JÓVENES TITANES: El Contrato de Judas

Título original:
Teen Titans: The Judas Contract
Año: 2017
Director: Sam Liu
Guión: Ernie Altbacker
Fotografía: Animación

Reparto: Animación.
Valoración: Mucho mejor que todas las pelis de acción real de Warner / 10

Sinopsis: Tara Markov es una joven que tiene poderes sobre la tierra y la piedra. ¿Es la nueva Teen Titan un aliado o una amenaza? ¿Y cuáles son los planes del mercenario Deathstroke para los Titanes?

Antes de empezar esta reseña hay una cosa que debéis saber. Dos cosas. Tres.

Así empezaba mi primera reseña en la zona, hace casi tres años, los Nuevos Titanes es una serie muy especial para mí y esta saga forma parte de mi historia vital. Con todo esto os haréis una idea de lo que significa para mi esta peli y esta reseña.

Antes de empezar a hablar de la peli vale la pena hacer una pequeña mención a todo el universo animado que está construyendo DC, terreno en el que lo hace todo lo bien que no lo está haciendo con las pelis de acción real. Seguramente es porque tiene mucha más experiencia en este campo, pues la mítica serie que lo inició todo, Batman: La serie animada, cumple ahora 25 años y, desde entonces, no han parado de cosechar éxitos como Superman: La serie animada, Liga de la Justicia, Liga de la Justicia Ilimitada, Batman: Beyond, Batman: The Brave & The Bold y alguna que otra más. Por desgracia, todas estas series han sido muy maltratadas por una pobre distribución, haciendo que algunas sean desconocidas para muchos. No acabo de entender cómo a día de hoy nadie haya editado en DVD/BlueRay todas estas series o que no estén en Netflix, por ejemplo. Y me extraña más  aún viendo que las películas si que las editan. Luego nos quejamos de que somos un país más de Marvel que de DC.

Cualquiera le dice a Dick que ese pantalón no deja mucho a la imaginación.

Todo esto venía porque quería alabar a todo el universo animado actual, del que El Contrato de Judas es una pieza más, que bebe directamente de la película anterior (muy recomendable también), La Liga de la Justicia contra los Jóvenes Titanes (2016), y también de la más lejana, Son of Batman (2014), que podría considerarse el inicio de este universo actual.

Hablando ya de la peli en cuestión, que ya tocaba, ¿no?, ésta arranca con una escena inicial situada en el pasado de los personajes y que sirve para presentar con la llegada de Starfire a la Tierra (y la de Twitter, cosa que como fan de esta red social me hace mucha gracia, la verdad). Es una escena con mucha acción a tope que incluye un momento mítico de la serie clásica, pero que a su vez ya deja claro que adaptación y cómic van a ir por caminos diferentes.

En cuanto la acción se traslada al presente se enfatiza en esos cambios y en presentar el status quo de los personajes, con sus problemas y con las consecuencias de algunos actos visto en pelis pasadas. Toda esta presentación es ideal para los que, como yo, no las habían visto (estoy en ello). El grupo está formado por Robin (Damian, en un papel genial), Changeling, Raven, Blue Beetle (que hace las veces de Cyborg), Terra y una Starfire más adulta que ejerce de líder, con la colaboración para esta peli de Dick Grayson, al que habíamos visto en la escena inicial como Robin, enfundado en el traje de Nightwing (aunque no en el de los cómics por desgracia). Como va a suceder a lo largo de todo el metraje, todo recuerda a la saga original pero siempre con diferencias que vienen del universo animado, resultando todo muy coherente y dinámico. Una de las mejoras que más destaca son las diferencias en el guión respecto al original, con varios giros argumentales muy interesantes que, obviamente, no desvelaremos aquí.

Cualquiera le dice a Kory que no se ha echado desodorante.

Una de las cosas que más me gustan, si no la que más, de este universo animado es cómo tratan temas con un tono mucho más adulto que los cómics en los que se basan. Principalmente la violencia, sirva como ejemplo el baño que se está dando el Hermano Sangre al principio de la peli o la dura historia del pasado de Terra. También se deja entrever una relación más física entre Kory y Dick, pese a que lo disfracen con un velo de comedia. La parte mala, o menos buena, de este universo es que hay cierta continuidad entre los personajes, principalmente Damian y su entorno, relacionado con el villano de la peli, que viene de muy lejos y para disfrutar de toda su trama te obliga a haber visto (y recordar) demasiadas pelis.

No es este un problema que te impida disfrutar de El Contrato de Judas al 100%, ya que su argumento está perfectamente construido y se centra, como no podía ser de otro modo, en la figura de Terra. La acción parte con una jovencita Markov que todavía es casi una desconocida para el grupo, así el espectador irá descubriendo toda la trama a la vez que los personajes, mientras que irá sabiendo más de ellos a través de Dick, quien no forma parte del grupo pero está presente en toda la peli. De hecho, Dick es el mejor personaje de la peli, aunque aquí puede que no esté siendo muy objetivo porque es uno de mis personajes favoritos de siempre y además protagoniza mi escena favorita del film, que también es mi escena favorita del cómic: el ataque de Deathstroke en su piso. El villano tiene aquí la misma importancia que en el original, compartiendo cartel con El Hermano Sangre, quien tiene mucho más protagonismo de lo esperado y protagoniza el espectacular clímax de la cinta, con un momento final memorable.

Cualquiera le dice a Slade que se ha puesto la máscara del revés.

En la parte negativa personalmente la animación me parece algo pobre, así como el dibujo de base, que tiene una apariencia más dejada que cuando se adopta un aire más cartoon, próximo al de Las Aventuras de Batman o a The Brave & The Bold (una serie que estoy disfrutando como un enano y que nadie debería perderse). No es que sea algo que empañe el producto final pese a que es un aspecto que, de haberse cuidado algo más, nos hubiera dejado un producto casi perfecto.

Para acabar os dejo con dos momentazos, la aparición de un personaje real muy friki, quizás uno de los más frikis que puede uno imaginarse y la escena post créditos. Una escena que me ha creado más hype por la que será la siguiente peli que cualquier otra escena de este tipo que haya visto nunca. Esto es una teoría mía, aún sin confirmar de manera oficial, pero que sería real de seguir la tónica de la peli anterior, donde aparecía Terra por primera vez en la escena post créditos. Espero que así sea y tened por seguro que para entonces estaré por aquí para reseñarla. Pero eso, amigos, es otra historia…

¡Nos vemos en la Zona!

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Antonio Solana dice:

    Enhorabuena por la reseña figura…con el AV en más 1000

    • Gracias socio! Me alegro que te haya gustado, no tardes mucho en ver la peli y así comentamos más en profundidad. Sólo con el título los que tenemos una edad ya nos ansiamos solos, El Contrato de Judas es un referente de los 80 y poder ver una peli inspirada en ese cómic era algo impensable hace más de 30 años. Así que a disfrutarlo como se merece!
      Gracias por comentar!

Deja un comentario, zhéroe