LA JOVEN LIGA DE LA JUSTICIA. Los sidekicks al poder.

Título original: Young Justice
Fecha 1ª emisión: 26 de Noviembre, 2010
Cadena
: Cartoon Network

Creadores: Greg Weisman y Brandon Vietti
Reparto: Animación
Temporadas
: 2

Episodios: 46
Género: Ciencia ficción / Superhéroes
Valoración: El Universo DC animado /10

Las series de animación de DC siempre han mantenido un alto nivel de calidad, en particular las englobadas dentro del universo animado de Bruce Timm y Paul Dini. Pero existe un producto fuera de él que, por sus propios méritos, se ha convertido en una de mis series de animación favoritas de todos los tiempos.

Wally West y su síndrome de Diógenes.

Los héroes adolescentes forman parte de la historia intrínseca de la editorial, con Robin como el sidekick más reconocible del mundo, así que tiene todo el sentido del mundo que protagonicen una serie. Después de una decepción respecto al trato que les dan sus mentores Robin (Dick Grayson), Kid Flash (Wally West) y Aqualad deciden responder a una llamada de emergencia por ellos mismos, lo que les lleva a demostrar lo que valen y descubrir la existencia de un clon adolescente de Superman que adoptará el manto de Superboy. Junto a Miss Martian, la sobrina del Detective Marciano, y Artemis, una arquera de inciertos orígenes, se forma un equipo de operaciones encubiertas bajo la supervisión directa de la Liga.

El mayor acierto de la premisa es que sirve a la serie para explorar todos los rincones del Universo DC. Desde la prisión de Santa Prisca gobernada por Bane, a la región ficticia de Bialya, pasando por los nuevos dioses o la ciudad de Atlantis, La Joven Liga de la Justicia es un escaparate de todo lo interesante que tiene que ofrecer el sello de Warner a nivel conceptual. La estructura de la serie ayuda a descubrir todos estos escenarios, con aventuras autoconclusivas que, sin embargo, forman parte de una trama mayor. El equipo de guionistas, con Greg Weisman (Gargoyles, Spectacular Spider-Man) a la cabeza y entre los que se incluye Peter David (el guionista de la versión del cómic, aunque el tono y situaciones de la serie difieran mucho de aquel) es de gran calidad, y eso se nota en unos episodios de geniales planteamientos repletos de giros y diversión.

Lo de las misiones de infiltración se lo toman muy a pecho.

Pero una trama potente no serviría para encumbrar la serie sin unos personajes interesantes y la serie los tiene a raudales. Robin es el listillo del equipo acostumbrado a ir detrás de Batman más que a liderar. Aqualad es el líder que el equipo necesita. Miss Martian es adorable, pero su ternura y su relación con Superboy está muy bien desarrollada. Kid Flash aporta humor al equipo, pero siempre acompañado de heroísmo inherente y protagoniza uno de mis episodios favoritos de la primera temporada. Superboy es el personaje más atormentado de la serie y debe sobreponerse a su propia existencia y a sus problemas de ira. Y Artemis ha de ganarse su lugar en el grupo y demostrar que es algo más que las raíces a las que pertenece. Poco a poco el grupo se convertirá en un equipo en toda regla, aún con la sombra pendiente de un traidor entre ellos en todo momento.

En el grupo de personajes recurrentes están Roy Harper (que empieza como Speedy y a lo largo de la primera temporada adopta la identidad de Flecha Roja), Tornado Rojo, el Capitán Marvel (el original, cuando aún no se le conocía como Shazam), Zatanna (rejuvenecida para la ocasión) o Canario Negro. Todos están muy bien caracterizados y aportan a la serie mediante sus relaciones personales con el resto el equipo.

Otra parte importante de toda serie de animación es, obviamente, la animación y es otro aspecto en el que La Joven Liga de la Justicia cumple con creces. Su estilo es reminiscente del universo animado de Bruce Timm, con unos diseños muy icónicos para sus personajes, pero tiene su propia personalidad. Los combates contra los villanos son muy dinámicos y aprovechan la variedad de habilidades de sus protagonistas.

Conner y M’gann al enterarse de la cancelación de la serie.

Si la primera temporada asentó las bases de una gran serie, la segunda la llevó mucho más allá tomando muchos riesgos, pero no puedo describirlos sin entrar en terreno de spoilers. Solo puedo decir que continuó desarrollando a los protagonistas originales de forma magistral mientras añadía multitud de personajes nuevos, renovó sus tramas a la vez que seguía con su gran historia-río, y acabó con un cliffhanger de órdago… que amenazó con quedarse inconcluso para siempre.

Y es que Cartoon Network anunció que la serie había quedado cancelada en su segunda temporada, dejando todas sus tramas abiertas. ¿El motivo? Que la serie no era capaz de vender suficientes muñecos y demás merchandising a los niños. Pero por suerte el apoyo de los fans y las ganas de Weisman y el resto del equipo por seguir con el proyecto han hecho que la serie vaya a contar con una tercera temporada en 2019. Formará parte del nuevo servicio de streaming de DC que en un principio estará disponible solo en Estados Unidos, pero al menos se habrá hecho y confío en que nos acabe llegando de una u otra forma. De momento, tenéis las dos primeras temporadas en Netflix para disfrutar de ellas.

Young Justice es, en mi opinión, una de las mejores series de animación de superhéroes junto a la serie animada de Batman y El Espectacular Spider-Man. Una puerta de entrada para todo aquel que quiera descubrir el Universo DC, con una trama que engancha capítulo a capítulo pero a la vez permite verlos por separado y animación de calidad. Imprescindible para todo fan de los pijamas.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.