JOKER. Resurge como el Ave Phoenix

Título original:
Joker
Año: 2019
Director: Todd Phillips
Guión: Todd Phillips, Scott Silver
Fotografía: Laurence Sher

Reparto: Joaquin Phoenix, Robert De Niro, Frances Conroy, Zazie Beetz, Brett Cullen, Dante Pereira-Olson, Douglas Hodge, Jolie Chan, Bryan Callen, Shea Whigham, Brian Tyree Henry, Mary Kate Malat, Glenn Fleshler, Marc Maron, Bill Camp, Josh Pais, Leigh Gill, Adrienne Lovette, Sharon Washington, Mandela Bellamy, David Iacono, Matthias Sebastiun Garry, Mick O’Rourke, Evan Rosado, Caillou Pettis, Sondra James, Gary Gulman, Kim Brockington, Jamaal Burcher, John Cashin, Ryan Funigiello, Annie Pisapia, Ray Iannicelli, Tony D. Head, Scott Martin, Dj Nino Carta, Mark Lotito, Jason John Cicalese, Keith Buterbaught, Ray Rosario, Rose Maria Wilde, Ben Heyman, Emmanuel Rodriguez, Vincent Cucuzza, Celeste Pisapía, Marko Caka, Alexandra López Galán, Bob Leszczak, Rich Petrillo, Thomas W. Stewart.

Valoración: Alegra esa sociedad

Sinopsis: Arthur Fleck (Phoenix) es un hombre ignorado por la sociedad, cuya motivación en la vida es hacer reír. Pero una serie de trágicos acontecimientos le llevarán a ver el mundo de otra forma.

Basta decir que, sin entrar a discutir su calidad, debates aparte sobre si se mereció tanto el bombo que creo y demás vaivenes, Black Panther fue la película del 2018. No en cuanto a la mejor, ni en cuanto a la más redonda, sino a la que más ruido, noticias y, al fin y al cabo (que esto es el fin de casi toda película), el marketing que generó. Pues bien, acordaos de todo ese pasado, empachado de la presencia de una película en la comunidad cinéfila hasta el punto de la extenuación, ¿seguís conmigo? pues ahora triplicad por un millón el mismo ruido y bombo hacia una libre adaptación del que seguramente sea el segundo o tercer villano más reconocible e icónico de la cultura popular. Pues eso, que nos parezca bien o no, Joker es la película del 2019.  Pero ¿se merece esta calurosa bienvenida?

Welcome to the jungle.

Siempre me ha parecido algo costoso intentar deconstuir el género de los superhéroes, ya que llevamos más de dos décadas con este tipo de cine y está claro que, a estas alturas, se ha demostrado que es un patio de recreo en el que se puede hacer de todo: pelis con un tono familiar, algunas mas thrillers, otras mas realistas, etc… pero hay algo que siempre me escama un poco y es cuando llaman «película de superhéroes» a una producción como The Dark Knight. Y no, lo siento pero El Caballero Oscuro no es una película de superhéroes, es un thriller policiaco puro y duro que tiene que ver más con cosas como Heat o Collateral que con lo que se conoce como «una película de superhéroes».

Me explico, que esto algo denso, en mi opinión a la hora de definir lo que es una película de superhéroes no pienso en si la protagonizan personajes vestidos de licra, sino en uno de los factores mas importantes de una película de superhéroes: el tono. Y lo siento, pero yo no veo El Caballero Oscuro o Logan buscando lo que yo quiero encontrar en una peli de súpers. Pero por otro lado, y ya acabo de dar el coñazo con este tema, este tipo de experimentos y jugueteos con el género me parecen refrescantes e imprescindibles en el panorama actual, en el que parece que las adaptaciones de cómic están marcadas casi todas por un mismo patrón. Por lo tanto, todo este tochaco viene para deciros que no, no creo que Joker sea «otra peli de superhéroes», sino un experimento algo rompedor y fresco sobre una figura esencial de la cultura popular comiquera que se empapa en el thriller psicológico, malrollero y oscuro para regalarnos un siniestro y demencial estudio de personaje que te podrá gustar más o menos, pero que, desde luego, la convierte en una de esas pelis que, para bien o para mal, se quedan contigo tras el visionado. Y en un resumen general, eso es lo mejor que se puede decir de ella, pero hay más.

Are you talking to me?

