INFERNO, la trilogía de Ron Howard se quema

Título original:
Inferno
Año: 2016
Director: Ron Howad
Guión: David Koepp (sobre la novela de Dan Brown)
Reparto: Tom Hanks, Felicity Jones, Ben Foster, Irrfan Khan, Omar Sy, Sidse Babett Knudsen, Ana Ularu, Jon Donahue, Cesare Cremonini, Xavier Laurent, Fausto Maria Sciarappa, Juan Ignacio Pita.
Sinopsis: Robert Langdon, el famoso profesor de simbología creado por Dan Brown e interpretado de nuevo por Tom Hanks, se encuentra tras el rastro de una serie de pistas conectadas con el mismísimo Dante. Cuando Langdon despierta con amnesia en un hospital italiano, se une a Sienna Brooks (Felicity Jones), una doctora que le ayudará a recuperar sus recuerdos. Juntos recorrerán Europa en una carrera a contrarreloj para desentramar una letal conspiración global.
Valoración: 5/10

 

Todos conocemos El Código Da Vinci, ya sea porque hemos visto su adaptación o porque nos hacemos los interesantes diciendo que lo hemos leído. El caso es que las entretenidas novelas de Dan Brown gozan de un gran éxito, y mayor popularidad, gracias a las dos adaptaciones cinematográficas dirigidas por uno de los pelirrojos más famosos de Hollywood: Ron Howard (Una mente maravillosa). Un director tan premiado como irregular últimamente, quien parece que le ha cogido gusto a estas aventuras de biblioteca, y que parecen cerrar una trilogía con la entrega que nos ocupa: Inferno.

Aunque puedo entender que El Código Da Vinci y Ángeles y Demonios tengan sus detractores, a mí siempre me han parecido thrillers realmente intrigantes y disfrutables que cumplen perfectamente su máximo cometido: que asistas a una trepidante y dinámica clase de historia impartida por el profesor más chulo que nunca tendrás: Tom Hanks. Por lo tanto, aún con sus dudosas citaciones históricas y sus giros de telenovela, eran buenas películas, y no como la que nos ocupa, pues Inferno es sin duda la más floja de esta trilogía. Una entrega que aunque es igual de entretenida que las anteriores, precisamente por eso, se siente repleta de monotonía, revisitando los lugares comunes de la saga. Todo se aprecia como un constante deja vú de situaciones y mecanismos, tantos narrativos como visuales.

Aun así no estamos ante un total desastre ya que es lo suficientemente rápida como para, al menos, proporcionarte un rato pasable. Y esto lo consiguen gracias al vibrante ritmo de montaje, sobre todo en su trepidante primera hora, donde el film se luce más por el acelerado cambio de escenarios, por bellos paisajes de Florencia y por la buena química entre Tom Hanks y Felicity Jones que por la propia historia. Y aunque ciertos momentos parecen sacados de una TV movie, la película sirve también (al igual que las anteriores) como una efectiva guía turística por los sitios más emblemáticos de Florencia, Venecia y Estambul. Eso, y que nunca esta de más aprender algo de historia, en este caso relacionada con Dante Alighieri.

Las (pocas) virtudes de Inferno, aparte de su buen ritmo inicial (porque el tercer acto mete un poco el freno de mano) se encuentran esencialmente en su cast. Tom Hanks sigue siendo teniendo un enorme carisma y simpatía en este personaje, incluso aunque aquí veamos un Robert Langdon más agotado que nunca, y Felicity Jones resulta ser la compañía femenina más interesante de la saga en un papel donde demuestra lo versátil que puede llegar a ser.

Otra virtud es la emocionante y efectiva BSO de Hans Zimmer, que, sin ser gran cosa, encaja a la perfección en el frenetismo de la película. Por último, decir que aunque Inferno es mínimamente pasable, es otra de las claras pruebas de que Hollywood está dinamitando sus propias sagas a base de agotamiento, en un 2016 que se ha ganado el récord de secuelas flojas e innecesarias (Independance Day, X-Men: Apocalipsis, Zoolander 2…etc)

BeYShIT

Resumiendo, Inferno es la peor de las aventuras de Robert Langdon, pero aun así supone un entretenimiento tan rápido como inocuo. Una entrega que muestra alarmantes signos de monotonía y agotamiento sólo recomendada para verdaderos fans de las novelas y adaptaciones de Dan Brown. Dejen al profesor Langdon retirarse en paz, por favor.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe