he pillao móvil nuevo y lo quiero estrenar.

En referencia a lo primero, la Snyder Cut es un espectáculo visual en mayúsculas. Mira que hoy en día pocos blockbusters se empeñan en currarse detalladamente su aspecto visual, pero aquí estamos ante una película de cuatro horas que luce de escándalo en todo momento, gracias a una fotografía excesiva, saturada y colorida que, no obstante transmite de lujo el ideal de imaginería que transcurre por la cabeza de Snyder. Y menudas postales comiqueras más bonicas y épicas le ha quedado *cheff kiss*.

La acción es uno de los puntos más potentes del film y es que si en la versión de cines tenias a la puñetera Liga de la Justicia que no fue capaz de sacar set pieces memorables, aquí todo cambia con un buen puñado de acción épica y muy variada, desde la tremenda batalla del flashback con ese estilo al prólogo de El Señor de Los Anillos hasta team ups y combos entre los miembros de la Liga que satisfarán las fantasías que todo buen fan del Universo DC se precie. Por si no hubiesen habido suficientes batallas chulas durante la película, Snyder termina la obra con un tercer acto divertido, espectacular y con mucho sense of wonder intensito y slow motion marcas de la casa.

Estaba jugando al Resident Evil 3 y me dije «¿Por qué no, Zack? Tú puedes hacerlo».

Por último, el tono ha sido una decisión importante a la hora de que me terminase de convencer la película, ya que mientras en la versión de Whedon todo el humor quedaba realmente impostado y fuera de lugar en lo que se supone que era «una pelicula de Zack Snyder», en ésta obviamente casi ha desaparecido por completo, dejando lugar al tono mas sombrío y decadente al que nos tiene acostumbrados el director. Pero es que, aún así, es de las pocas pelis de Snyder en la que los héroes aparecen realizando acciones mas tradicionales y de calle, dejando caer un lado optimista y de admiración jolgoriosa de estos personajes. Es decir, aunque tenga sus mínimas y acertadas dosis de humor con Barry Allen, éste nunca es el protagonista absoluto de la escena, a diferencia de la versión anterior de la película.

El reparto se siente mucho más entregado y aprovechado también, siendo Ray Fisher quién mas destaca del reparto (gracias al brillante y tortuoso arco de personaje por el que pasa Cyborg) y un Ezra Miller que funciona muy bien como el principal alivio cómico, pero no solo se queda en un chiste. Los demás cumplen bien, como Affleck, a quien le pega más de hacer Batman dejao de la vida mas de lo que nadie creyó en un primer momento, lo clava.

Y si miráis un poco más arriba, podéis ver la punta de mi cip… ego.

El único punto flojo es que aunque no llega a aburrir en ningún momento, sí es cierto que el hecho de que las dos primeras horas sirvan como de introducción/presentación puede agotar un poco la paciencia de quien no este acostumbrado a este tipo de duración, pero aún así, no quitaría ni añadiría nada más de este nuevo metraje, aunque la ultima media hora de película sea un epilogo para presentar lo que le hubiese gustado a Snyder seguir contando en el futuro. Incluso en esos teasers la película deja escenas memorables como el encuentro cara a cara entre Battfleck y el Joker de Leto, quien sigue siendo la peor versión posible del personaje, pero al menos esta vez no esta histriónico perdido e incluso su aparición, aunque no tenga mucho sentido más allá del fanservice y establecer un futuro que seguramente no ocurra, es un clásico enfrentamiento Batman contra Joker que, como mínimo, os parecerá simpático.

Resumiendo, La Liga de la Justicia de Zack Snyder es un inesperado pero tremendamente satisfactorio regalo para los más aférrimos amantes de DC. Un blockbuster de autor de cuatro horas en las que Snyder tira la casa por la ventana y se monta su propio evento comiquero, ofreciendo una versión totalmente inédita y nueva de la versión estrenada en cines. Es todo lo que le gusta y se le da bien a Zack, así como también sus excesos multiplicado por mil, para bien y para mal, pero lo cierto es que pocas veces un montaje del director ha cambiado tanto la perspectiva que tenia de una película y eso es que esta versión ha hecho bien el trabajo que debía de hacerse 

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.