Joker obviamente es una película que dará que hablar, pero no por el producto en si sino por la repercusión e impacto social de muchos temas de los que trata. Antes de nada, y aunque la película no me parezca del todo perfecta, aplaudo a la gente de Warner por haber sacado una película con un título tan descaradamente comercial, pero que no tiene nada que ver con las intenciones de la película. Es decir, estamos ante un thriller protagonizado por un personaje que se va rompiendo poco a poco, en la línea de peliculotes como Nightcrawler, Taxi Driver o American Psycho. Esa clase de película es Joker.

En cuanto a la factura técnica de esta película sólo se puede resumir en una palabra: impecable. La dirección de Todd Philips es muy resultona, dejándonos siniestros planos para el recuerdo y escenas crudas que tienen un efecto mayor en el espectador por el buen uso de una oscura y amarillenta fotografía que transmite muy bien la suciedad, anarquía y pobreza de un Arkham desolador hasta decir basta. Pero todo eso no funcionaría tan bien sin la presencia de Joaquin Phoenix, que es básicamente el engranaje que eleva todo lo demás. Todo en la película funciona por él. Es decir, tanto el guión como fotografía, iluminación, BSO, etc…  están realmente currados, pero finalmente quien hace que un buen puñado de escenas sean memorables es él. Podría estar horas hablando sobre su actuación, porque da hasta para casi ensayo, pero para resumir, Phoenix hace totalmente suyo (lo que hace con la risa es realmente incómodo de ver) un personaje que ha tenido ya unas cuantas versiones. Y eso es lo mas especial sobre su interpretación, que no sólo le puede mirar frente a frente a Ledger, Nicholson o Hamill sino que su interpretación rebosa tantos detalles (desde cómo mueve su cuerpo hasta su peculiar manera de hablar) que es lo suficientemente redonda como para que Phoenix tenga ya el Oscar en su bolsillo, cosa que me juego un dedo a que va a pasar de aquí a unos meses.

Mira, una moderna.

Otro tema es la cantidad de debate que va a generar esta película. Y no sobre si es muy fiel a los cómics o no, ya que la película en ningún momento pretende ser eso aunque deja algunas conexiones bastantes ricas e interesantes sobre el lore gothamita, sino sobre los temas que se tratan en ella: la representación de una persona con serios y verificados trastornos mentales y la violencia en ciertas partes de la película. Así que lo seré lo mas conciso posible respecto a estos temas que ya va siendo hora de cerrar el chiringuito, Joker no pinta al personaje como un antihéroe en ningún momento, si, termina siendo una especie de «símbolo» para la clase baja por motivos que obviamente no desvelarí, pero la película te deja rotundamente claro desde el principio de la misma que esta es una persona que esta mal y necesita ayuda, no un antihéroe al que engrandecer. 

Y no, tampoco demoniza al personaje por sufrir trastornos mentales. Es más, ese tema está incluido en la película más como una crítica social a lo mal que trata el gobierno con sus recortes a las personas que van a psicólogos públicos, a los cuales les importas mas bien poco, así que por esa parte no entendería las quejas. Ya que Phillips deja bien claro que la existencia de este tipo de recortes sólo hace que sea mas fácil que muchas personas terminen acabando igual o peor que el personaje de Arthur Fleck.

¡Que no estoy loco!

Eso si, aunque en muchas cosas es una película realmente redonda, no es perfecta del todo, aunque la verdad que las pegas que tengo no son de las que me molestan mucho, pero están ahí. La que mas me chirría es que toda la revolución social que tiene lugar en paralelo de la historia de Arthur, se siente que avanza de manera demasiado rápido y a trompicones, como si faltase mas metraje de eso, pero no es algo que termine molestando o arruinando la experiencia, simplemente una pega, como que el hecho de introducir algunos easter eggs a veces se siente algo forzado (y quien sabe si impuesto por el estudio o no) aunque sean conexiones algunas realmente importantes para Arthur como personaje, así que ahí es un poco de cal y otro de arena.

Joker es un demencial viaje hacia la caída física, mental y emocional de un personaje incómodo de ver, pero del que nunca puedes apartar la mirada. Un solidísimo vehículo para un hipnótico Phoenix que te hace sentir de todo, con una factura técnica impecable y una BSO resultona y agobiante. Sin duda uno de los experimentos mas interesantes que se han hecho sobre un personaje de cómic en bastantes años. No es perfecta, pero merece la atención de cualquier persona que disfrute de películas con la chicha suficiente como para hablar horas de ella. Y, al final del día, eso es lo mejor que puede decir de una película, ¿no?

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.