INDIE10, vol XVIII: LOOP HERO

Es momento de hablar del último fenómeno indie que hemos podido probar en los últimos meses. Aunque ya hablamos de Loop Hero en el podcast, es una necesidad poder introducirlo en esta sección e inmortalizar mediante esta reseña lo que es ya una obra maestra de la adicción multimedia. Un juego con apariencia de idle game que nos dejará de todo menos dormido en los laureles. Toca enfrentarse al bucle que presenta el juego y al propio por no poder dejar de jugarlo.

Quien lo haya jugado, que no son pocos, dados los últimos datos de ventas por parte del estudio Four Quarters, sabrá que explicar Loop Hero de manera escrita sin algo visual en lo que apoyarse es algo complicado. De esta manera, voy a simplificar el concepto del juego sin ahondar en todas las vertientes que tiene.

El mapa de la droga.

Es bastante sencillo comenzar a jugar a Loop Hero y ver que va a servir de hoja de ruta para muchos juegos que vendrán después. Justamente este juego ha tomado en consideración otros anteriores a él para poder llevar a cabo su evolución de la fórmula y darnos algo que se siente diferente y extrañamente adictivo. Por su concepto vemos referencias a los roguelike y a los idle games. En el primero, en su repetición, su sistema de desbloqueo y progresión de cara a poder avanzar, mientras que del segundo recoge esa idea de sentirnos ajenos a lo que ocurre y la automatización de las acciones del personaje durante la partida. Esto puede llevar a la idea errónea de que “se juega sólo” y Loop Hero tiene de todo para tenernos alerta como para que nos dé esa sensación.

Argumentalmente, se apoya en que ha ocurrido un fenómeno donde todo el mundo ha perdido la memoria. Nuestro héroe deberá recorrer de nuevo el mundo y, a medida que vamos colocándole localizaciones, irá recordando el camino y propiciando la aparición de los diferentes bosses para continuar avanzando los capítulos. Sus mecánicas son bastante diferentes a lo visto anteriormente. Aquí no controlamos al héroe. Tampoco peleamos como tal. Al comenzar un nuevo capítulo (el juego está separado en varios capítulos, que cambian los parámetros y porcentajes de lo que nos va a ir apareciendo a lo largo de este, así como el boss final) aparece nuestro héroe en un camino en forma de bucle. El propio camino comienza en una hoguera y vuelve a ella al final de éste. Una barra superior nos indicará el paso del día, mientras que el héroe avanza por el camino derrotando monstruos que aparecerán. Estos enemigos nos darán tanto cartas de localizaciones, como loot de armamento o materiales. Con un solo botón, podremos pausar el desplazamiento del héroe para poder hacer las gestiones que consideremos de manera más tranquila.

A por ellos, oé.

Las cartas servirán para ir rellenando el camino o los alrededores de localizaciones, que afectarán a la recogida de materiales de nuestra partida o a las condiciones de la misma. Esto quiere decir que tendremos que colocar localizaciones como la arboleda, donde al pasar cogeremos madera, pero que cada dos días genera una loborrata a la que enfrentarnos. El juego se basa constantemente en este riesgo–recompensa. Necesitamos conseguir materiales para poder hacer mejoras de manera permanente o desbloquear nuevas cartas para futuras partidas, que nos harán la vida mucho más fácil. Estos materiales serán mejores y vendrán en mayor cantidad a medida que superemos un nuevo bucle, pero, de igual forma irán haciendo más daño los monstruos. Si muere el héroe perderemos la mayoría de estos recursos. Así que tendremos que saber cuándo retirarnos a tiempo, pese a no poder llegar al boss y tener que repetir capítulo, ya que, mejorando con recursos, en un futuro, podremos llegar de sobra y avanzar mucho más seguros.

La gracia de Loop Hero y por lo que atrae es por lo adictiva que resulta esta mezcla de mecánicas porque, lo reconozco, su arte no es vistoso. De hecho, alguien que no sabe de qué va le puede resultar caótica la cantidad de información en pantalla pero, una vez se entiende el concepto, es bastante sencillo de seguir y de traducir. Los distintos tipos de héroe, además, hacen que juguemos de manera diferente nuestros bucles y descubrir las nuevas cartas siempre es un proceso que requiere cambios de estrategia. Por si fuera poco, el juego no explica que algunas localizaciones crean sinergias al ser colocadas junto a otras, convirtiendo o evolucionando alguna de ellas en algo diferente, que crea otro efecto en el mapa. Descubrir estas sinergias es parte de la gracia. A lo largo de una partida toca ir variando la estrategia ante el cambio constante de armamento y daremos bastantes vueltas a los diferentes parámetros a modificar del héroe. Hay que estar atento e ir parando la acción de cara a pensar cómo queremos ir modificando nuestra build, para poder ir aguantando todos los enfrentamientos que (recordemos), nosotros mismos hemos ido colocando en nuestro mapa en pos de mejores recursos. Al comienzo puede resultar injusta su dificultad, pero a medida que compremos las mejoras permanentes y usemos las nuevas cartas, será muchísimo más llevadero. Pese a ello, siempre hay que saber en todo momento que estrategia seguir e ir dos pasos más allá.

Aforo completo.

Loop Hero ha conseguido vender mucho más de lo que su pequeño estudio esperaba. El gran impulso de cara a que el juego se haya hecho un fenómeno es en gran parte a Devolver. El propio marketing daba a entender que confiaban plenamente en el juego y han sabido alimentar esa idea de posible “indie del año”. No iban desencaminados. Una idea lo suficientemente atractiva y novedosa, que funciona a las mil maravillas y que hace que queramos más. Hace que le pidamos al medio muchos más Loop Hero. Juegos que arriesguen y confíen en lo que hacen hasta las últimas consecuencias. Cuando se llega a algo como lo de este juego, es un gozo que nos recuerda en gran medida la razón por la que amamos los videojuegos. Y más en concreto los juegos come-horas. Es droga. Proceded con precaución.

¡Nos vemos en la Zona!

Jorge V

Graduado en Criminología en la Universidad de Alicante. Entre mis gustos de ocio se encuentran el cine, los cómics, los videojuegos y las series de TV. Siempre intento informarme antes para no tener que tragarme ningún bodrio :)

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.