KINGSMAN, Bond conoce a Tarantino

Mark Millar es un tipo de los que piensan a lo grande. A día de hoy, no hay cómic independiente suyo que no tenga su correspondiente proyecto cinematográfico pactado a algún nivel. Este mes, con algo de retraso, llegará Kingsman: Servicio Secreto a las pantallas españolas, y nos disponemos a diseccionar un poco el cómic, obra de Millar y el siempre excelso Dave Gibbons; y de forma algo más exhaustiva, su adaptación fílmica dirigida por Matthew Vaughn (X-Men First Class), co-creador junto a Millar de la criatura.

KINGSMAN
El cómic

KINGSMANZONAZHERO
Título original
:

Kingsman: The Secret Service TPB
Sello: Marvel/Icon Comics
Guionista
: Mark Millar

Artista: Dave Gibbons
Entintador: Dave Gibbons
Colorista: Angus McKie
Contenido:
Kingsman: The Secret Service #1-6 (Abr. 2012  Abr. 2013)

Public. USA: Nov. 2013
Public. España: Nov. 2014 (Panini)

 Este cómic nació de una idea compartida entre el cineasta Mathew Vaughn y esa máquina de hacer dinero que es Mark Millar. Dicha idea abordaba el rumbo de las historias de espionaje y la excesiva seriedad de las mismas, y como consecuencia, Millar se puso manos a la obra, dando como resultado su particular visión del espionaje y su universo con Kingsman: The Secret Service.

 Lo que más llama la atención es la interesante idea del cómic: convertir a un chaval chulesco y conflictivo como es el personaje de Gary, en un sofisticado agente secreto, un enfoque bastante acertado y necesario, ya que las pocas veces que se han propuesto ideas similares no han sido muy memorables que digamos. El guión ofrece una historia ágil y simple,  pero realmente divertida, entretenida y con su humor gamberro y crítico marca de la casa. El cómic tiene un gran ritmo y un guión sencillo para bien y para mal, pero cumple perfectamente con su pretensión básica: entretener y divertir.ZZKINGSMAN2 En cuanto al dibujo, complementa de manera efectiva a la narrativa, aunque en algunas situaciones la continuidad entre escenas no sea tan directa como debería, pero no es nada que de verdad acabe molestando. Dave Gibbons cumple de manera muy eficiente con su trabajo en las viñetas. Visualmente los personajes y sus rasgos están muy bien definidos y marcados; el estilo realista de uno de los artífices de Watchmen casa de maravilla con la historia.
Sobre los personajes, los más destacables son Jack London, tío del protagonista, al cual se nos presenta como un arquetipo de 007 serio y con una personalidad bastante dura, pero consigue transmitir cercanía a pesar de esa coraza; y Gary, el verdadero protagonista del cómic y el personaje que más evolución y desarrollo tiene, ya que pasa de ser un conflictivo chico de barrios bajos a ser un educado y elegante Kingsman.KINGSMANCOMIC1ZZ

 Kingsman: The Secret Service no es de los mejores trabajos de Millar y puede que sea inferior a obras como Kick Ass o Superman: Hijo Rojo, pero eso no quita que sea realmente divertido y entretenido, con referencias desternillantes (las hilarantes apariciones de Mark Hamill o Ridley Scott), un estupendo dibujo y algún personaje memorable.

KINGSMAN
La película

Kingsmanzzcartel
Título original:

Kingsman: The Secret Service
Año: 2015
Director: Matthew Vaughn
Guión: Matthew Vaughn, Jane Goldman
Reparto: Colin Firth, Taron Egerton, Samuel L. Jackson, Mark Hamill, Mark Strong, Michael Caine, Sofia Boutella, Jack Davenport, Sophie Cookson, Tom Prior, Neve Gachev, Alisha Heng
Sinopsis: Un veterano agente secreto inglés (Colin Firth) debe entrenar a su joven y alocado sobrino (Taron Egerton) para pasarle el testigo en la agencia de espionaje en la que trabaja.

