INSIDE NO. 9. Nada que ver aquí dentro.

Título original: Inside Number 9
Fecha 1ªemisón: 5 de Febrero de 2014
Cadena: BBC / Filmin
Creadores: Reece Shearsmith, Steve Pemberton
Reparto: Reece Shearsmith, Steve Pemberton, Helen McCrory, Gemma Arterton, Katherine Parkinson, Sophie Thompson, Tamsin Greig, Aimee-Ffion Edwards, Lyndsey Marshall, Oona Chaplin, Anna Chancellor, Julian Rhind-Tutt, Julia Davis, Denis Lawson, Tim Key, Anne Reid, Ophelia Lovibond, Luke Pasqualino, Timothy West, Marc Wotton, Kayvan Novak, Poppy Rush, Sean Buckley, Rosie Cavaliero, Adam Deacon
Temporadas: 5
Episodios: 30
Género: Terror / Comedia negra
Valoración: De todo un poco y todo delicioso…

Desde hace unos años, concretamente desde que abrí FenixComics, no pasa un día sin que alguien me haga una recomendación ya sea de cómic, libro, peli o serie. Pero tal y como están los tiempos es matemáticamente imposible poder llevar al día todo lo que quisiera así que hay que ser muy selectivo a la hora de decidir en que gastar el cada vez más escaso tiempo libre. En el caso de la serie de la que hablaré hoy la clave fue la comparación con Black Mirror, una de las series de culto del siglo XXI de la que me declaro fan incondicional pese a que, por poner otro ejemplo de lo que decía del tiempo, tengo pendiente la última temporada. Tal y como me explicó el recomendador, Inside No. 9 cuenta con episodios autoconclusivos de poco menos de 30 minutos totalmente independientes entre sí tanto en temática como en registro, pudiendo encontrar mucho humor pero también drama, terror, violencia y crítica social, en ocasiones más de un género en el mismo episodio. Si bien Black Mirror ponía el foco en las nuevas tecnologías y en como estas nos afectaban cada vez más en nuestro día a día, Inside No. 9 opta por una diversidad temática mucho más amplia sin dejar de tener en el punto de mira el comportamiento humano.

Con esta serie se han coronado.

El hecho de que cada episodio vaya por libre resulta sin duda alentador, pues sabes que no vas a invertir más de media hora en algo desconocido y que las tramas no van a alargarse en exceso. El problema es cuando disfrutas tanto de la serie que realmente cada episodio se te hace cortísimo y lo único que te queda entonces es ver uno detrás de otro, por una parte emocionado de saber que nuevas intrigas te vas a encontrar y un poco triste por saber que en todo el universo que te presenta solo va a durar ese episodio. Para colmo hay episodios que dan un giro final de los que te dejan el culo roto lo que te lleva a estar más en tensión durante los siguientes esperando ver por dónde te van a llevar. Y aquí os hago una recomendación particular, no hace falta que intentéis adivinar nada, los autores os acabarán sorprendiendo igualmente, lo digo porque yo mismo lo sufrí en mis carnes en más de una ocasión hasta que finalmente opté por dejarme llevar y disfrutar de lo que fuera que me tuvieran preparado. Pese a todo reconozco que es inevitable intentar tratar de pensar en como nos van a sorprender aunque algunos giros son mucho más impactantes que otros.

En esta primera temporada de seis capítulo asistiremos a todo un tour de force en cuanto a propuestas, originales e interesantes todas ellas, metiéndonos a menudo en harina desde el primer momento para que seamos nosotros quienes averigüemos que está sucediendo y quiénes son sus protagonistas. Cada episodio cuenta con su propio elenco y a excepción del primer episodio donde encontramos más personajes la mayoría de veces bastará con tres o cuatro personajes para narrar la historia. Reece Shearsmith y Steve Pemberton, creadores de la serie, repiten en casi todos los episodios, dando muestras de una versatilidad pocas veces vista ya no solo en su imaginario sino en sus registros actorales. Todo el casting destaca por su buen hacer algo que siempre damos por hecho cuando hablamos de una serie inglesa pero que nunca está de más destacar. Del mismo modo el tiempo no pasa igual en cada capítulo, pues algunos transcurren en tiempo real mientras otros se gustan de elipsis para avanzar algo más y enfatizar el drama presentado mientras el espectador debe rellenar los vacíos para saber a que atenerse posteriormente. Por haber hay hasta un episodio mudo.

No veas que globo viendo esta serie.

No quiero contar nada del argumento de ningún episodio para no dar pie a conjeturas o ideas preconcebidas ya que la gracia de la serie, una de ellas al menos, porque realmente son todo aciertos, es sorprender al espectador tanto en lo que cuenta como en como lo cuenta. Los guiones son frescos, muy originales tanto en el punto de partida como en el desarrollo posterior, la capacidad de moverse entre el humor y el drama es fascinante ya que a menudo durante un mismo episodio reiremos a carcajadas para estremecernos poco después gracias a un giro que nadie pudo prever. Del mismo modo las historias centradas en dramas o miserias humanas son un gran reflejo de sentimientos como la codicia, la envidia, el egoísmo y la superioridad moral que hacen del ser humano un ser despreciable tanto más si no hay ni un atisbo de culpa. Lo mejor es que la capacidad de sorpresa permanece intacta de un episodio a otro ya que todos actúan de manera independiente y sin seguir un patrón ni formal ni visual.

Inside No. 9 ha supuesto un soplo de aire fresco en mi parrilla televisiva consiguiendo engancharme gracias a su original propuesta y su total falta de complejos a la hora de presentar historias distintas que puedan sacudir al espectador. Cada episodio supone una nueva oportunidad de hallar algo distinto sin perder ese aire de autenticidad que desprenden aquellos productos que están llamados a convertirse en clásicos. Solo diré que en el tiempo en que he tardado en escribir esta reseña ya he visto entera la segunda temporada y no es solo que mantenga el nivel sino que la originalidad y la capacidad de sorpresa de cada episodio siguen en todo lo alto sin que haya el menor atisbo de cansancio o repetición por parte de sus creadores.

Tiene que ser cosa de magia.

Solo diré que si fuera por mí ya habría visto todas las temporadas y en tiempo récord pero hace tiempo que, como les sucede a los protagonistas de la serie, ya no soy dueño de mi propio destino. Aunque eso, amigos, es otra historia…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.