IT. Pues Eso

Título original:
It
Año: 2017
Director: Andres Muschietti
Guión: Chase Palmer, Gary Dauberman
Fotografía: Chung-Hoon Chung

RepartoBill Skarsgård, Jaeden Lieberher, Sophia Lillis, Finn Wolfhard, Wyatt Oleff, Jeremy Ray Taylor, Jack Dylan Grazer, Chosen Jacobs, Nicholas Hamilton, Jake Sim, Logan Thompson, Owen Teague, Jackson Robert Scott, Javier Botet, Stephen Bogaert, Stuart Hughes, Geoffrey Pounsett, Megan Charpentier .

Valoración: La montaña rusa /10

Sinopsis: Cuando empiezan a desparecer niños en el pueblo de Derry, Maine, un pandilla de amigos lucha contra sus mayores miedos al enfrentarse al malvado Pennywise, cuya historia de asesinatos y violencia data de siglos atrás. Adaptación cinematográfica de la conocida novela de Stephen King “It” y remake de la miniserie del mismo título.

Dentro de toda esta fiebre ochentera en la que vivimos actualmente, era raro que no se diese otra oportunidad a uno de los relatos más famosos de Stephen King. Tras una TV Movie en los ’90 con Tim Curry dando vida al payaso que tuvo acojonada a toda una generación, ahora nos llega una nueva adaptación de este personaje terroríficamente divertido, aunque lo cierto es que en esta versión él tiene poco de divertido.

La película ya viene dividida en dos partes desde el inicio (la 2º ya está confirmada para 2019) debido a la larga duración de la novela de King, y el encargado de dirigir esta nueva adaptación es Andrés Muschietti, director de la interesante Mama, una película de terror que resaltaba en la sorprendente emoción de su historia y algunos jump scares bastante creativos. Así que con estos precedentes veamos qué tal se le ha dado esta nada fácil tarea.

It, al igual que la mayoría de películas de terror comerciales de hoy en día, consiste en un carrusel de sustos continuos que no da ni un respiro, pero afortunadamente aquí ni todos los sustos son tan baratos ni estamos ante la enésima cinta de terror que sólo se basa en intentar asustar al espectador sin contar nada. It es algo más que una película de miedo y eso es lo que la hace especial. Parte coming of age movie sobre madurar y enfrentarte a tus miedos, parte aventura juvenil de corte ochentero y parte relato de terror, todas las piezas encajan a la perfección para darnos una historia de terror con mucho corazón, algo que no suele pasar casi nunca en este género.

Si bien es cierto que la parte de aventura tierna y comedia, a veces funciona mejor que la de terror (a no ser que tengáis una extrema fobia a los payasos) la película nos regala unas cuantas escenas verdaderamente escalofriantes, como la primera aparición de Pennywise, la escena del proyector (lo pasareis mal ahí) o la intensa escena de la casa. Y es que Muschietti, al igual que James Wan, es de esos pocos directores que se preocupa por la planificación de sus sustos, para que no se queden en meras subidas de tensión que se van tan rápido como vienen, sino que creen momentos que se permanezcan en la retina.

Otro aspecto a destacar es la excelente y lúgubre fotografía de Chung-hoon Chung que, junto a la notable dirección de Muschietti, nos deja unos planos y escenas realmente bellas, transmitiendo un mimo por lo visual que no se suele ver en el cine de terror actual.

En lo que más se desmarca It de la mayoría de producciones actuales de este género, es que aquí sí importan los personajes. Este grupo de losers es el corazón de la película y uno de los repartos de gente joven más carismáticos desde Stranger Things. Si también es cierto que algunos niños tienen más relevancia que otros pero todos tienen una gran química como grupo. Destacando sobre todo a Jaeden Lieberher, Finn Wolfhard a.k.a Mike de Stranger Things y, sobre todo, Sophia Lillis quien sin duda tiene la trama más dura para alguien de su edad y consigue transmitir todos esos complejos sentimientos con mucha naturalidad.

Y bueno, como se dice, lo mejor para el final: hablemos de Pennywise. Lo que han conseguido crear con esta criatura es brillante. Desde su extremadamente creepy nuevo diseño, hasta el resultado que han conseguido al mezclar movimientos hechos con CGI con los del propio actor Bill Skarsgård, hacen que éste luzca verdaderamente increíble como Pennywise. Sus aspavientos y movimientos en ciertas escenas, su risa y, sobre todo, su voz han hecho que sea una actuación realmente memorable y que, gracias a él y a un gran trabajo de diseño, esta versión de Pennywise entre ya en la lista de icono de terror. 

It es algo más que una película de terror. Una cinta que habla del miedo, a veces incluso del más cercano y familiar, y de madurar pero que también se las apaña para hacértelo pasar mal gracias a un villano realmente redondo y carismático. Os reiréis, os enterneceréis y lo pasaréis mal, lo que convierte a It en una de las experiencias más completas que se puede tener en una sala de cine ahora mismo.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.