JIMMY’S BASTARDS, de Garth Ennis y Russ Braun


Titulo original:
Jimmy’s Bastards: Trigger warning TPB
Jimmy’s Bastards: What did you just say? TPB

Sello: Aftershock Comics
Guionista: Garth Ennis
Artista: Russ Braun
Colorista: John Kalisz
Contenido: Jimmy’s Bastards #1-9 (Jun. 2017 – Jul. 2018)
Publicación USA: Feb. – Ago. 2018
Publicación España: Mar. – Oct. 2019 (Planeta)
Valoración: Tanto va el cántaro a la fuente…

 

Hace unas semanas nos llegó a la tienda un tomo gratuito de Planeta Cómic en el que dictaba así: «No sufras vértigo». En este ejemplar promocional se encontraban cuatro capítulos completos de cuatro series de la editorial americana Aftershock. Vamos, lo que viene siendo el primer número de cuatro títulos diferentes. Y claro, no pude evitar centrarme en el que su equipo creativo ya me había dado algunas alegrías. Hoy vengo a hablaros de…

JIMMY’S BASTARDS
de Garth Ennis y Russ Braun

Si hubiese alguien que definiera la masculinidad con mayúsculas, ese sería Jimmy Regent. El agente del MI6 es la gran estrella de esta función que es la vida y además lo tiene todo para triunfar. Guapo, inteligente, hábil (en todos los sentidos), letal e irresistiblemente atractivo, nuestro gran hombre es el prototipo perfecto de superespía que siempre vence a los malos más crueles y termina acostándose con la chica más guapa de la misión que toque. En resumen: es el tipo que todos querrían ser y con el que todas querrían acostarse. Al menos hasta la llegada de su nueva compañera de trabajo, la agente Nancy McEwan, la cual no tiene ningún interés en ese cliché andante rodeado de lujo, mujeres y que apesta a muerte. Porque nuestra protagonista sabe perfectamente que Regent en realidad es una pila de problemas, pese a que se trate de un compañero de acción formidable. Que sea repelente no quita que sea un auténtico as a la hora de desbaratar los pérfidos planes de sus enemigos. Sin embargo, Nancy no es consciente de la razón que tiene sobre su socio y su imán a la hora de atraer problemas. O más bien, la capacidad innata de meterse en sitios que no debería y sin ningún tipo de protección, lo que conlleva a la más temible de las legiones: los hijos bastardos de Jimmy. Y creedme, son demasiados y vienen con ganas de dar guerra. Mucha guerra.

Siento cierta debilidad por Garth Ennis cuando me encuentro con alguna obra suya que esté relacionada con historia bélica o la sátira más socarrona. En este caso la crítica creo que se ve a kilómetros, pero si hubiese alguna persona despistada, he de decir que me metí de lleno por aquello de ver su sátira hacía el personaje más famoso de Ian Fleming. He de aclarar que nunca me han gustado las películas de James Bond ni nada del estilo. Me aburren, me hastían y hacen que me dé dolor de muelas ver a semejantes prototipos de machos que, irónicamente, suele gustar más a los hombres que a las mujeres. Tengo algo más de manga ancha con los cómics de espías, pero tampoco es que sea lo mío. Sin embargo, en contra de lo que pueda parecer, cuando encuentro parodias sobre el personaje tampoco me gustan, aunque estén ridiculizando algo que detesto. Pienso que tirarse al insulto fácil y la caricatura de manual es la forma más burda de criticar algo, inclusive llegando a hacer tributo en muchas ocasiones con este formato. Por eso esperaba algo diferente al tratarse de Ennis y, en cierta manera, no me equivocaba.

Estos en el día del padre montan unas raves que no veas…

Habría sido terriblemente fácil que el guionista norirlandés hubiese tirado por la tangente de la burla simplona, presentándonos a un Jimmy Regent torpón, feo y perdedor, pero no cae en esa trampa. Su superagente es el ideal encarnado en personaje de cómic y saca a relucir sus defectos presentándonos todas sus virtudes. Esas taras humanas que todos nos hemos cuestionado alguna vez sobre el señor Bond y que parecían caer en un limbo existencial. Aquí no sucede: lo que hay es lo que ves. Pero ojo, no lo deshumaniza, sino que lo utiliza de hilo conductor en una historia que se centra en remarcar los problemas machistas y morales que encorsetan a nuestra sociedad. No olvidemos que Ennis es un profesional en ello y lleva haciéndolo muchos años. Es más, si uno mira la obra con perspectiva, la verdadera protagonista es Nancy, que se presenta como el personaje cuerdo y preparado para absolutamente todo, dando un golpe en la mesa sobre los clichés de espías ficticios. Todo ello con un guinda perfecta, la cual no pienso desvelar, que pondrá todo del revés.

Además saben jugar bien sus cartas, ya que forma equipo con un viejo conocido como es Russ Braun, en el que coincidió en Las Brujas de la Noche de su serie de cómics Battlefields o en el reciente spin-off de Hitman llamado Sixpack y Soldaperros. Quien haya leído algo de estos dos sabe que hay química entre ellos y el dibujo sobrio y poderoso de Braun le va como anillo al dedo al tipo de historias que cuenta Ennis. Tiene ese toque tosco que recuerda fuertemente a Howard Chaykin o Darick Robertson, los cuales me encantan. Acompañado todo con el coloreado de un todoterreno como John Kalisz, que sin hacer mucho ruido siempre está enrolado en grandes proyectos. Porque aunque esta obra sea menor dentro de los trabajos del mencionado Ennis, sigue siendo un buen cómic. Es cierto que le cuesta arrancar y es una fórmula usada ya varias veces, amén de que el dibujo también es el mismo, pero todavía sabe tocar temas candentes sociales y rodearlo todo de un humor estúpido y bestia que no necesita de degradar a sus personajes. No mucho, al menos. Bueno vale, no a Nancy. Pero me habéis entendido perfectamente.

¿Eso cuenta como hoyo en uno o es una infracción?

Me alegro enormemente de que Planeta se haya tirado de cabeza a publicar en nuestro país cómics de Aftershock. Es una gran editorial que tiene grandes títulos y eso es innegable. Al igual que me gusta la idea de que se vaya a publicar Jimmy’s Bastards en nuestra tierra. Para los seguidores de Ennis será una obra más de su autor favorito, para los de Braun otro trabajo bien hecho, pero para los que no hayan leído nada de estos dos individuos es la entrada perfecta a este par de artistas. Al fin y al cabo, en algún momento hay que comenzar…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Compra segura. Después ya, si eso, me arrepentiré. En Fénix Cómics debe de haber un tomo a mi nombre, o cerca debe estar de haberlo.

  2. Zinco dice:

    Pues yo soy un fan de James Bond de todos desde Sean Connery hasta Daniel Craig, hasta me gustan sus «homenajes» como Jason Bourne. Tambien soy fan de Ennis desde que leí Hellblazer Habitos Peligrosos y Preacher. Así que a mi no ne entusiasma este comic per se, por lo comun cuando Ennis usa parodia no me gusta tanto como cuando se pone serio, su etapa de Punisher Max es muuy superior al Punisher de Marvel Knights, y Hitman es mejor que Six Pack y Cia. Aunque le dare una oportunidad porque despues de todo no me entusiasmaba The Boys al principio y acabó siendo uno de mis comics favoritos.

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.