LA FORMA DEL AGUA. Delicatessen

Título original:
The Shape of Water
Año: 2017
Director: Guillermo del Toro
Guión: Guillermo del Toro, Vanessa Taylor
Fotografía: Dan Laustsen

Reparto: Sally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon, Octavia Spencer, Richard Jenkins, Michael Stuhlbarg, Lauren Lee Smith, David Hewlett, Nick Searcy, Morgan Kelly, Dru Viergever, Maxine Grossman, Amanda Smith, Cyndy Day, Dave Reachill.

Valoración: El amor no entiende de edades ni de especies /10

Sinopsis: Elisa es una joven muda que trabaja como conserje en un laboratorio en 1963, en plena Guerra Fría, donde se enamorará de un hombre anfibio que se encuentra ahí recluido.

Tras ese increible placer casi pornográfico que fue Pacífic Rim y su peor trabajo, esa flojera llamada La Cumbre Escarlata, Guillermo del Toro vuelve a lo que mejor se le da hacer: contar cuentos. Esta vez uno de amor, pero de un romance nada particular.

La Forma del Agua es de ese tipo de películas que no se suelen estrenar habitualmente. Y esa mágica cualidad que la hace diferenciarse de las demás producciones actuales, reside en rescatar un tipo de cine que rebosa fantasía y asombro por todos los lados. Una clase de cine que crea una atmósfera realmente bella, que derrocha magia, potenciada por una fotografía realmente impecable y preciosa, en la que prácticamente todo es posible.

Esto si que es un sueño profundo.

Al igual que su mejor película, El Laberinto del Fauno, del Toro vuelve a mezclar elementos reales e históricos con fantásticos y, otra vez, sale ganando. El hecho de que nuestra protagonista sea muda y no pueda expresarse con palabras, al igual que la criatura de la que se enamora, no es ninguna casualidad aleatoria. Es un mensaje en el que del Toro nos quiere expresar que, a pesar de que todos tengamos defectos, estos no nos definen como persona. Por esa razón, el bizarro (y si te pones a pensarlo fríamente, asqueroso) romance entre nuestros protagonistas funciona, ya que es natural, primerizo y lleno de pasión, aunque a su propia manera.

Del Toro rueda las escenas que comparten sus protagonistas con un mimo y amor palpable y una ilusión directa de su corazón. La pasión que el director transmite con esta película es contagiosa, hasta tal punto que hay escenas como la de ese maravilloso homenaje al cine musical o el mismo final, que son de una belleza abrumadora.

ola k ase ahí

En cuanto al reparto es una de esas pocas veces en las que absolutamente todos están perfectos, hasta el más mínimo secundario cumple su función a la perfección. Sally Hawkins desprende una ternura e inocencia preciosa en cada escena, Octavia Spencer es una maravillosa y divertida secundaria, Michael Shannon construye un villano realmente memorable y cruel y Richard Jenkins quién hace de la figura paterna de Hawkins está enternecedor.

Cómo única pega lo cierto es que hay algunos detalles que se muestran durante la película que resultan demasiado evidentes. Una vez los ves, sabes para qué van a servir y cómo va a terminar todo, porque es un cuento de Guillermo Del Toro. Aún así, dentro de ciertos elementos predecibles estamos ante un proyecto desbordante de talento y amor.

Nos vemos en la Zona…

La Forma del Agua es un cuento tan precioso y esperanzador como triste y melancólico. El segundo mejor trabajo de Del Toro es una carta de amor al cine de monstruos y al cine en general (no es coincidencia que el lugar donde vive nuestra protagonista sea encima de una sala de Cine). Con un reparto redondo, una fotografía brillante y una BSO, de Alexandre Desplat, realmente memorable y mágica, es una película que no os podéis perder. Y más si sois fans del mexicano más achuchable del mundo. Y ahora sí…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

 

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.