 Tras cuatro años ausente, llega la nueva película de Mathew Vaughn, uno de los mejores directores de acción actuales, que entiende y hace funcionar el cine de evasión y casi siempre cumple con sus películas. Despues de dar un (necesario) aire fresco y gamberro al cine de superhéroes con Kick Ass y revitalizar de forma gloriosa la saga de los mutantes con X-Men: First Class, ahora vuelve con la adaptación de Kingsman: Servicio Secreto, cinta en la que Vaughn traslada ese tono gamberro y desenfadado que tan bien le funcionó en Kick Ass al mundo y la temática de las pelis de espías, con grandes resultados  y sin perder la elegancia propia de este tipo de producciones.
 Superagente Cody Banks Alex Rider: Operación Strombreaker quisieron retratar la figura del espía juvenil, y ambas fallaron en lo mismo: no tomarse en serio a sí mismas, siendo autoparódicas e infantiloides. Por eso, una de las virtudes de Kingsman es alejarse de ese tono y tomarse en serio a sí misma, sin dejar de ser divertida y desenfadada. Se preocupa de sus personajes y su desarrollo, de manera que no son simples estereotipos. El guión, aunque con una historia simple y que no inventa la rueda (igual que la fuente de la que procede), es mayormente efectivo y tiene grandes aciertos, así como el montaje y ritmo: la primera hora tranquila pero entretenida va desarrollando poco a poco la trama y prepara a los personajes; la segunda hora es un torrente de acción brutal, y el clímax es demencial, espectacular y muy divertido (pocas veces he visto uno así). Vaughn sabe como pocos mantener un buen balance entre acción y humor sin perder el ritmo.KINGSMANZZNOMEJODAS

 La acción es uno de los puentes más fuertes de la cinta: enérgica, vibrante, espectacular y violenta, pero, repetimos, divertida a la vez. Vaughn maneja realmente bien la acción usando planos muy rápidos, transmitiéndo así mucha energía y dinamismo. Cosa que se agradece, ya que gracias a eso tenemos set-pieces memorables como la pelea en el pub, las escenas de entrenamiento  o el tremendo clímax final. Pero si hay una escena que se os quedará de manera especial en la retina es la de la iglesia. Es fácilmente lo más bruto y violento que un servidor ha visto en mucho tiempo, una auténtica delicia si os va este tipo de acción. El director ha sido capaz de convencer a una major como la Fox para mostrar en pantalla semejante festival de violencia sin cortes, del que Tarantino seguramente se enamoraría.
Dejando de lado la acción, Kingsman es un homenaje divertido pero sincero a todas esas pelis clásicas de espionaje y sobre todo al universo Bond, por lo tanto no pueden faltar los guiños, un auténtico gozo para los fans del género: desde las referencias chistosas pero con cariño a los gagdets de 007, hasta a referencias sobre espías modernos como el tronchante chiste sobre el nombre del perro. Lo dicho, simpáticos guiños y homenajes que dejan notar la pasión que le tiene Vaughn a este género.KINGSMANZZPISTOLOTE

 Aunque parezca raro en este tipo de film, bajo toda la acción, el humor y las metareferencias se esconde una critica social que aunque sea sutil resulta muy efectiva y cercana: el exceso del uso de la tecnología (de los smartphones sobre todo) hoy en dia y el verdadero significado de ser un noble, un caballero, es decir, que no importa la procedencia de la persona por muy dudosa que sea (como en el caso del protagonista) para convertirse en una persona respetable.
 En cuanto al reparto, es sencillamente de lo mejor de la película, empezando por la gran química (fuera y dentro de la pantalla) que tienen Colin Firth y Taron Egerton, siendo su relación uno de los pilares de la cinta. Firth se mueve de manera solvente en un papel totalmente ajeno a lo que ha hecho hasta ahora, da el pego y tiene bastante como héroe de acción, aparte de que también funciona en los momentos humorísticos. Pero el que de verdad sorprende es el desconocido pero prometedor Taron Egerton, que clava  su papel. Quien escribe estas líneas espera verle en más producciones, porque este chico tiene futuro. Samuel L. Jackson interpreta al villano de la pelicula, y es sin duda el gran motor cómico Kingsman, tiene momentos desternillantes y unos matices y detalles que le hacen único y memorable como antagonista. Entre los secundarios encontramos a un siempre solvente Mark Strong, a una intimidante Sofia Boutella y a Michael Caine en un personaje que es algo más que una presencia testimonial, no como en sus últimas apariciones.

samuellkingsmanZZ

Kingsman: The Secret Service es una gran película, divertida, salvaje y muy gamberra. Aunque aún queda mucho de este prometedor año, se confirma como uno de los grandes entretenimientos palomiteros de 2015, que salvo algún detalle argumental flojo, se mantiene como un conjunto muy sólido. Aparte, es una buena y bastante fiel adaptación del cómic en el que se basa, que aunque realiza algunos cambios, estos no son demasiado importantes ya que lo esencial se cumple, es decir:  la esencia gamberra, macarra y divertida de Millar se traslada de forma satisfactoria a la gran pantalla. No os la perdáis.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.