JOJO’S BIZARRE ADVENTURE. Da lo que promete

Título original: JoJo no Kimyō na Bōken (ジョジョの奇妙な冒険)
Fecha 1ª emisión: 5 de octubre, 2012
Estudio: David Production
Directores: Naokatsu Tsuda, Ken’ichi Suzuki
Temporadas: 4
Episodios: 202
Género: Peleas/Aventuras
Valoración: Bizarro ya significa raro por mucho que diga la RAE

Lo admito, incluso con el jugoso catálogo que emitía la televisión local catalana, mis escarceos con el anime durante mi niñez fueron pocos. Dragon Ball como todo el mundo, Inuyasha, Detective Conan… Pero hoy en día, la variada oferta de Netflix, si bien a veces no cuenta con todas las temporadas disponibles de lo que quiero ver (o las retiran sin previo aviso… Hola Netflix, ¿dónde están los Jojos?), me ha hecho probar algunos de los animes de su catálogo. Eso, unido a la insistente recomendación de un usuario de Twitter de cuyo criterio me fío mucho, es lo que me ha llevado a arrojarme en los brazos de los Jojos.

Hola, buenos días.

Basada en el manga de Hirohiko Araki del mismo nombre, la considerada “primera temporada” de este anime adapta las dos primeras partes del mismo, Phantom Blood y Battle Tendency . No he tenido la oportunidad de leer dicho manga así que no puedo saber con qué grado de fidelidad lo adapta este anime. La reseña irá enfocada a mis impresiones como espectador entrando a este particular universo por primera vez.

Lo que sí sé es que la premisa de la que parten es la misma. En Liverpool, Inglaterra, en 1880, el joven heredero de la fortuna de los Joestar, Jonathan, ha tenido que compartir su infancia con Dio Brando, un joven al que el padre de Jonathan acogió como recompensa después de que el padre de Dio tratara de salvarle la vida en un accidente que le costó la vida a la madre de Jonathan. Lo que Jonathan no sabe es que el padre de Dio no hizo tal cosa, sino que únicamente estaba intentando robar entre los restos del accidente, y que el objetivo de Dio no es otro que quedarse con toda la fortuna de la familia Joestar…

La típica relación entre hermanastros, circulen, aquí no hay nada que ver.

Como veis, la historia empieza con una premisa muy culebronesca que la aleja de lo que esperarías de un anime de peleas, pero rápidamente toma tintes sobrenaturales al entrar en juego una misteriosa máscara de piedra que estaba en posesión de la familia Joestar. Se trata de una mezcla de terror, abundantes dotes de gore y personajes exagerados hasta el extremo que hace que los elementos más típicos del género (el sabio maestro, el ayudante con buenas intenciones pero inútil en la batalla, la energía vital mística empleada por el protagonista, aquí llamada hamon…) entren con bastante más facilidad a los que ya estén acostumbrados a este género. El tener de protagonista a Jonathan, un perfecto caballero inglés, resulta un arma de doble filo, puesto que por un lado es un héroe de corte clásico con el que resulta fácil empatizar a medida que va ganando combates, pero, a la vez, carece de más características que lo hagan interesante o atractivo en otros aspectos. En carisma se lo come completamente el villano, Dio, con sus ademanes megalomaníacos.

Esta primera parte del anime dura únicamente nueve capítulos, por un lado, deja la impresión de que se le podría haber sacado más jugo a la historia y los personajes, pero por el otro acostumbrado a animes que se alargaban interminablemente, he agradecido mucho que éste haya sido capaz de contar una historia completa y entretenida en tan poco espacio, si bien obviamente deja cabos sueltos de cara a la siguiente parte.

Las jojo-poses, marca de la casa.

Battle Tendency sucede cincuenta años después de la primera parte, y el protagonista es el nieto de Jonathan, Joseph Joestar (¿lo veis por eso la serie se llama JoJo-vale, ya me callo). Heredero del poder del hamon y también de notable musculatura, Joseph deberá enfrentarse al legado de su abuelo de nuevas e inesperadas maneras. Pero la principal diferencia de este protagonista con su predecesor es que, a pesar de mantener un sentido del honor muy parecido al de su abuelo, tiene una actitud mucho más desenfadada y chulesca ante los desafíos a los que se enfrenta. La serie coge así un cariz abiertamente más humorístico a la vez que aprovecha la nueva ambientación y marco temporal para meter situaciones disparatadas, como mezclar nazis con antiguas divinidades aztecas como si de una película de Indiana Jones se tratase. Otra diferencia respecto a la primera parte es añadir además de una nueva maestra, Lisa Lisa, a otro discípulo del hamon, Caesar, de una edad similar a Joseph y con un dominio del hamon superior a él, aunque menos poder puro. Su dinámica, la típica de dos personas de carácter diametralmente opuesto que acaban convirtiéndose en los mejores amigos, es muy efectiva a pesar de ser manida.

Esta parte del anime es el doble de larga que la primera, pero al estar constantemente cambiando de localización geográfica o como mínimo de escenario nunca da la sensación de estar alargada ni da pie al aburrimiento. Los villanos principales, Santana, Wammu e Eisidisi son una muestra más de las múltiples referencias musicales que pueblan tanto el manga como el anime (en serio, buscad a @TarkusMaxiBoom en Twitter y las encontraréis por doquier, no como yo que no soy nada melómano). En mi opinión su carisma no iguala al de Dio, pero lo compensan con la versatilidad de sus poderes. La banda sonora es otro de los grandes aciertos, con temas pegadizos que mezclan varios géneros musicales (incluida la ya mítica Roundabout que emplea en los títulos de crédito de cada capítulo).

Amarás a Josuke. Y lo sabes.

Hay un asunto espinoso que no puedo evitar trata antes de terminar la reseña y es el de los nazis. A pesar que durante todo el anime son masacrados de forma indiscriminada, uno de sus generales, Rudol von Stroheim, es presentado como un personaje de firmes convicciones y que esgrime un concepto de “honor en la batalla” que le lleva incluso a aliarse con el protagonista ante una amenaza mayor. En ningún momento creo que el autor pretendiera enaltecer el fascismo ni nada parecido con este personaje, pero no deja de resultar algo incómodo de ver.

La primera temporada de Jojo’s Bizarre Adventure sigue los caminos comunes transitados por los animes de peleas, pero su particular sentido del humor y sus exagerados, pero carismáticos, personajes la hacen destacar dentro de su género. Si bien su primer segmento es entretenido, sus virtudes se ven potenciadas en el segundo, con muy buen ritmo a pesar de su extensión y que sencillamente termina en un final apoteósico en varios sentidos. Pronto se encargaría una segunda temporada que adaptase la tercera parte del anime, Stardust Crusaders. En ella la mitología de la serie cambiaría drásticamente para adoptar la forma por la que la franquicia es más reconocida hoy en día. Pero esa es una historia para otro momento, por ahora…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.